9 remedios naturales para calmar el prurito o picazón

El prurito o picazón es una sensación irritante que puede originarse por alergias, picaduras de insectos y enfermedades. Por suerte, hay disponibles muchos remedios naturales para calmarlo sin agredir la piel.
9 remedios naturales para calmar el prurito o picazón
Sergio Alonso Castrillejo

Revisado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo.

Última actualización: 06 octubre, 2022

A la hora de calmar el prurito o picazón en la piel es primordial evitar rascarse con las uñas. Si bien esta acción puede proporcionar alivio de forma momentánea, a veces prolonga la duración del síntoma o deja agresiones sobre la piel. ¿Cómo actuar correctamente?

En primer lugar, hay que evaluar la posible causa de la comezón, preferiblemente consultando al médico. El profesional tiene las facultades para determinar si se trata de una alergia o del síntoma subyacente de otras enfermedades. Posteriormente, recetará el tratamiento más apropiado.

Asimismo, podemos tener en cuenta algunos remedios de origen natural cuyas propiedades regulan el pH cutáneo y disminuyen las molestias. A continuación compartimos 9 buenas opciones para que no dudes en probarlas cuando te aqueje este síntoma. ¡Toma nota!

Remedios naturales para calmar el prurito o picazón

La picazón, también llamada prurito, se describe como una sensación irritante y molesta, la cual puede venir acompañada con sequedad, enrojecimiento e inflamación, entre otros síntomas. 

Sus causas más comunes incluyen las picaduras de insecto y alergias. No obstante, también puede darse por intolerancias alimentarias, infecciones por hongos, enfermedades renales, contacto con sustancias químicas y otros factores.

Actualmente hay varios productos de uso tópico que pueden ayudar a acelerar su alivio, dando efectos casi de forma inmediata. No obstante, también sigue vigente el uso de algunas soluciones naturales que contribuyen a calmarlo. ¿Quieres conocerlas? Toma nota.

1. Avena coloidal

Cereales de avena y leche de avena
La avena coloidal la encontramos presentes en numerosas presentaciones dirigidas a controlar el prurito y la inflamación.

La avena coloidal no es la típica avena que se consume en el desayuno. Este producto consta de avena que ha sido molida en un polvo muy fino para su uso en remedios naturales, jabones y cremas corporales, entre otros. De acuerdo con un estudio realizado en 2012, la avena coloidal combate la picazón y reduce la piel seca.

¿Cómo utilizarla?

  • En primer lugar, cabe decirte que la puedes adquirir en farmacias o tiendas cosméticas.
  • Una vez obtengas el producto, agrégalo a la tina de baño y sumérgete durante 20 minutos.
  • Esta terapia debería ser suficiente para calmar el prurito o picazón. Sin embargo, si el síntoma persiste, se puede repetir 2 veces al día.

2. Aloe vera

Famosa por sus aplicaciones en la dermatología, el aloe vera tiene compuestos calmantes que disminuyen significativamente la comezón. Asimismo, hidrata a profundidad los tejidos y controla síntomas como el enrojecimiento, descamación y ardor.

¿Cómo utilizarlo?

  • Primero, extrae una cantidad generosa de gel de aloe vera.
  • A continuación, frota el producto sobre las áreas afectadas.
  • Repite su uso 2 veces al día hasta calmar el síntoma.

3. Albahaca

Aunque esta planta es popular por sus aplicaciones culinarias, es importante saber que tiene interesantes usos en la medicina natural. Gracias a su contenido en un compuesto químico llamado eugenol, disminuye la irritación y contribuye a calmar el prurito o picazón.

¿Cómo utilizarla?

  • En primer lugar, toma un par de cucharadas de hojas de albahaca secas y viértelas en una olla con agua.
  • Hierve le bebida durante 5 minutos a fuego bajo.
  • Posteriormente, espera que repose hasta que esté tibia o fría.
  • Por último, frota la preparación sobre las áreas con picor, empleando un trozo de algodón.
  • Repite su uso hasta 3 veces al día si lo consideras necesario.

4. Vinagre de manzana

Durante cientos de años, el vinagre de manzana ha sido un aliado para acelerar el alivio de muchos problemas que afectan a la salud de la piel. Gracias a su contenido de ácido acético y compuestos antioxidantes, regula el pH y minimiza molestias como el escozor y ardor.

De hecho, es una de las mejores soluciones cuando el picor se produce por picaduras o quemaduras, ya que reduce la inflamación y produce una sensación de alivio rápida. Además, actúa como desinfectante natural para prevenir posibles infecciones cuando se agrede la piel mediante el rascado.

¿Cómo utilizarlo?

  • Para empezar, combina partes iguales de vinagre de manzana orgánico con agua.
  • A continuación, sumerge un paño de algodón o toallita en la preparación y aplícalo sobre la zona afectada.
  • De modo opcional, vierte el vinagre en el agua de la tina y hazte un baño durante 20 minutos.
  • Repite el tratamiento si lo consideras necesario.

5. Hamamelis

Planta y agua de hamamelis
El Hamamelis tiene un potente efecto calmante para las efecciones que cursan con picor.

