6 test de personalidad para saber cómo eres

Los test de personalidad son muy importantes en el entorno clínico, laboral y educacional. Conozcamos algunos de ellos y sus características.
6 test de personalidad para saber cómo eres
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 08 abril, 2022

Los test de personalidad son pruebas que utilizan patrones característicos que regulan la conducta de las personas en contextos puntuales. Se usan con frecuencia con objetivos clínicos, laborales o simplemente personal. Como es de esperar, existen muchos tipos de test de personalidad, los cuales utilizan metodologías diferentes y cuentan con mayor o menor validez.

La mayoría de nosotros tenemos una idea general de lo que es la personalidad. Usualmente se define como los rasgos o las cualidades que permiten diferenciar a una persona de otra. Esto es en general lo que tratan de identificar las pruebas de personalidad, solo que lo hacen a través de herramientas sistemáticas y objetivas. Veamos 6 de las más usadas.

Mejores test de personalidad

Antes de enseñarte los tipos de test de personalidad primero debes saber que estos se suelen clasificar en dos grupos: las pruebas por inventario de autoinforme y las pruebas proyectivas. En el primer caso, el paciente lee una serie de preguntas y elige la respuesta que considera más oportuna. Aunque no está libre de limitaciones, los expertos avalan su uso.



En el segundo caso, se le ofrece al paciente escenas u objetos ambiguos que este debe interpretar de manera subjetiva. Existen muchos tipos, aunque quizá el más conocido es la prueba de mancha de tinta de Rorschach. También cuenta con limitaciones, aunque los investigadores aprueban sus resultados en algunos contextos.

Con esta apreciación como antesala, estás listo para conocer los mejores test de personalidad. Hemos preparado cinco de ellos que se corresponden con la categorización que hemos dado.

1. Indicador Myers-Briggs

Los test de personalidad suelen ser antiguos
La mayoría de los test de personalidad se diseñaron hace varias décadas, y con el tiempo fueron fortaleciéndose para alcanzar mayor “precisión diagnóstica”.

También conocido por sus siglas en inglés como MBTI, es uno de los test de personalidad más conocidos. El indicador se construyó sobre la base de las teorías de Jung, aunque reinterpreta algunas de sus ideas. Por ejemplo, la prueba cataloga a las personas en algunos de los 16 tipos de personalidad.

Se trata de un test muy popular en el ámbito laboral e incluso escolar. A grandes rasgos, clasifica a las personas en torno a 4 dimensiones: Extrovertido-Introvertido, Sensorial-Intuitivo, Racional-Emocional, Calificador-Perceptivo. De las posibles combinaciones surgen las 16 personalidades sugeridas. Lo hace teniendo como referencia las 16 personalidades sugeridas. Algunas de estas son:

  • Visionario.
  • Consejero.
  • Idealista.
  • Supervisor.
  • Proveedor.
  • Intérprete.
  • Inspector.
  • Campeón.
  • Comandante.

Como ves, son categorías que se relacionan con el entorno laboral, en parte porque ese fue el objetivo de sus creadoras (Katharine Briggs e Isabel Myers). Básicamente intentan categorizar la manera en la que tomas decisiones e interpretas el mundo. La prueba está compuesta por 93 preguntas en total.

2. Inventario de personalidad multifásico de Minnesota

También se le conoce por sus siglas en ingles como MMPI. Es una de las herramientas más utilizadas en el entorno clínico para catalogar la personas o trastornos psicopatológicos. Su segunda versión ha sido recibida con bastante aceptación entre los expertos, aunque desde 2020 está disponible su tercera versión.



De acuerdo con el modelo que se elija, la prueba consiste entre entre 567 y 335 preguntas de verdadero y falso. Las escalas varían de acuerdo con la versión o edición de la prueba, aunque de manera general estas pueden medir la depresión, la hipocondría, la histeria, la paranoia, la esquizofrenia, la introversión social, la masculinidad y feminidad y otros ítems.

3. Test de Rorschach

También se le conoce como prueba de manchas de tinta de Rorschach. Se trata de una prueba proyectiva que es muy conocida en la cultura popular, en principio gracias a las películas y las caricaturas. Aunque todos piensan en ella al momento de asociar un test de personalidad, lo cierto es que en la actualidad es uno más entre tantos.

Es cierto que en el momento de su publicación, en 1921, el test fue muy popular entre todos los psicólogos; con especial énfasis en los psicoanalistas. La prueba original constaba de 10 láminas ambiguas o sin una aparente estructuración. El test es reconocido por la Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés) para usar en la práctica clínica.

4. Cuestionario de 16 factores de personalidad

También se conoce como 16PF por sus siglas en inglés. La versión original la creo Raymond Cattell, Herbert Eber y Maurice Tatsuoka en 1949, aunque desde entonces se han hecho varias modificaciones. Se diseñó para medir la personalidad típica, no para catalogar o determinar patologías.

