Remedios caseros que ayudan a bajar la fiebre

Carolina Betancourth·
08 Junio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande al
20 Noviembre, 2019
La fiebre no es una enfermedad, sino un síntoma que indica que el cuerpo está tratando de combatir una infección o enfermedad.

La fiebre es un aumento de la temperatura corporal por encima de los 37 °C.  Sin embargo, la temperatura alta en sí misma suele ser inofensiva y, probablemente, útil. De hecho, no es una enfermedad, sino una señal de que el cuerpo está tratando de combatir una enfermedad o infección.

Las infecciones causan la mayoría de las fiebres. Es decir que, si tienes fiebre, es porque tu cuerpo está tratando de matar el virus o las bacterias que causaron la infección.

La mayoría de estas bacterias y virus sobreviven bien cuando el cuerpo está a su temperatura normal. Pero si tienes fiebre, es más difícil para ellos sobrevivir. Por lo tanto, la fiebre también es una señal de la activación del sistema inmunitario de tu cuerpo. Así, el organismo mata a los microorganismos al exponerlos a un medio “poco amigable” y, luego, los expulsa.

La fiebre es más frecuente en los niños que en los adultos. Esto sucede porque el sistema inmunitario de los niños está desarrollando sus defensas contra los diferentes agentes extraños que están en el ambiente.

¿Cómo actuar ante un caso de fiebre?

La fiebre debe ser considerada como un indicio de algún problema de salud que requiere atención. Lo primero que se debe hacer es medir la temperatura y hacer un monitoreo constante.

Seguramente, notarás que la persona con fiebre comienza a sudar mucho. El sudor es, justamente, el modo en que el cuerpo elimina el calor excesivo y enfría el cuerpo. Para evitar la deshidratación por el sudor profuso, es fundamental hidratarse.

Como recomiendan los expertos de Mayo Clinic:

  • Si la fiebre se mantiene por debajo de los 40 grados, lo ideal es guardar reposo y beber mucho líquido, agua sobre todo.
  • Si la fiebre se mantiene alrededor de los 40 grados y no baja, es importante acudir al médico de inmediato. En especial si la fiebre cursa con otros síntomas como: diarrea, convulsiones, hinchazón, erupción cutánea o dificultad para respirar.
fiebre3

Lee también: Descubre la importancia de tener un botiquín en casa

Remedios caseros para bajar la fiebre

Existen varios remedios naturales que puedes tener en cuenta para ayudar a bajar la temperatura alta. Ten en cuenta que su efectividad no está asegurada al 100 % en todos los casos y que en ningún caso pueden sustituir ni la consulta ni el tratamiento médico.

Milenrama y menta

Según estudios, la milenrama tiene propiedades que reducen la temperatura corporal y, además, posee propiedades digestivas que ayudan a combatir parásitos y bacterias.

En estos casos, se recomienda preparar una combinación de milenrama con menta (con propiedades antimicrobianas y antivirales comprobadas) y sauco (también hay estudios que confirman su utilidad para tratar enfermedades como la gripe).

Salvia

Se dice que otro buen remedio para regular la temperatura corporal es la salvia. Sin embargo, es necesario aclarar que este no figura entre los efectos medicinales principales que se le atribuyen a esta planta.

De igual modo, la medicina tradicional recomienda hervir una taza de agua (250 ml) y agregarle 25 gramos de salvia fresca, 5 gramos de miel y 3 cucharadas de jugo de limón.

Te puede interesar: Fármacos antipiréticos

Agua e infusiones

fiebre

Independientemente del método que se utilice para bajar la fiebre, es muy importante tomar mucho líquido, ya que el cuerpo se va deshidratando. En lo posible se debe beber mucha agua, así como jugos naturales, infusiones y caldos.

Cáscara de limón y cebada

En el ámbito popular, se dice que este remedio puede ser útil para reponer líquidos después de haber sudado por la fiebre. Para ello, las recetas populares indican colocar en un litro de agua hirviendo las cáscaras de un limón y 2 cucharadas de cebada, a la cual se le atribuyen propiedades antifebriles. Se deja reposar 12 horas y se consume durante el día.

Nota final

Los expertos en salud indican que “el paracetamol (acetaminofeno) o un AINE por lo general reducen la fiebre y mejoran el estado de la persona afectada, aunque en la mayoría de los casos, este tratamiento no es crucial”.

En caso de tener fiebre, lo más recomendable es que te mantengas bien hidratado (bebiendo abundante cantidad de agua), descanses y te mantengas fresco. Evita arroparte en exceso, pues esto podría resultar contraproducente.

Adicionalmente, recuerda ventilar tu habitación a diario, por lo menos durante unos 10 minutos.

  • Fiebre. https://medlineplus.gov/spanish/fever.html
  • DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DE LA FIEBRE EN LA CLÍNICA. https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/fiebre
  • La influenza: lo que se debe hacer en caso de enfermarse. https://espanol.cdc.gov/enes/flu/takingcare.htm
  • Guía sobre la fiebre para niños. https://kidshealth.org/es/kids/fever-esp.html
  • Bourrillon, A. (2012). Fiebre. EMC – Tratado de Medicina. https://doi.org/10.1016/s1636-5410(02)70195-5