¿Se puede curar el vitiligo con remedios caseros?

Yamila Papa Pintor·
07 Mayo, 2020
Aunque los resultados para el vitíligo con estos remedios naturales pueden tardar un poco en aparecer, nos aseguramos de que no contienen químicos agresivos que puedan provocar reacciones negativas en nuestra dermis

El vitiligo es una enfermedad dérmica provocada por un desequilibrio del sistema inmunitario, tal y como afirma este estudio de la Clínica Mayo. Las células responsables de la pigmentación de la piel son destruidas como si fueses patógenos.

Está caracterizada por la aparición de manchas blancas o zonas de la piel sin pigmento. En este artículo te contamos cómo apoyar el tratamiento médico con remedios caseros.

El tratamiento se basa en tratar las zonas despigmentadas, pero al ser una enfermedad autoinmune e impredecible, puede que esas manchas aparezcan de nuevo.

Qué saber sobre el vitiligo

Qué saber sobre el vitiligo

Esta enfermedad de la piel puede aparecer en cualquier momento de la vida, pero la mayoría de los pacientes con predisposición genética a padecerla comienzan a ver los síntomas antes de los 20 años.

Se manifiesta por la aparición de marcas o lesiones blancas o claras en diferentes partes del cuerpo. Estas manchas pueden esparcirse o mantenerse del mismo tamaño. Suelen aparecer a ambos lados del cuerpo.

Vale decir que, con el vitiligo, la textura de la piel no cambia y que no es algo contagioso. Las consecuencias de esta condición están relacionadas con lo estético y lo psicológico.

En casi la mitad de los casos la predisposición genética a desarrollar vitiligo es hereditaria, aunque para que se desencadene debe haber un factor como, por ejemplo, un cambio hormonal, el estrés o un problema muy grave.

Lee también: Vitíligo: por qué aparece, cómo eliminarlo

Existen dos tipos de vitiligo:

Simétrico

Es el más predominante y se caracteriza por lesiones despigmentadas a ambos lados del cuerpo, en áreas similares. Este tipo de vitiligo afecta mayormente:

  • Cara
  • Dedos
  • Axilas
  • Rodillas
  • Pubis

Existe una tendencia a que aparezcan lesiones en estas zonas debido a que allí hay “límites” entre dos tipos de piel, por ejemplo, los párpados, el borde de los labios, las orejas, etc.

Segmentario

vitiligo

Es menos frecuente y aparece solo en un lado del cuerpo. Luego del desarrollo de la o las manchas la enfermedad evoluciona unos meses (máximo 6) y se estabiliza. Solo una porción muy baja de los pacientes tiene una recaída o expansión tras este período.

Remedios caseros para el vitiligo

Si bien no existen curas médicas para el vitiligo, algunas recetas naturales pueden ayudar a reducir las manchas o evitar que la falta de pigmentación sea tan notoria.

Entre los alimentos que pueden ser de utilidad para aliviar esta enfermedad encontramos:

Pepino

Está repleto de vitaminas B y C y se lo conoce por sus propiedades hidratantes para la piel (por ello está presente en muchos tratamientos de belleza). Podría ser recomendable para el vitiligo, según sugiere esta investigación de la Universidad de Shanghai, aunque los casos relacionados son escasos.

Albahaca

Albahaca

Es un estupendo remedio para aliviar el vitiligo, ya que elimina levemente de manera progresiva las manchas de la piel. Eso se debe a que las hojas de la planta estimulan la producción de melanina en la piel y por lo tanto equilibran el color natural. Así lo sugiere este estudio de la Universidad Central de Venezuela.

Kiwi

Debido a sus propiedades y aportes nutricionales el kiwi resulta una excelente opción para aliviar los síntomas de esta enfermedad. Para ello debes incluirlo en tu dieta diaria.

Puedes consumirlo en el desayuno, a media mañana o como postre después del almuerzo o cena. Al ser tan rico se puede beber como batido junto a otras frutas.

El kiwi aumenta las defensas del organismo y permite al sistema inmunitario trabajar mejor, según afirma la Universidad de Auckland. Esto significa que dejará de atacar a las células creadoras de pigmentación.

Fresas

Fresas

Como el vitiligo está causado por un sistema inmunitario debilitado, es preciso consumir alimentos que refuercen las defensas, como es el caso del ya mencionado kiwi, o las fresas.

Esta pequeña y rica fruta aporta muchas vitaminas, entre ellas, del grupo C, conocida por sus propiedades antivirales y antibacterianas. Por esta razón te recomendamos que comas fresas varias veces a la semana.

Pimienta negra

Pimienta negra y vitiligo

Tiene muchas propiedades para nuestra salud interna y externa. Además de añadirla a tus platillos como condimento te aconsejamos que lo apliques en la piel afectada por el vitiligo, según afirma esta investigación de la Universidad de Galați (Rumanía).

Ingredientes

  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • 1 cucharadita de aceite de oliva (5 g)

Preparación

  • Coloca la pimienta negra en un recipiente y echa el aceite de oliva.
  • Forma un pasta y aplica en las áreas con manchas blancas.
  • Deja actuar una hora y media y retira con agua tibia.
  • Repite al menos dos veces al día por un mes seguido.

Papaya

Esta rica fruta tropical es muy buena para aliviar todo tipo de afecciones cutáneas (entre ellas, el vitiligo, según afirma este estudio de la Universidad de Jartúm, en Sudán).

Para aprovechar sus bondades simplemente debes cortar un trozo de la papaya y frotar sobre las manchas. Repite a diario antes de ir a dormir, sin enjuagar.

También puedes beber jugo o batido de la fruta para ayudar en el proceso.

Visita este artículo: 6 batidos con papaya que no querrás perderte

¿Arcilla roja?

Se compra en casas naturistas o incluso se puede encontrar en los lechos de los ríos. Aporta mucho cobre, el cual se cree que ayuda en la pigmentación de las manchas blancas. Sin embargo, no existen evidencias científicas que avalen esta afirmación.

Ingredientes

  • 1 cucharada de arcilla roja (15 g)
  • 1 cucharada de jengibre rallado (10 g)

Preparación

  • Echa la arcilla en un recipiente y mezcla con el jengibre rallado.
  • Aplica en el área afectada, al menos, una vez al día.
  • Deja actuar dos horas antes de enjuagar con agua tibia.
  • Repite todos los días durante un mes.