Receta de flan de melocotón: paso a paso

Gracias a la fruta, la textura y el sabor, este postre tradicional va a sorprender a todos los comensales. Sigue el paso a paso para elaborar cualquiera de las 2 versiones que te traemos.
Receta de flan de melocotón: paso a paso
Anna Vilarrasa

Escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa el 25 marzo, 2021.

Última actualización: 25 marzo, 2021

¿Alguien tiene ganas de acabar una comida con un postre dulce, pero ligero? Entonces es necesario apuntar este flan de melocotón, pues se convertirá en una de las mejores opciones. Tanto para los días especiales como para una merienda o un desayuno delicioso, aquí está la respuesta.

Un dulce fácil de preparar y con un resultado riquísimo

El flan es uno de los postres más antiguos y tradicionales que se conocen. Los griegos consideraban los huevos como un alimento terapéutico y lo mezclaban con leche para elaborar una especie de flan aromatizado con pimienta.

Durante la Edad Media se convirtió en un postre habitual de la época de cuaresma y desde Europa se extendió a América. Hasta el día de hoy, en que se encuentran múltiples variedades con distintos sabores e ingredientes añadidos. 

Una de ellas es la presencia de frutas entre sus componentes. Con ello se obtiene una textura ligera y un agradable dulzor natural con el que no es necesario añadir azúcar si no se desea. Una forma más de sacar provecho del tesoro nutricional de las frutas.  

Estas dos versiones de flan de melocotón se pueden elaborar en casa sin problemas. Con pocos ingredientes y algo de tiempo para la cocción se obtiene un resultado muy sabroso. Además, uno de ellos es apto para veganos y sin necesidad de usar el horno.

Ingredientes necesarios para cocinar un flan de melocotón en el horno

  • 280 gramos de melocotón.
  • 375 mililitros de leche condensada.
  • 200 mililitros de leche.
  • 3 huevos.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 1 cucharada de agua.
  • El zumo de medio limón.
Melocotón para preparar flan.
El melocotón es una fruta que aporta nutrientes y el dulzor necesario para evitar azúcares añadidos.

Paso a paso

  1. Para empezar la receta hay que poner el azúcar en una sartén antiadherente con el agua y el zumo de limón. Esto sirve para preparar el caramelo. También se puede comprar elaborado, pero hacerlo no tiene ninguna dificultad.
  2. Dejar unos minutos mientras adquiere color y consistencia. Cuando está en el punto, verter en el fondo del molde o de los moldes individuales.
  3. Acto seguido preparar la fruta. Lavar, pelar y triturar los melocotones.
  4. Poner el puré de fruta encima del caramelo en los moldes. Reservar 2 cucharadas para el resto de la elaboración.
  5. Como último paso, cocinar el flan propiamente dicho. Batir bien los huevos y cuando están en su punto añadir la leche y la leche condensada. Mezclar bien estos 3 ingredientes y después añadir el melocotón reservado.
  6. Rellenar el molde con el líquido y dejar cocer al baño María dentro del horno a 180 grados centígrados. Con unos 30 minutos es suficiente. 
  7. Una vez fríos, desmoldar y servir acompañado de un poco de nata batida o fruta fresca troceada.

Si no es temporada de melocotones frescos o no se tienen a mano, se pueden sustituir por melocotón en almíbar. El resultado es el mismo con el dulzor añadido del azúcar que contienen estos últimos.

Prepara más recetas: Crumble de melocotón

Flan de melocotón apto para veganos

Otra variante del mismo postre que es apta para veganos y no necesita horno para cocinarlo es la siguiente. Sigue el listado de ingredientes y el paso a paso que te traemos a continuación.

Ingredientes

Para el flan necesitas lo siguiente:

  • 3 melocotones.
  • 250 mililitros de bebida de almendras sin azúcar.
  • 3 dátiles.
  • 1 cucharada sopera de almendra molida.
  • 2 cucharadas de maicena.
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo.

Para decorar el postre:

  • Mermelada de melocotón o de otras frutas. Se puede usar una comprada o alguna versión casera.
  • Almendra en granito.
  • Sirope de agave.
  • Canela en polvo.
  • Hojas de menta fresca.

Cómo elaborarlo

  1. En primer lugar, lavar, pelar y cortar los melocotones. Se puede emplear un pelador de verduras para desperdiciar menos fruta. Trocear los dátiles y retirar el hueso.
  2. Poner a calentar en un cazo 200 mililitros de bebida de almendras y reservar los otros 50. Añadir el melocotón y los dátiles y cocer hasta que tengan una textura blanda.
  3. A continuación, triturar bien con una batidora o robot de cocina. Después añadir la almendra molida y la canela en polvo, integrar todos los elementos y dejar en el fuego a nivel bajo.
  4. Mezclar la maicena con la bebida de almendras restante. Una vez disuelta, verter en el cazo con el resto de la preparación y remover sin parar. Dejar cocer hasta que la textura queda espesa.
  5. En este momento rellenar los moldes individuales para flan. También son válidos los de magdalenas o muffins. Dejar templar, cubrir con papel film e introducir en la nevera. Mantenerlos fríos por un día entero.
  6. En el momento de servir, desmoldar el flan con cuidado. Se puede decorar con un poco de mermelada o sirope de agave por encima para sustituir el caramelo.
Tarta de melocotón.
Además del flan, esta fruta admite recetas variadas, como tartas y tarteletas que también acompañan postres o meriendas.

Recomendaciones finales para disfrutar del mejor flan de melocotón

Uno de los puntos fuertes de este postre es que está elaborado con ingredientes frescos y saludables (como los huevos y la leche) y poca azúcar. Además, se acompaña de la presencia de fruta que le aporta el dulzor justo.

Por lo tanto, es una buena opción para sustituir los flanes comerciales si somos grandes consumidores de ellos. En este caso, puede ser preferible evitar el caramelo.

El melocotón es una de las frutas de verano por excelencia, pero también se encuentra en el mercado a partir de la primavera. Durante el resto del año es posible preparar el flan con la fruta en almíbar o bien sustituir por otras opciones, como la piña, la manzana o la naranja.

Como todas las frutas, destaca por su aporte de agua y azúcares naturalmente presentes en el alimento. Por esto es ligero. Pese a no ser una de las más señaladas en cuanto a nutrientes, también contiene fibra, vitamina A, carotenos, potasio, magnesio y selenio.

Las piezas más sabrosas son las más maduras y blandas. Sin embargo, también son muy delicadas y se estropean rápido. Es preferible elegir aquellas que presentan la piel lisa, sin magulladuras o golpes y un poco tiernas (pero no muy blandas).

Una vez preparado el flan, aguanta bien en el frigorífico unos 4 días sin estropearse. Es necesario esperar a que se enfríe para desmoldar, pues de lo contrario podría desmontarse.

En fin, para todas aquellas personas amantes de este dulce típico, solo les queda ponerse manos a la obra y disfrutar de un flan de melocotón muy fácil de elaborar.

Te podría interesar...
Deliciosos postres de frutas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Deliciosos postres de frutas

Según la elaboración y presentación, los postres de frutas pueden ser una opción ideal para diversas ocasiones. Ciertamente son muy versátiles.



  • Food Safety. Tabla de conservación de alimentos fríos. Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. Enero 2021.
  • Larousse de cocina online. Flan.
  • McGee H. La buena cocina. Cómo preparar los mejores platos y recetas. Editorial Debate. 2010.