¿Cuáles son los signos de una crisis de la mediana edad?

La crisis de la mediana edad es más que comprarse un coche caro o empezar a vestir de forma juvenil. Descubre las implicaciones psicológicas de este importante momento de transformación.
¿Cuáles son los signos de una crisis de la mediana edad?
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz el 13 julio, 2021.

Última actualización: 13 julio, 2021

Al acercarse a los 45 años de edad, muchas personas comienzan a exhibir importantes cambios en su comportamiento. Adquieren posesiones onerosas, adoptan un nuevo estilo de vestir, dejan su trabajo impulsivamente o se cuestionan su relación de pareja. Todas estas conductas asociadas con la crisis de la mediana edad tienen un trasfondo más profundo.

Afrontar el miedo a envejecer, asumir pérdidas importantes a nivel personal o examinar los logros obtenidos hasta el momento son algunas de las tareas psicológicas que tienen lugar en esta etapa vital. Por ello, pese a que algunas personas experimentan esta crisis antes de los 40 y otras pasados los 50, conviene conocer más específicamente en qué consiste.

¿Qué es la crisis de la mediana edad?

La crisis de la mediana edad no es un término clínico en sí mismo ni un trastorno reconocido en ningún manual diagnóstico. Sin embargo, describe una serie de cambios que afrontan algunas personas a nivel de pensamientos, emociones y conductas en la mitad de su vida.

Puede definirse como una sensación de angustia, desasosiego o confusión emocional que motiva a realizar transformaciones en el estilo de vida. En ocasiones son progresivas. Otras veces, los cambios se producen de forma drástica y llamativa, llegando incluso a perjudicar a la persona.



¿Cómo se expresa?

La crisis de la mediana edad no se expresa de la misma forma ni con la misma intensidad en todas las personas. No obstante, existen algunas señales que pueden alertarnos de se está atravesando esta transición interna.

En primer lugar, pueden producirse cambios fisiológicos, como alteraciones del sueño y del apetito o dolores psicosomáticos. También es muy frecuente encontrar alteraciones del humor y del estado de ánimo, mostrándose la persona más irritable, triste o retraída.

Quien tiene la crisis puede optar por abandonar algunas de sus responsabilidades y buscar la diversión, la transgresión y el cambio. Abandonar el empleo impulsivamente, pedir el divorcio, tener una aventura extramatrimonial o realizar una compra muy cara son algunas de las señales más visibles. También hay quienes deciden cambiar su aspecto, su círculo social o su estilo de vida.

Mujer con crisis de la mediana edad hace compras.
Las compras exageradas o de objetos muy costosos son comportamientos asociados a la crisis de la mediana edad.

¿Por qué ocurre la crisis de la mediana edad?

La crisis de la mediana edad ocurre alrededor de la mitad de la vida, pero es similar a otras muchas transiciones que atravesamos los seres humanos. Por ejemplo, el paso de la niñez a la adolescencia.

En definitiva, se trata de un cambio de etapa que nos enfrenta con diversos aspectos a nivel psicológico:

  • Al percibir que nos encontramos en el centro del ciclo vital, podemos experimentar miedo a envejecer y a morir.
  • Comenzamos a replantearnos nuestra trayectoria y analizar los logros que hemos alcanzado y las derrotas que hemos vivido. Así, podemos sentir insatisfacción, frustración o arrepentimiento por cómo se han desarrollado los acontecimientos en el pasado.
  • En este momento se cuestionan las prioridades y los objetivos y es posible que se sienta la necesidad de cambiarlos.
  • Según investigaciones, la mediana edad coincide con el momento más bajo de la felicidad humana (que comienza a declinar en la juventud y resurge hacia la vejez). Por lo mismo, los sentimientos de vacío, soledad e insatisfacción son más frecuentes.
  • Más allá de las reflexiones y análisis internos que surgen por el momento vital que la persona atraviesa, los acontecimientos externos también juegan un papel importante. Es que hacia los 45-50 años pueden ocurrir profundas transformaciones, como la emancipación de los hijos, la enfermedad o muerte de los padres o la llegada de la menopausia en las mujeres.


¿Cómo se puede superar este momento?

En primer lugar, no todas las personas experimentan la crisis de la mediana edad. Desde luego, no para todas supone un problema.

Es posible ver este momento de transición como una oportunidad de reflexión, crecimiento y cambio. Analizar tus prioridades, proponerte nuevas metas o modificar ciertos aspectos de tu día a día que ya no te llenan es totalmente natural y beneficioso.

Sin embargo, si estás viviendo esta crisis como una situación de angustia, temor y confusión es importante que abordes estos sentimientos. Comprenderlos y exteriorizarlos resulta fundamental, pues este es el modo de llegar a una lectura positiva y no prolongar el malestar.

Conversar con tu pareja, con un familiar o con un amigo de confianza puede ayudarte a aliviar la inquietud. Además, es importante que trates de ser comedido y no actuar de un modo impulsivo que pueda generarte mayores problemas.

Mujer con menopausia en la crisis de la mediana edad.
En las mujeres se suman los cambios físicos de la menopausia, que contribuyen a la crisis de la mediana edad.

¿Cuándo buscar ayuda profesional en la crisis de la mediana edad?

Es posible que para algunas personas, la crisis de la mediana edad genere perjuicios importantes si no logran gestionarla. En estos casos, el acompañamiento profesional resulta fundamental.

Si los sentimientos de tristeza, culpa o apatía son intensos hay que buscar ayuda. Del mismo modo, si las conductas impulsivas repercuten negativamente a nivel personal, laboral o social hay que apoyarse en otros.

En definitiva, el enfoque con el que afrontes esta posible crisis determinará si el cambio resulta positivo o negativo. Puede desembocar en depresión, ansiedad y conductas desadaptativas, pero también puede impulsarte a mejorar, a perseguir metas que tenías relegadas y a reinventarte. Toda crisis es una oportunidad.

Te podría interesar...
6 hábitos para alcanzar la madurez emocional
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
6 hábitos para alcanzar la madurez emocional

La madurez emocional permite gestionar las emociones de una manera más eficaz, así como aprender a ser conscientes de ellas.



  • Magna, P., & Pazzagli, A. (2007). La crisis de la mediana edad: el período de la menopausia en la mujer. Tredimensioni4, 162-173.
  • Wethington, E. (2000). Expecting stress: Americans and the “midlife crisis”. Motivation and Emotion24(2), 85-103.
  • Oles, P. K. (1999). Towards a psychological model of midlife crisis. Psychological reports84(3_suppl), 1059-1069.
  • Weiss, A., King, J. E., Inoue-Murayama, M., Matsuzawa, T., & Oswald, A. J. (2012). Evidence for a midlife crisis in great apes consistent with the U-shape in human well-being. Proceedings of the National Academy of Sciences109(49), 19949-19952.