¿En qué consiste la queiloplastia?

Aunque el nombre tal vez no resulte muy común, la queiloplastia es una cirugía de los labios que se hace a los fines de dar volumen y forma a los mismos. Sigue leyendo y conoce cómo es el procedimiento.
¿En qué consiste la queiloplastia?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 09 noviembre, 2021

La palabra queiloplastia deriva de las voces griegas kheilos, que significa ‘labios’, y plastos, que sería ‘moldeado’ o ‘modelado’. Y precisamente eso es. Se trata de una cirugía estética para dar forma a la parte más externa de la boca.

En este orden de ideas, la queiloplastia se puede realizar con diversos fines: para aumentar o disminuir el volumen, para corregir alteraciones y deformaciones, ya sean estas congénitas o adquiridas.

Y a pesar de que, cuando escuchamos la palabra cirugía, tal vez pensamos en un procedimiento quirúrgico complicado, no aplica en este caso. En efecto, la queiloplastia constituye una intervención sencilla que demora menos de una hora.

No obstante, se debe administrar anestesia y hay que observar los correspondientes protocolos de seguridad. Asimismo, requiere de un cierto tiempo de recuperación y de algunos cuidados posteriores.

¿Qué es y para qué se hace la queiloplastia?

Algunas personas consideran que no tienen la boca que quisieran, ya sea por causas congénitas, por traumatismos, a consecuencia de tratamientos estéticos de dudosa calidad, por falta de piezas dentales o por la edad.

El envejecimiento afecta la firmeza de la piel y el tono en los músculos alrededor de la boca. También con la edad van apareciendo pequeñas arrugas verticales en los labios, difíciles de disimular.

De allí que en ocasiones experimentamos la necesidad de someternos a tratamientos estéticos. Tales procedimientos abarcan desde la micropigmentación o tatuaje en los labios hasta las cirugías y los rellenos.

De manera particular, la queiloplastia es una alternativa quirúrgica a la que se acude para corregir pequeñas imperfecciones y lograr el objetivo de tener unos labios voluminosos. Los fines apuntan a resaltar la cresta labial, aumentar ancho de la piel expuesta, dar volumen o disminuirlo, modificar la forma o conferir estructura.

En tal sentido, la quiloplastia se recomienda para los siguientes casos:

  • Quienes tienen labios muy finos, hundidos o pequeños.
  • Los que han perdido volumen por la edad.
  • Personas que presentan asimetría o deformidad por un accidente o un defecto congénito.
  • Quienes se han hecho un tratamiento estético previo y resultó fallido.

También te puede interesar 6 tips para lucir unos labios voluminosos


Diferentes tipos de queiloplastia

De acuerdo con el fin que se persigue, el procedimiento o las técnicas empleadas, así como los materiales usados, hay varios tipos de queiloplastia. Veamos.

Chica pinta sus labios.
Los labios son muy importantes en la estética del rostro. De allí que algunas personas quieran realzarlos con una cirugía.

De aumento

Esta modalidad se aplica en personas con labios finos o para aquellas que han perdido volumen por la edad. Para el aumento de labios se aplican dos tipos de relleno: grasa de las bolas de Bichat (cúmulos en la zona de las mejillas del propio paciente) o ácido hialurónico.

De reducción

Es menos frecuente, ya que la mayoría de las personas quiere lucir labios carnosos. Sin embargo, cuando son excesivamente desarrollados y armonizan poco con el rostro se hace reducción.

Correctiva

En las personas que han sufrido traumatismos, quemaduras, lesiones o tienen alteraciones congénitas como el labio leporino, el trabajo de reconstrucción es un poco más complejo. Esto no excluye la posibilidad de usar relleno.

Primaria o secundaria

No solo se refiere al hecho de si es la primera vez que la persona se somete a la intervención, sino también a que en algunos casos la queiloplastia se realiza para corregir algún otro tratamiento realizado previamente. Por ejemplo, por complicaciones por infiltraciones de silicona.



¿Cómo se realiza el procedimiento?

El primer paso es la entrevista con el equipo médico. En esta fase se le explica al paciente todo lo concerniente a la operación y al cuidado posterior, incluyendo posibles riesgos. Se firmará el consentimiento y la documentación que se requiera.

Una vez completado el aspecto administrativo, se realiza un diagnóstico general de la salud del paciente y se escuchan sus necesidades, deseos e inquietudes. Asimismo, se toman fotografías de la zona a intervenir y se analizan.

De la evaluación del equipo médico dependerán las acciones a seguir en la fase del tratamiento propiamente dicha. Luego se pauta la fecha en la que el paciente acudirá al quirófano.

Una vez allí, se aplica anestesia, que por lo general es local. Aunque esto también depende de las determinaciones que tome el equipo médico, las preferencias del paciente y su estado de salud.

