Síntomas de una infección de riñón en mujeres

Cuando una mujer tiene una infección de riñón puede experimentar diversas molestias, de intensidad variable, dependiendo de qué tan leve o grave sea la infección.
Síntomas de una infección de riñón en mujeres
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater el 23 octubre, 2020.

Última actualización: 23 octubre, 2020

¿Sabías que las mujeres son más propensas a sufrir infecciones renales? ¿Sabes cuáles son los síntomas de una infección de riñón en mujeres? En caso de que aún no los conozcas, te invitamos a descubrirlos a continuación, así sabrás cuándo es momento de acudir al médico para un chequeo.

Ten en cuenta que cuanto más pronto comiences a tomar nota de las molestias y vayas al médico, más pronto recibirás un tratamiento adecuado y mayores probabilidades tendrás de recuperarte en un lapso de tiempo relativamente corto.

¿Cuáles son las causas de una infección de riñón?

Infección de riñón: síntomas y tratamiento

Los síntomas aparecen repentinamente, de un día para otro. Por esto mismo son muchas las mujeres que se sorprenden ante el diagnóstico de una infección de riñón, pero en realidad puede aparecer por varias causas.

La causa más frecuente es una infección de vejiga que no se ha curado correctamente. En ocasiones, no seguimos el tratamiento adecuado.

Hay muchas mujeres que, por ejemplo, deciden automedicarse, y esto no es recomendable. Existe un antibiótico apropiado para cada tipo de bacteria que origina la infección, por ende, no vale tomarse cualquiera. De ahí la importancia de acudir al médico, para que esa infección de vejiga se resuelva bien y no ascienda hasta el riñón.

Además de todo esto, hay que tener en cuenta que:

  • Las mujeres son más propensas a las infecciones por cuestión de anatomía. De ahí que hechos como una correcta higiene íntima sean fundamentales para evitarlas. Pero ojo, una higiene “exagerada” también puede hacer que perdamos esas bacterias beneficiosas que nos ayudan en estas zonas, y de ahí la necesidad de mantener un equilibrio, una limpieza normal diaria. También debemos tener cuidado con la higiene antes y después de las relaciones sexuales.
  • En ocasiones, los riñones poliquísticos también pueden originar estas infecciones.
  • La diabetes (sobre todo cuando no está tratada adecuadamente) es también otro factor que se debe tener en cuenta.
  • Tener cálculos renales es, sin duda, otro factor predictivo de la clásica infección de riñón.
  • Tener las defensas muy bajas y un sistema inmunitario debilitado.

Síntomas de una infección de riñón

El dolor de espalda es uno de los síntomas de enfermedad en el riñón.

1. Cansancio inexplicable

A diferencia del cansancio que puede experimentarse en caso de menstruación, dolor de cabeza, estrés, etc., el cansancio por una infección en el riñón es distinto. Parece que deja sin fuerzas y a medida que pasa el tiempo, puede intensificarse.

Este tipo de cansancio no se resuelve con ningún medicamento, ni tampoco con horas de sueño extra.

2. Distintos tipos de dolor

Una infección de riñón suele ocasionar distintos tipos de molestias:

  • Dolor en los dos lados del abdomen.
  • En ocasiones se extiende hasta la ingle y al oprimir un poco con la mano nos da la sensación de encontrar un alivio momentáneo.
  • Dolor muy fuerte en la parte baja de la espalda, a uno de los lados. Es como tener una placa ardiendo en esta zona.
  • Dolor de cabeza intermitente pero con cierta intensidad.

3. Alteraciones en la orina

Es muy común que, de pronto, la mujer experimente una urgencia persistente de ir al baño. Incluso después de haber terminado, sigue teniendo ganas de orinar. Además, el sencillo acto de orinar ocasiona mucho dolor.

Por otra parte, la orina adquiere otro color, como de refresco de cola. Es signo de que puede existir sangre o pus en la misma.

4. Cuidado con la fiebre, puede indicar una infección de riñón

El hecho de tener fiebre suele ser un aviso de que algo ocurre, de que hay una infección en el cuerpo. Si una mujer experimenta los síntomas anteriores, y en especial fiebre, debe acudir cuanto antes al médico pues podría tratarse de una infección de riñón.

5. Falta de apetito

La falta de apetito puede deberse a diversas causas.

Es muy común que al cansancio extremo se le una la inapetencia. A la mujer no le apetece nada, ni platos elaborados, ni simples ensaladas. Lo que sí es habitual es que sienta mucha sed. Habitualmente, las infecciones dan ganas de beber.

6. Pulso acelerado

Como consecuencia directa de la fiebre y la infección, la mujer también puede sufrir taquicardias o pulso acelerado. El organismo sufre una pequeña alteración y obliga al corazón a trabajar más deprisa. De ahí también el cansancio.

7. Náuseas y vómitos

Sentir náuseas y llegar incluso a vomitar es un síntoma más avanzado de una infección de riñón. Entonces puede que la mujer tenga problemas a la hora de hacer la digestión, no tolera tan bien la comida y presenta problemas intestinales. Esto puede conllevar mayor debilidad, temblores, más cansancio…

Intenta no llegar a estos últimos extremos. Una infección de riñón se identifica enseguida si la persona presenta fiebre, cansancio, dolor en la parte baja de la espalda y presencia de sangre en la orina.

El médico será quien te dé el tratamiento más adecuado y pertinente. Además de pautas de vida que deberás acatar para mejorarte. Mientras tanto, sigue una dieta adecuada, mantén reposo y no pierdas en ningún instante el optimismo. Tu salud lo merece.

Te podría interesar...
Señales de que mis riñones no funcionan bien
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Señales de que mis riñones no funcionan bien

Existen algunas señales que pueden indicar que los riñones no funcionan bien. ¿Sabrías cuáles son? Descúbrelas a continuación.