Te amo, pero no te necesito

Raquel Lemos Rodríguez·
18 Marzo, 2021
No te necesito, pero te quiero y quiero estar contigo. Así, el día que nuestra relación termine, seguiré completo, porque en ningún momento he dejado de estarlo.

Aunque te amo, no te necesito para ser feliz, ni para vivir. Sé que esta es una creencia muy arraigada, sinónimo del amor. Sin embargo, hoy sé que puedo estar bien sin ti.

Para bien y para mal, las películas, la cultura y la sociedad han instalado en nuestra mente la idea de un amor romántico, en el que uno (o ambos) integrantes de la relación se dicen frases como “no puedo vivir sin ti” y desarrollan un estilo de apego que, aunque parece bonito desde fuera, por dentro es un camino rocoso de sufrimiento y escaso crecimiento personal.

Amar debería ser una fuerza que nos haga sentir felices, fuertes, aptos para crecer (tanto en lo individual como en la pareja), y vivir a plenitud.

No te necesito para vivir

Existe la idea de que amar implica sufrir. Sin embargo, esto es una gran mentira. El problema viene dado por todos los pasos que damos y que tienen mucho que ver con el famoso “sin ti no sé vivir”.

El miedo a estar solos y a sentirnos unos fracasados en el terreno amoroso provoca que, en ocasiones, no elijamos bien a nuestras parejas. Puede que ocurra que nos vayamos con la primera persona que nos hace caso. Y aquí puede darse la dependencia emocional.

Esto también lleva a unir una relación con otra, porque esa sensación de que nadie nos quiera nos provoca una gran ansiedad que solventamos estando en una relación.

Sin embargo, todo esto deja claro una cosa: el amor que se vive no es real. ¿Cómo se podría solucionar esto? Evitando caer en los siguientes errores.

La idealización de la pareja

¿Alguna vez te has preguntado por qué al principio de las relaciones todo es bonito y luego todo esto se va al traste?

La respuesta se encuentra en la idealización de ese príncipe o princesa azul a la que le permitimos cosas que nos molestan porque creemos que podemos soportarlo, aceptarlo tal cual es, o sopesamos la esperanza de que pueda cambiar.

No obstante, esto provoca que desde un principio el amor no sea real. Ya que nos hemos puesto unas gafas para ver tan solo lo que nos interesa. Quizás esto tenga su motivo en carencias emocionales que nos incitan a mirar y valorar solo aquello que nosotros necesitamos.

Descubre: Tipos de apego en la pareja: ¿De qué modo te aman?

La baja autoestima

La necesidad de tener pareja puede provocar una baja autoestima que te afecte en diversos ámbitos de tu vida.

Esa necesidad que nos corroe la ponemos como algo indispensable. La principal de nuestras metas. Esa que, si no conseguimos, provoca que todo nuestro mundo se derrumbe.

Nuestro mundo gira en torno a la relación perfecta, ideal. Si esta va mal, el fracaso se apodera de nosotros y nuestra autoestima se desploma. Enamorarse supone para las personas con baja autoestima algo que les absorbe, en lo que tienes que dar todo lo bueno de sí sin condiciones y arriesgarse a que les hagan mucho daño.

Las personas así no son capaces de poner límites y esto provoca que sufran mucho en las relaciones amorosas.

No te pierdas: Dependencia emocional, cuando el amor se convierte en droga

Tener pareja no lo es todo, por eso no te necesito

Aunque seamos conscientes de que tener pareja no lo es todo, esta es una creencia muy instalada en nuestra mente que nos invita a cometer los errores antes mencionados.

Se puede vivir perfectamente sin alguien a tu lado. Es más, todas aquellas personas que nunca han tenido la oportunidad de estar sin pareja, deberían aprovecharla si alguna vez se encuentran en esa situación.

Más que nada porque cuando estás solo aprendes a no necesitar. Te conoces a ti mismo y reflexionas sobre esa relación que termina de acabar. De esta manera logras madurar. Y saber qué es lo que te ha gustado y no de tu relación para que la siguiente que surja sea mucho mejor.

Hacer esto puede ser muy positivo. Pero la necesidad de tener pareja muchas veces nos nubla la vista y provoca que no apreciemos ese momento en el que no tenemos que pensar más que en nosotros mismos. Solo así serás consciente de que se puede amar sin tener que necesitar a la otra persona.

¿Alguna vez te has brindado la posibilidad de estar sin pareja? ¿Tienes miedo a estar solo? Si nuestra vida depende de tener a alguien a nuestro lado no podremos sentirnos completamente felices nunca.

Porque te estarás fallando, te estarás olvidando de ti y este es el peor error que puedes cometer. La única persona que siempre estará contigo eres tú misma. Deja de ignorarte y empieza a amarte.

  • Estévez, A., Chávez-Vera, M. D., Momeñe, J., Olave, L., Vázquez, D., & Iruarrizaga, I. (2018). The role of emotional dependence in the relationship between attachment and impulsive behavior.
  • Sola, L. (2019). No self-love-from emotional dependence to codependence. Punto Rojo Libros.
  • Aiquipa Tello, J. J., & Song Suárez, N. M. (2018). Couple emotional dependence as a risk factor in the consumption of psychoactive substances in women. Int J Fam Commun Med, 2(4), 165-171.
  • Jordan, C. H., Spencer, S. J., & Zanna, M. P. (2003, January). I love me... I love me not: Implicit self-esteem, explicit self-esteem, and defensiveness. In Motivated social perception: The Ontario symposium (Vol. 9, pp. 117-145). Lawrence Erlbaum Associates, Inc. Mahwah, NJ.