El Hamamelis contiene unas sustancias conocidas como taninos, las cuales actúan como astringentes cuando se aplica de manera tópica. Debido a esto, la loción o crema de esta planta puede calmar el prurito o picazón, minimizando la irritación y enrojecimiento.

¿Cómo utilizarla?

  • Adquiere agua de Hamamelis en la farmacia, o bien, hazla en casa hirviendo la planta seca en agua.
  • Posteriormente, frota el producto sobre las áreas problemáticas y déjalo actuar sin enjuagar.
  • Si el síntoma persiste, repite su aplicación 2 veces al día.

6. Mentol

El mentol ayuda a la dilatación de los vasos sanguíneos y proporciona una sensación de frío con efecto analgésico. Una loción de mentol al 1 % es efectiva en el prurito por histamina.

¿Cómo utilizarlo?

  • Lavar el área donde se encuentra el problema.
  • Lavarse las manos con agua y jabón antes y después de usar el producto.
  • Aplicar una capa delgada en el área afectada.
  • Frotar suavemente.
  • No usar más de 4 veces al día.
  • No cubrir el área con un vendaje sin prescripción médica.

7. Envoltura húmeda

Lo esencial para aliviar el prurito es lograr que la piel este húmeda. Una envoltura podrá ayudar en este tarea, con tela o gasas empapadas en agua. No solo rehidratan y calman sino que suman una barrera que impedirá que la persona se rasque. Si antes se ha aplicado un medicamento, la envoltura contribuirá a una mejor absorción.

¿Cómo utilizarla?

  • Antes de poner la envoltura, frotar el área con los medicamentos más una crema hidratante.
  • Humedecer la tela o gasa en agua tibia.
  • Envolver el área afectada con la envoltura.
  • Dejar el apósito durante toda la noche.

8. Bicarbonato

Es conocido el potencial antimicótico del bicarbonato, por lo tanto resultará eficaz en la afecciones fúngicas de la piel, que poroducen picor.

¿Cómo utilizarlo?

  • Agregar un cuarto de taza al agua del baño.
  • Otra forma es, mezclar bicarbonato de sodio en agua hasta formar una pasta, que luego se aplicará sobre el área afectada.

9. Aceite de coco

Un estudio afirma que el el aceite de coco disminuye el prurito. Este aceite tiene propiedades emolientes, antibacterianas y antioxidantes, reduce la inflamación, hidrata la piel y por ende, calma el picor.

Es además un agente antibacteriano con propiedades antioxidantes y porta vitaminas que restauran la salud de la piel

¿Cómo utilizarlo?

  • Aplicar el aceite de coco tal cuial una loción. Utilizar el producto según sea necesario para el alivio.
  • 3 veces al día, hasta que el problema remita.
  • No está de más tomar una cucharada de aceite por vía oral, en tostadas o ensaladas. Los beneficios se reeflejarán en la piel.

¿Eres de los que se rasca cuando siente picor? ¡Evítalo desde ahora! En lugar de esto, prueba alguno de los remedios mencionados y encuentra una mayor sensación de alivio.

Te podría interesar...
Arcilla blanca y cúrcuma para calmar picores de la piel
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Arcilla blanca y cúrcuma para calmar picores de la piel

En este artículo proponemos un remedio natural muy eficaz para calmar los picores de la piel a base de arcilla blanca y cúrcuma.



  • Criquet, M., Roure, R., Dayan, L., Nollent, V., & Bertin, C. (2012). Safety and efficacy of personal care products containing colloidal oatmeal. Clinical, Cosmetic and Investigational Dermatology. https://doi.org/10.2147/CCID.S31375
  • García, M. J. L., Mañero, M. G., & Jaime, N. S. (2012). El prurito y sus efectos sobre la piel. Enfermería Dermatológica, 6(16), 8-14. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4069110
  • Jain, R., Aqil, M., Ahad, A., Ali, A., & Khar, R. K. (2008). Basil oil is a promising skin penetration enhancer for transdermal delivery of labetolol hydrochloride. Drug Development and Industrial Pharmacy. https://doi.org/10.1080/03639040701657958
  • Korting, H. C., Schäfer-Korting, M., Hart, H., Laux, P., & Schmid, M. (1993). Anti-inflammatory activity of hamamelis distillate applied topically to the skin – Influence of vehicle and dose. European Journal of Clinical Pharmacology. https://doi.org/10.1007/BF00316465
  • Pravasi, S. D. (2014). Acetic Acid. In Encyclopedia of Toxicology: Third Edition. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-386454-3.00216-5
  • Sahu, P. K., Giri, D. D., Singh, R., Pandey, P., & Gupta, S. (2013). Therapeutic and Medicinal Uses of Aloe vera : A Review. Scientific Research.
  • SOLÓRZANO-AMADOR, A. N. D. R. E. A., & RONDEROS-ACEVEDO, M. C. (2012). Pruritus. Part I. Pathophysiology and associated diseases. CES Medicina, 26(2), 249-259.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.