Receta de flan de caqui y chocolate

24 Febrero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por Nutrición y Dietética Anna Vilarrasa
Un postre tradicional con dos ingredientes exóticos que llegaron para quedarse. ¿Sabías que puedes combinar caqui y cacao? Descubre cómo hacerlo.

Los principales protagonistas de la receta de flan de caqui y chocolate son la fruta y el cacao. Ambos en auge gracias a su valor nutritivo y cada vez más más presentes en el mercado.

Un postre sencillo y con un sabor y textura sorprendentes que gusta tanto a pequeños como mayores. Una receta que seguro repetirás a menudo.

Una receta con un gran potencial saludable

El caqui y el cacao son dos alimentos saludables para introducir en la dieta diaria. Además, son muy versátiles en la cocina y admiten variadas preparaciones: macedonias, batidos, con yogur, en ensaladas o postres.

El caqui es una fruta originaria del Japón y la China, aunque a día de hoy es muy popular en otros países del mundo. Se conocen múltiples variedades y todas ellas destacan por su delicado sabor. 

A nivel nutritivo cabe señalar su elevado contenido de agua, fibra y vitaminas. En su caso en particular sobresalen la A y la C. También aporta antioxidantes y otros componentes con interesantes efectos sobre la salud.

El cacao, en cambio, procede del continente americano. Conocido como alimento de los dioses por los incas se hizo muy popular en Europa debido a su uso como medicamento. 

En su forma original no contiene el azúcar añadido del chocolate. Tomado así es la mejor manera de aprovechar sus posibles propiedades para el organismo (aunque los expertos señalan que es necesaria más evidencia científica):

  • Protección del sistema cardiovascular a través de la reducción de la presión arterial.
  • Antioxidante.
  • Mejorador del riego sanguíneo en el cerebro.
Cacao sin azúcar.
El cacao es un producto muy apreciado por su sabor al que se le atribuyen características beneficiosas para el sistema cardiovascular.

Lee más: Propiedades del cacao

Formas de preparar flan de caqui y chocolate

A la hora de elaborar postres saludables se pueden obtener resultados óptimos con unos pocos ingredientes. Y algunas veces las frutas son las grandes protagonistas.

Los flanes son, sin duda, un postre muy tradicional en muchos países. Se pueden preparar de las formas más variadas que uno se pueda imaginar y añadir ingredientes y sabores múltiples.

Se cuecen al horno o al baño maría, se les añaden frutas en su receta más tradicional, o se incorporan bebidas vegetales y versiones sin azúcar. Aunque algunos son más recomendables que otros para comer a diario, todos representan un éxito indudable.

Opción 1: flan de caqui y chocolate sin azúcar, huevos ni leche

Con un poco de cacao puro y unos caquis maduros se prepara este postre. No precisa más ingredientes y se cocina en tan solo unos minutos.

Ingredientes para preparar 6 raciones

  • 800 gramos de caquis (peso de la fruta pelada y cortada).
  • 60 gramos de cacao puro en polvo.

Cómo cocinarlo

  1. El primer paso es pelar y cortar el caqui en pedazos de tamaño mediano. Introducir en un vaso de batidora y triturar hasta obtener una crema.
  2. A continuación añadir el cacao y luego volver a triturar hasta que todo queda integrado de forma homogénea. 
  3. Después verter en moldes para flan individuales y tapar con papel de aluminio. Introducir en el frigorífico unas 6 horas como mínimo y, si es posible, hasta el día siguiente. 
  4. Pasado este tiempo, al retirar del frigorífico se observa una textura mucho más cremosa. Aunque puede ser un poco distinta a la del flan tradicional, el resultado es espectacular y muy sabroso. 

En este caso se trata de una receta para postres saludables. Sin azúcar añadido, ya que se endulza con la propia fruta. Así que es casi lo mismo que comerla entera con un poco de cacao puro.

Además, es apto para personas con intolerancias y alergias comunes como son al huevo y a la leche. También apto para celíacos si el cacao puro está certificado con la espiga barrada (no presenta peligro de  contaminación cruzada ni tiene harina añadida).

Para aquellos que prefieran un toque más dulce se puede añadir algún tipo de edulcorante. Si bien es preferible acostumbrar el paladar al sabor original de la fruta, siempre existe la posibilidad de agregar un toque de canela o vainilla para potenciar el sabor. 

Opción 2 para el flan de caqui y chocolate: con huevo

El flan más tradicional, pero preparado en casa y con la fruta como ingrediente principal.

Ingredientes necesarios

  • 500 gramos de caquis maduros.
  • 40 gramos de cacao puro en polvo.
  • 5 huevos.
  • 150 gramos de azúcar.
  • 100 gramos de azúcar para el caramelo. 

Paso a paso

  1. Primero pelar y trocear los caquis. Reservar.
  2. A continuación preparar el caramelo. Para ello poner el azúcar en un cazo con un poco de agua y dejar cocer hasta que el color oscurece. Verter en el fondo del molde para preparar el flan.
  3. En un bol o en el vaso de la batidora introducir la fruta cortada y triturar junto con el cacao. La consistencia de la masa debe ser espesa y homogénea. 
  4. En otro cuenco batir los huevos con el resto del azúcar y unirlo con la mezcla anterior. A continuación, verter en el molde con el caramelo.
  5. Para cocer el flan hay que introducir el molde en una bandeja o recipiente con agua y hornear a baño maría. Estará al punto cuando al pinchar con una aguja salga del todo limpia.
  6. Retirar del horno y reservar con el fin de enfriarlo del todo. Después es necesario introducir en la nevera un mínimo de dos horas. Es recomendable preparar el flan de un día para otro, ya que de esta forma gana más sabor. 
  7. Para reducir el aporte de azúcar de esta preparación se puede elaborar sin el caramelo y decorar con unos frutos secos picados por encima una vez desmoldado. 
Caquis o palo santo para un flan.
El dulzor del caqui combina con la intención de estos postres que pueden ser saludables sin el añadido de azúcar.

Más recetas sanas: Prepara una deliciosa crema de cacao vegana y saludable

Lo esencial sobre esta receta

Las dos versiones se preparan con relativa facilidad y en poco tiempo. Por esto se puede convertir en un habitual de muchos momentos del día, como el desayuno, la merienda o un tentempié.

Sin embargo, es más recomendable elaborar la primera para un consumo habitual y dejar la segunda (con el azúcar añadido) para ocasiones especiales.

A la hora de servir el flan de caqui y chocolate se puede decorar con una galleta o barquillo. También espolvorear con unos frutos secos troceados.

Sin duda alguna permite introducir más raciones de frutas en la dieta y aumentar su variedad. El llamativo color del caqui devela el interesante aporte de vitaminas, antioxidantes y betacarotenos.

Y para los amantes del chocolate se obtiene un sabor parecido, aunque con un toque más amargo al que también es necesario habituarse. Pero es la mejor forma de aprovechar los beneficios del cacao ya valorados por las culturas mexicanas hace muchísimos años.

  • Butt MS, et al. Persimmon (Diospyros kaki) fruit: hidden phytochemicals and health claims. Experimental and Clinical Sciences Journal. Mayo 2015. 14:542-561.
  • Latif, R. Chocolate/cocoa and human health: a review. The Netherlands Journal of Medicine. Marzo 2013. 71(2):63-8.
  • Montagna MT, et al. Chocolate, "Food of the Gods": History, Science, and Human Health. International Journal of Environmental Research and Public Health. Diciembre 2019. 16(24):4960.