La versión actual la conforman 185 ítems, los cuales se responden en un promedio de 40 a 45 minutos. Se recomienda solo a mayores de 16 años y se usa con frecuencia en los ambientes laborales. Cataloga al sujeto en algunas de las 16 personalidades y en 5 dimensiones generales (extroversión, ansiedad, dureza, independencia y autocontrol).

Existen varias ediciones del cuestionario, cada una diseñada para que se adapte mejor al perfil de quien realiza la prueba. Cuenta con una gran reputación y en algunos casos se utiliza en contextos forenses.

5. Test de apercepción temática

Los test de personalidad deben hacerse en el consultorio
La mayoría de estas evaluaciones psicológicas deben hacerse en ambientes controlados. Esto con el objetivo de asegurar que los resultados sean confiables.

Se le conoce también como TAT por sus siglas en inglés. La diseñó Henry Murray y Christiana Morgan en la década de 1930 como una prueba proyectiva. El test consiste en mostrar al paciente una serie de tarjetas con objetos ambiguos, acciones o escenas.

Con todo esto, el paciente debe construir una historia que se orienta a describir qué sucedió antes, qué esta sucediendo ahora, cómo se sienten los personajes y cómo concluye la historia. Murray utilizaba en sus prácticas 20 tarjetas, aunque se pueden utilizar desde 5 hasta 31. Entre otras cosas se usa para:

  • Explorar los sentimientos del paciente.
  • Conectar con los conflictos emocionales.
  • Indagar sobre sus experiencias de vida.
  • Evaluar algunas condiciones psicológicas.
  • Seleccionar candidatos a ciertos puestos de trabajo.

6. Test de personalidad del modelo de los cinco grandes

Aunque no es un test en sí mismo, el modelo de los cinco grandes ha influenciado en mayor o en menor medida pruebas de personalidad. Se ha usado para elaborar test académicos, para evaluar el compromiso laboral y medir el desempeño en las relaciones románticas (entre otras cosas).

Los 5 factores se conoce como OCEAN, acrónimo que se toma del inglés: apertura a la experiencia, escrupulosidad, extroversión, amabilidad y neuroticismo. Se usa ampliamente en la actualidad, a pesar de que la primera versión del modelo se publicó durante la década de 1930.

Como no podría ser de otra forma, todos los test de personalidad que hemos presentado deben estar mediados por un profesional. Se deben hacer en un entorno controlado, así como reunir otras variables que condicionan el resultado. Ninguno de ellos debe tomarse como un reflejo fiel de realidad, de manera que siempre se deben contrastar con otros o con la propia experiencia del paciente.

Te podría interesar...
La teoría de la personalidad de Sigmund Freud
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
La teoría de la personalidad de Sigmund Freud

La teoría de la personalidad de Sigmund Freud ha servido para comprender la dinámica de la psique humana. ¿En qué consiste?



  • Bahner, C. A., & Clark, C. B. Sixteen Personality Factor Questionnaire (16PF). Encyclopedia of Personality and Individual Differences. 2020; 4958-4961.
  • Bhatti, M. A., Alshagawi, M., & Juhari, A. S. Mediating the role of work engagement between personal resources (self-efficacy, the big five model) and nurses’ job performance. International Journal of Human Rights in Healthcare. 2018.
  • Butcher, J. N., Bubany, S., & Mason, S. N. Assessment of personality and psychopathology with self-report inventories. 2013.
  • O’Meara, M. S., & South, S. C. Big Five personality domains and relationship satisfaction: Direct effects and correlated change over time. Journal of personality. 2019; 87(6): 1206-1220.
  • Morgan, C. D., & Murray, H. A. A method for investigating fantasies: The Thematic Apperception Test. Archives of Neurology & Psychiatry. 1935; 34(2): 289-306.
  • McGrath, R. E., & Carroll, E. J. The current status of "projective" "tests" In H. Cooper, P. M. Camic, D. L. Long, A. T. Panter, D. Rindskopf, & K. J. Sher (Eds.), APA handbook of research methods in psychology, Vol. 1. Foundations, planning, measures, and psychometrics. 2012; 329–348.
  • Myers, I. B. The Myers-Briggs Type Indicator: Manual (1962). Consulting Psychologists Press. 1962.
  • Sellbom, M., & Anderson, J. L. The Minnesota Multiphasic Personality Inventory-2. In R. P. Archer & E. M. A. Wheeler (Eds.), Forensic uses of clinical assessment instruments. Routledge/Taylor & Francis Group. 2013; 21-62.
  • Stajkovic, A. D., Bandura, A., Locke, E. A., Lee, D., & Sergent, K. Test of three conceptual models of influence of the big five personality traits and self-efficacy on academic performance: A meta-analytic path-analysis. Personality and individual differences. 2018; 120: 238-245.