Relaciones a distancia: cuáles son las claves del éxito

Se cree que las relaciones a distancia no pueden prosperar debido a la falta de contacto físico. Sin embargo, estas parejas suelen tener éxito si saben vivir en etapa de enamoramiento.
Relaciones a distancia: cuáles son las claves del éxito
Bernardo Peña

Revisado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 18 abril, 2021.

Escrito por Yamila Papa Pintor, 10 agosto, 2018

Última actualización: 18 abril, 2021

La vida moderna y la tecnología nos permiten muchas cosas, entre ellas tener relaciones a distancia. Estas, como cualquier otra, presentan una serie de ventajas y desventajas (que serán más o menos acentuadas según sea el caso). Sin embargo, por lo general, se suele hacer un gran énfasis en el número de kilómetros que separa al uno del otro.

Efectivamente, la distancia física es un inconveniente, pero eso no es todo lo que gira en torno a la relación. Con esto no queremos decir que no sea difícil sobrellevarla, sino que hay mucho más para tener en cuenta que la distancia física al final del día.

Además, hay que tener en cuenta que la idea de muchas parejas que están a distancia es juntarse en algún momento. Mientras eso ocurre, lo que se intenta es buscar un equilibrio, aplicando algunas claves, como las que vamos a comentar a continuación.

Las relaciones a distancia tienen vínculos más estrechos

Quizás se hayan conocido por internet y cada uno vivía en el extremo opuesto del planeta. Tal vez por cuestiones laborales uno de los dos se mudó a una ciudad muy lejana y el otro tuvo que quedarse. O incluso puede que estén a pocos kilómetros de distancia, pero por sus obligaciones no se vean a diario. ¡Para casos, los colores!

Las relaciones a distancia no son algo nuevo, aunque es cierto que pareciera que son cada vez más frecuentes por el modo en que avanza la sociedad. No obstante, a diferencia de lo que ocurría antaño, hoy en día las parejas cuentan con una serie de facilidades para comunicarse, gracias al internet, las redes sociales y los distintos servicios de mensajería instantánea.

Antes, generalmente las parejas que mantenían una relación a distancia lo hacían porque uno de los dos se había tenido que ir a la guerra o a prestar un servicio lejos de su lugar de origen. Se escribían cartas y esperaban durante semanas o incluso meses la respuesta.

En el pasado, llegar a un destino también era mucho más complicado que hoy en día, por el tipo de conexiones, entre otras cuestiones. Hoy, no es tan complicado (aún cuando existan excepciones).

Las relaciones a distancia tienen vínculos más estrechos.
Las relaciones a distancia permiten establecer vínculos más estrechos y conexiones más profundas, pero eso no anula la necesidad de contacto físico.

Éxito en las relaciones a distancia

Aunque parezca algo extraño, las relaciones a distancia pueden ser más exitosas que las convencionales. ¿Por qué? Porque el vínculo que generan esas dos personas suele ser más estrecho. El simple hecho de no verse todo el tiempo les lleva a esforzarse más cada vez que están juntos, ya sea personalmente o a través de una pantalla.

Las parejas que viven lejos tienen un mayor grado de intimidad, aprovechan al máximo el tiempo disponible y superan todo tipo de barreras: idiomas, kilómetros, medios de comunicación…

Las relaciones a distancia permiten prolongar la llamada “etapa de enamoramiento” en la cual idealizamos al otro y continuamente pensamos en esa persona. En las relaciones convencionales, esa situación acaba con la rutina y con la convivencia.

Echarse de menos también puede ser positivo, porque el encuentro se planifica al detalle y con muchas ansias. El tiempo que pueden pasar juntos será de mayor calidad, porque no lo “usarán” para pelear ni discutir.

“Si nos vemos un fin de semana cada tanto, no gastemos el tiempo en discutir” sería el pensamiento recurrente. Lo mismo aplica para el sexo, los dolores de cabeza o las excusas se dejan de lado.

Claves para que las relaciones a distancia funcionen

La primer pregunta que se genera cuando decidimos tener una relación a distancia es: ¿merece la pena esa separación física? O bien, ¿podemos tener éxito?

Si has iniciado un romance con estas características o estás a punto de hacerlo, ten en cuenta estas claves.

1. Evalúa la situación

Como primera medida, debes hacer un trabajo de introspección y ser muy consciente de la decisión que tomarás. Las relaciones a distancia no siempre son como en las películas. Evalúa si serás capaz de soportar tantos días, semanas o incluso meses de separación o de no verte con tu pareja.

Ten en cuenta algunas cuestiones como, por ejemplo, cuántas veces se podrán ver y bajo qué condiciones (quién tendrá que viajar, en qué momento del año, cuánto dinero se necesita). Asimismo, debes plantearte si quieres una relación duradera, qué sucederá en el futuro cuando decidan convivir o asentarse, etc.

2. Establezcan normas

Una vez que hayas aceptado la relación a distancia, algo realmente importante es acordar algunas reglas. Dejen todas las cosas en claro. Por ejemplo, en qué horarios pueden llamarse. Quizás cuando para uno es de día para el otro es de noche y es complicado congeniar teniendo en cuenta las obligaciones y tareas.

Otra cuestión muy importante es establecer y planificar los encuentros: en navidades, para las vacaciones, para un feriado, los fines de semana, etc.

Organizar el calendario con anticipación les permitirá por un lado ansiar que llegue el momento y, por el otro, hacer lo posible por que suceda (por ejemplo ahorrar el dinero para los boletos de avión).

3. Mantengan el contacto

Las relaciones a distancia son posibles.
¡Son muchos los métodos disponibles en la actualidad para mantener el contacto!

Hoy en día, con la tecnología no tenemos excusas. Solo se necesita conexión a internet y un dispositivo electrónico. Es realmente importante establecer una comunicación con cierta periodicidad.

Las relaciones a distancia sin comunicación fluida no prosperan porque los seres humanos necesitamos cierto contacto, al menos a través de una pantalla.

Aunque se trate de cinco minutos al día, contar al otro las experiencias de la jornada y aquello que nos sucede permite reforzar el vínculo y mantener la complicidad o la sintonía. Hablen de cosas mundanas, de cualquier situación que haya sucedido… Pero también incluyan conversaciones sobre sueños, planes, futuro y objetivos.

Pueden variar el medio de comunicación para que no sea todo tan monótono: vídeollamada, teléfono, mensajes, audios, correos electrónicos o incluso cartas a la vieja usanza.

4. Acepta los cambios que puedan surgir

En las relaciones en general, hay cuestiones que escapan de nuestras posibilidades. ¡Imagina lo que sucede entonces cuando estamos con alguien que se encuentra a varios kilómetros de distancia!

Es muy importante adaptarse a los cambios: que no funcione internet, que uno se quede dormido por la diferencia horaria, que tenga que estudiar, que modifiquen el horario laboral, etc.

Nada ni nadie te garantiza que una pareja tenga futuro. En el caso de las relaciones a distancia quizás requiera de mayor esfuerzo por no estar cerca. Sin embargo, si ambos se quieren y tienen los mismos objetivos, la distancia es sólo un obstáculo más que deben sortear juntos.

Te podría interesar...
Relaciones abiertas: ¿merecen la pena?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Relaciones abiertas: ¿merecen la pena?

¿Crees en las relaciones abiertas? ¿Cualquier persona puede tener ese tipo de relación? ¿Abiertos o infieles? Descubre la verdad sobre las parejas ...