Receta de detergente ecológico casero

Prepara un detergente ecológico casero, con ingredientes naturales. Puedes usarlo para lavar la ropa o limpiar los pisos. Es económico y saludable, para ti, tu familia y el medioambiente.
Receta de detergente ecológico casero
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 09 octubre, 2022

Los químicos que componen los productos para la ropa suelen ser contaminantes del medioambiente, y podrían tener efectos en la salud. Por eso, en este artículo te enseñamos una receta de detergente ecológico casero, asequible y fácil de preparar.

La eficacia de los detergentes naturales ha sido avalada por los científicos. De hecho, cada vez es más común encontrar productos de limpieza que incluyen a agentes de este tipo. La sábila, el bicarbonato de sodio, aceites esenciales, cítricos y demás se incluyen dentro de los ingredientes de productos comerciales.

Hay muchas razones por las cuales preparar una receta de detergente ecológico casero. Reducir los costes en la lista de compras de productos de limpieza es quizá el mayor aliciente. Antes de enseñarte cómo hacer un detergente natural casero veamos las complicaciones asociadas a los detergentes comerciales.

¿Qué hay de malo en los detergentes tradicionales?

En los anuncios publicitarios, ya sea en TV o en el mismo supermercado, se atribuyen maravillas a los detergentes. Se dice que tienen exquisitas fragancias, que dejan la ropa limpia y hasta pueden eliminar manchas difíciles.

Si bien no se cuestiona su eficacia para la limpieza, estos detergentes comerciales pueden traer algunos problemas para la salud y para el medioambiente. Al respecto, se señala en las investigaciones que los mismos se encuentran entre los mayores contaminantes de la naturaleza en el mundo entero.



Con estos productos para la limpieza o el lavado de la ropa otro problema que se presenta son las posibles reacciones alérgicas que desencadenan, tanto desde el punto de vista respiratorio como en la piel. Esto es algo que se observa, particularmente, en las personas que trabajan en fábricas de detergentes, según refieren los estudios sobre el tema.

Y si queremos añadir más elementos a la argumentación, debemos mencionar que los detergentes comerciales tienen un costo mucho mayor que el que supondría el uso de otras alternativas, ambientalmente más amigables.

Beneficios de preparar tu propio detergente ecológico casero

Aunque no se trata solo de encontrar una alternativa un poco más económica, no hay dudas de que este es un punto a favor de elaborar un detergente ecológico casero.

hogar-ecologico

Pero el verdadero objetivo que se busca con esto es rodearnos de elementos más saludables, tanto para el propio cuerpo como para el medioambiente.

El detergente ecológico casero no solo deja la ropa suave y limpia, quizá sin las fragancias artificiales que contienen los productos comerciales, además es natural y 100 % biodegradable,

Los productos biodegradables son aquellos que contienen ingredientes que se descomponen o se degradan en un corto tiempo de manera natural, reduciendo el impacto en los suelos, las aguas o la capa vegetal.

Esto significa que, al ser degradados por el medioambiente y los microorganismos que habitan en él, tardan poco tiempo en desaparecer, evitándose su acumulación y reduciendo los efectos y consecuencias de la contaminación ambiental.

3 recetas para hacer un detergente ecológico casero

detergente

1. Receta de detergente líquido casero

Debido a su versatilidad esta receta de detergente líquido casero es la más práctica de todas nuestras opciones. Es muy fácil de preparar, solo debes prestar atención a las indicaciones siguientes:

Implementos

  • Rallador o procesadora de cocina.
  • Báscula de precisión para pesar las cantidades.
  • Un envase de 2 litros para guardar el detergente casero.

Ingredientes

  • 75 gramos de jabón natural a base de aceites esenciales.
  • 1 vaso de bicarbonato de sodio.
  • 1,5 litros de agua.
  • 20 gotas de algún aceite esencial con aroma (lavanda, rosa mosqueta u otro).