Es oportuno señalar que la queiloplastia se puede hacer en el labio superior, en el inferior o en ambos. Asimismo, se usa colágeno u otras sustancias de relleno, como el ácido hialurónico. También se emplean injertos del propio tejido o de grasa del paciente.

Dependiendo del tipo de cirugía, se realizarán las incisiones en la parte anterior o interior del labio. La intervención no dura más de una hora en total. La eliminación de los puntos de sutura ocurre una semana después de la intervención.

Ventajas y beneficios

En comparación con otros procedimientos, se asegura que la queiloplastia es una operación sencilla pero precisa. Entre sus beneficios se mencionan los siguientes:

  • Los resultados son inmediatos, aunque se aprecian mejor al cabo de unas semanas.
  • No se deforman los labios, como ocurre con otros procedimientos.
  • Las suturas quedan ocultas y las cicatrices son imperceptibles.
  • La cirugía es ambulatoria y no requiere hospitalización.
  • El procedimiento es poco invasivo y los riesgos son bajos.
Queiloplastia en un consultorio.
El procedimiento es uno de los más seguros de la cirugía estética. Dura menos de una hora y es ambulatorio.

Cuidados antes y después

Pese a lo sencillo del procedimiento, se deben tomar precauciones antes y después. Por ejemplo, hay que asegurarse que la persona no tenga alergia a los anestésicos locales o a las sustancias que se van a usar como relleno. Por otra parte, es posible que si la persona está consumiendo algún fármaco, deba suspender su uso un tiempo antes de la operación.

Con respecto a los cuidados posteriores a la queiloplastia se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Guardar reposo las primeras 24 horas.
  • No es recomendable fumar.
  • Mantener una dieta blanda durante 1 semana.
  • No abrir mucho la boca ni hacer movimientos bruscos.
  • Evitar la exposición al sol.
  • No aplicar maquillaje en la boca por lo menos durante 1 mes.
  • No hacer deporte ni ejercicios en un periodo de 72 horas.

Efectos secundarios y contraindicaciones de la queiloplastia

En los primeros días tras la operación habrá inflamación, dificultad de movilidad, hematomas, dolor y posiblemente sangrado leve. Pero estos síntomas deberían desaparecer tras la primera semana.

Por otra parte, la queiloplastia está contraindicada en casos tales como los siguientes:

  • Enfermedad cardiovascular.
  • Herpes labial.
  • Mujeres embarazadas o en lactancia.

Labios sensuales pero seguros

Si bien la queiloplastia se presenta como un procedimiento quirúrgico bastante sencillo, no hay cirugía totalmente exenta de riesgo. En este y en todos los casos siempre existen posibilidades latentes de complicaciones.

Ahora bien, estos riesgos se pueden minimizar controlando los diversos factores. Por ejemplo, se debe contactar a un profesional cualificado y certificado. Luego hay que asegurarse de que el procedimiento se va a realizar en un ambiente controlado y siguiendo los protocolos.

Por otra parte, los resultados definitivos de la queiloplastia se aprecian cuando ya ha transcurrido 1 mes. Sin embargo, los efectos pueden disminuir con el tiempo.

Te podría interesar...
Cómo tener labios más voluminosos de manera natural
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo tener labios más voluminosos de manera natural

¿Sabías que es posible tener unos labios carnosos de manera natural y sin cirugías? ¡Conoce algunos secretos en este artículo!



  • Escolano F, Sánchez Navas S. Anafilaxia en anestesia. Revista Española de Anestesiología y Reanimación. 2013; 60(1): 55-64.
  • Hermoza J. Paniculitis fibrosante por silicona líquida. Dermatol. Perú. 2004; 14(3): 201-203.
  • Raffalli C. ¿Debo operarme?: verdades, ventajas y riesgos de la cirugía plástica. Caracas: Libros de El Nacional, 1999.
  • Saltos A. Prevalencia de complicaciones en queiloplastia en niños; Fundación Rostros Felices, periodo 2008 - 2012. Guayaquil: Universidad Católica de Santiago, 2014.
  • Sánchez Guerrero F. Evaluación de los resultados de la Queiloplastia unilateral mediante técnica de Millard, desde la percepción de los padres durante el proceso posquirúrgico, en cirugías realizadas en el Hospital Pediátrico Baca Ortíz. Quito: Pontificia Universidad Católica del Ecuador, 2010.
  • Silva O, Ramos A, Capelozza L. La influencia de la queiloplastia y de la forma del arco dentario superior en fisurados de labio y paladar. Rev. esp. Ortod. 1991; 21(3): 237-249.
  • Sosa-Vesga C, Arenas-Camacho L, González Moreno C, et al. Complicaciones postquirúrgicas en intervenciones correctivas de labio y paladar hendido en pacientes pediátricos de un hospital de tercer nivel en Bucaramanga, Colombia 2013-2016. Medicas UIS. 2018;  31(2): 25-32.