Loading...
 

¿Qué es la terapia psicodélica y para qué se usa?

La terapia psicodélica es una alternativa para tratar algunas enfermedades mentales, empleando alucinógenos en lugar de psicofármacos. En este espacio te contamos en qué consiste.

Escrito y verificado por el psicólogo Andrés Carrillo el 04 octubre, 2021.

Última actualización: 04 octubre, 2021

La terapia psicodélica propone emplear drogas alucinógenas para tratar algunas enfermedades mentales. Este modelo debería ser empleado solo cuando los pacientes no responden al abordaje convencional. Es una experiencia ambigua que depende de dos factores: el tipo de droga y la terapia complementaria.

Esta alternativa busca otorgar una mejoría más duradera para los pacientes. Lo que se quiere es llegar al origen de los síntomas por medio de las drogas. Una vez que las personas estén bajo el efecto de los alucinógenos, se debe aplicar la terapia de conversación.

¿En qué consiste la terapia psicodélica?

La terapia psicodélica consiste en administrar drogas alucinógenas junto con un proceso terapéutico conversacional. La intención es hacer que los pacientes tengan menos resistencias a la terapia convencional. Cuando las drogas hacen efecto, el terapeuta podrá indagar sin resistencias en los temas relevantes del caso.

Todas aquellas drogas que sean alucinógenas podrían funcionar en este caso. Por ejemplo, éxtasis, ayahuasca, ketamina, fenciclidina y la más popular de todas, el LSD. Existen distintos tipos de terapias que usan drogas como un recurso, así que vamos a detallar cuáles son.



1. Terapia psicodélica

Este es el tipo principal. El método se popularizó en Estados Unidos. Durante sus orígenes consistía en la administración de ciertos alucinógenos a los pacientes. El psicólogo Abraham Maslow afirmaba que estas experiencias facilitaban la labor de los terapeutas.

La idea detrás de la administración de las drogas es que las personas experimenten una nueva visión del mundo. Los psicólogos de la época entendían que las experiencias cumbre beneficiaban de manera intrínseca las terapias de conversación.

El uso de la ayahuasca, por ejemplo, no solo es parte de la terapia psicodélica. Tiene un largo historial de aplicación en la medicina ancestral aborigen.

2. Terapia psicolítica

Esta modalidad fue adoptada en Europa. A diferencia de la terapia original, las dosis son más bajas. La idea es facilitar el proceso sin alterar demasiado la consciencia de los pacientes. En esta modalidad, el número de sesiones aumenta; aproximadamente entre 6 y 8 aplicaciones.

La corriente que se emplea para acompañar la terapia psicológica es el psicoanálisis. Resulta lógico pensar que durante las sesiones se interpretan las alucinaciones de los pacientes. También hay que aclarar que no en todas las sesiones se usan drogas (suele ser solo durante las primeras).

3. Otras alternativas

Tenemos también la terapia hipnodélica, que se trata de aplicar técnicas sugestivas mientras el paciente está bajo efectos psicodélicos. Por último, debemos mencionar la terapia psicotomimética, empleada para el abordaje de los estados psicóticos.

¿Cuándo se recomienda?

La terapia psicodélica es recomendada únicamente cuando los tratamientos convencionales no funcionan. Algunas personas demuestran resistencia al abordaje con fármacos y en esos casos es necesario encontrar alternativas.

La depresión, la ansiedad y algunos tipos de psicosis son las enfermedades en las que más se emplean estas terapias. La función de los alucinógenos es influir en el sistema nervioso central. En resumen, el cerebro humano responde a los alucinógenos de forma similar a como lo hace con los fármacos.

Posibles beneficios de la terapia psicodélica

Uno de los beneficios que aporta la terapia con alucinógenos es que es natural. Algunas personas se niegan a tomar medicamentos porque desconfían de quienes los hacen. En este orden de ideas, los alucinógenos brindan una alternativa a los psicofármacos comerciales.

Es importante aclarar que los efectos de las sustancias pueden variar de persona a persona. Resulta indispensable que las dosis sean especificadas por un profesional capacitado.

1. Efectos más duraderos

Un estudio reveló que los pacientes con cáncer que son tratados con alucinógenos y psicoterapia demuestran mejores resultados y por más tiempo. Especialmente, el tratamiento con psilocibina ha dado buenos resultados.

2. Disminuyen la angustia existencial

Cuando los alucinógenos hacen efecto en las personas, se nota una disminución en los problemas existenciales. Esto es que la ansiedad por adaptarse a los estándares sociales disminuye. En otras palabras, hay una sensación de confort con la vida.

Posibles riesgos y efectos secundarios

Al tratarse de sustancias naturales (en su mayoría) no se puede saber a ciencia exacta cómo van a reaccionar con el organismo. En un inicio, es azaroso aplicar la terapia psicodélica.

La terapia con alucinógenos no necesariamente representa un riesgo importante. Sin embargo, se debe tener en cuenta cualquier antecedente del paciente antes de su aplicación. Es una forma segura de abordaje cuando el terapeuta sabe controlar las dosis.

1. Adicción

Al tratarse de una terapia que implica el consumo de drogas altamente adictivas, el riesgo de generar dependencia es alto. Por este motivo, se debe tener especial cuidado con las dosis y el número de sesiones.



2. Cuadros psicóticos

Las drogas alucinógenas inducen cuadros psicóticos. El riesgo de que las alucinaciones persistan por más tiempo del previsto es latente. En los casos en los que los pacientes nunca han tenido contacto con drogas antes, el riesgo es mayor.

La psicosis y la posibilidad de desarrollar una adicción son efectos secundarios a considerar en esta terapia.

¿Cómo se realiza la terapia psicodélica?

Para realizar con éxito esta terapia es necesario contar con la historia médica de los pacientes. De esta manera, se tiene conocimiento sobre sus hábitos psicobiológicos. Por lo que el terapeuta se puede hacer una mejor idea de cómo reaccionan las drogas en su organismo.

El método es darle a los pacientes dosis controladas de alucinógenos previo a iniciar el proceso de terapia conversacional. A medida que las drogas hacen su efecto, el especialista indaga sobre los conflictos existenciales. Por medio de la observación directa y el relato se hace una impresión diagnóstica.

Los psicólogos y psiquiatras que se dedican al psicoanálisis son quienes aplican esta terapia. Es un procedimiento controvertido, que no cuenta con la aprobación unánime de la comunidad científica. En caso de querer recibirla, se recomienda comprobar que el profesional que la aplica tenga experiencia en ella.

Te podría interesar...
Leerlo en Mejor con Salud
Trastornos por consumo de alucinógenos

Los trastornos por consumo de alucinógenos son variados. Van desde alteraciones físicas básicas hasta psicosis persistente.



  • ONA, GENÍS. “Vista de Consideraciones Sobre El Estado Actual de La Terapia Psicodélica: Limitaciones, Sesgos y Propuestas Metodológicas.” Revista Cultura y Droga (2018): 47. Revista Cultura y Droga. Web.
  • Agin-Liebes, Gabrielle I., et al. “Long-Term Follow-up of Psilocybin-Assisted Psychotherapy for Psychiatric and Existential Distress in Patients with Life-Threatening Cancer.” Journal of Psychopharmacology, vol. 34, no. 2, Feb. 2020, pp. 155–166, doi:10.1177/0269881119897615.
  • Soto, Damián Pachón. “Psicoanálisis:” Crítica, Psicoanálisis y Emancipación. Ediciones USTA, 2019. 59–80. Crítica, psicoanálisis y emancipación. Web.