Preparación

  • Ralla la pastilla de jabón natural.
  • Coloca en el interior del envase.
  • A continuación, añade el bicarbonato de sodio.
  • Caliente el litro y medio de agua hasta que hierva.
  • Verte poco a poco, agita de vez en cuando la botella para que los ingredientes se integren.
  • Una vez mezclados, añade las 20 gotas de aceite esencial.

Almacenamiento

Debes almacenar el detergente en un recipiente cerrado y mantenerlo en un sitio seco. Después de una semana verás que la textura del mismo habrá cambiado, pero se puede utilizar sin problemas hasta terminarlo.

2. Receta de detergente en polvo casero

También puedes preparar detergente ecológico casero en polvo con solo unos pocos ingredientes. Veamos qué necesitas y qué debes hacer.

Implementos

  • Báscula para pesar las cantidades.
  • Un recipiente con tapa para almacenar la preparación (de preferencia de vidrio).

Ingredientes

  • 200 gramos de jabón natural.
  • 150 gramos de percarbonato sódico.
  • 80 gramos de bicarbonato de sodio.

Preparación

  • Mezcla todos los ingredientes en un recipiente.
  • Si deseas que el polvo sea más fino, puedes pasar la mezcla por un tamizador.

Almacenamiento

  • La preparación debe almacenarse en un recipiente de vidrio con tapa.
  • Es importante que la mezcla no esté expuesta a la humedad. Al hacerlo pueden aparecer grumos.

3. Receta de detergente ecológico casero líquido

Finalizamos esta selección de recetas con otra para hacer un detergente natural casero líquido. Se perfila como una alternativa a la que presentamos inicialmente.

Implementos

  • Balanza o báscula para pesar las cantidades.
  • Un recipiente de plástico para almacenar la preparación.

Ingredientes

  • 12 gotas de aceite esencial de lavanda (o cualquier otro aceite esencial de tu preferencia).
  • 10 gotas de limón.
  • 1 litros de agua destilada.
  • 70 gramos de jabón natural.

Preparación

  • Diluye los gramos de jabón natural en el agua destilada. Asegúrate que la mezcla quede completamente homogénea.
  • Añade las 12 gotas del aceite esencial y agita la mezcla. Luego, haz lo propio con las gotas de limón.
  • Sigue agitando hasta que todos los ingredientes se mezclen entre sí.

Almacenamiento

Solo debes añadir la preparación en un recipiente de plástico con tapa. Para mayor comodidad, puedes usar uno que cuente con un atomizador.

¿Cómo usar un detergente casero ecológico?

La cantidad de detergente ecológico casero que debes poner en la lavadora es la misma que utilizas normalmente con el jabón comercial. No notarás la diferencia al usarlo, en cuanto a la limpieza, pero sí en tus finanzas al final de mes. Por supuesto, debes seguir usando guantes y mascarillas, estas últimas cuando operes en un ambiente con poca ventilación.

Te podría interesar...
4 maneras de desinfectar los trapos de cocina
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 maneras de desinfectar los trapos de cocina

Estos son los mejores trucos para eliminar las bacterias de los trapos de cocina, no dudes en limpiarlos o reemplazarlos cuando lo consideres neces...



  • Alcivar Tejena G. Afectación respiratoria en personal expuesto a polvos inorgánicos en una industria de detergente. Revista San Gregorio. 2019; 31: DOI: http://dx.doi.org/10.36097/rsan.v0i31.942
  • Cruz Gómez A. Procesos de elaboración de detergentes ecológicos a base de productos naturales. Lima, Perú: Universidad César Vallejo, 2020.
  • Dykewicz, M. S. (2009). Occupational asthma: current concepts in pathogenesis, diagnosis, and management. Journal of Allergy and Clinical Immunology, 123(3), 519-528.
  • Insua D, Pérez García C, Morales Monteagudo A, et al. Evaluación ecotoxicológica de detergentes comerciales y naturales, como criterio de contaminación ambiental. REDVET. Revista Electrónica de Veterinaria. 2010; 11(3B): 1-9.
  • Kogawa AC, Cernic BG, do Couto LGD, Salgado HRN. Synthetic detergents: 100 years of history. Saudi Pharm J. 2017 Sep;25(6):934-938.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.