10 tipos de alucinaciones: características y posibles causas

Una alucinación es un desprendimiento de la realidad provocado por factores neurológicos. Existen distintos tipos que debes conocer.
10 tipos de alucinaciones: características y posibles causas
Andrés Carrillo

Escrito y verificado por el psicólogo Andrés Carrillo el 09 Abril, 2021.

Última actualización: 09 Abril, 2021

Cuando se habla de alucinaciones es común que las personas se escandalicen. El motivo de preocupación ante este término es porque se encuentra asociado a la locura. Ante todo, es importante aclarar que existen varios tipos de alucinaciones, pero en todas ellas las personas presentan un desprendimiento de la realidad.

En términos generales, se pueden definir a las alucinaciones como respuestas sensitivas ante estímulos inexistentes del entorno. Tal es el caso de las auditivas, en las que se escuchan voces o sonidos que no han sido emitidos por ninguna persona, animal u objeto. La razón es que se trata de una alteración a nivel neurológico.

Pueden existir diversos motivos que produzcan la alteración, al igual que una extensa variedad de alucinaciones. En este artículo revisaremos 10 de los tipos más comunes y veremos cuál es su origen.

Causas de las alucinaciones

En cuanto a las diversas causas que pueden provocar las alucinaciones, tenemos dos primordiales: las orgánicas (por algún trastorno neurológico) y las inducidas por el consumo de sustancias.

Por enfermedad mental

Existen varios trastornos neurológicos que dan origen a algunos tipos de alucinaciones. A continuación revisamos un listado con los más característicos, según el Manual DSM-V:

  • Esquizofrenia: esta psicopatología es la más asociada con el fenómeno de las alucinaciones. En este caso, la persona debe tener un tratamiento psiquiátrico, el que incluye la prescripción de fármacos.
  • Demencia: el deterioro cognitivo característico durante la demencia puede dar origen a alucinaciones de tipo visuales y auditivas.
  • Enfermedad de Alzheimer: en este trastorno, la pérdida de memoria produce vacíos de información que son ocupados por falsos recuerdos. También puede suceder que el paciente perciba que está viviendo una etapa anterior de su vida.

Otras enfermedades mentales también pueden causar alucinaciones, como el síndrome de Wernicke-Korsakoff, la enfermedad de Parkinson, el trastorno bipolar, la epilepsia del lóbulo temporal e incluso los tumores cerebrales.

Demencia senil en adulto mayor.
La demencia senil de los adultos mayores favorece la aparición de alucinaciones.

Por consumo de sustancias

En lo que respecta a las alucinaciones inducidas por sustancias, tenemos que el consumo de determinados fármacos y drogas puede dar origen al fenómeno. Algunas de las sustancias que inducen alucinaciones son las siguientes:

  • Bebidas alcohólicas: el consumo de alcohol altera el sistema nervioso central, pudiendo causar alucinaciones visuales y auditivas. Se requiere de un consumo excesivo para que las alucinaciones aparezcan.
  • Cannabis: los consumidores de marihuana también presentan alteraciones en el sistema nervioso central. En el mismo orden de ideas, el deterioro cognitivo producto del consumo continuado de esta droga provoca trastornos neurológicos.
  • Anfetaminas: este tipo de fármacos pueden provocar reacciones maniacas y episodios psicóticos. Por tal motivo, es importante acudir a un médico que pueda recetar adecuadamente las dosis.

Otras drogas, como el LSD, también producen alucinaciones de tipos visual y auditivas. Incluso, algunos experimentan falsas sensaciones en su cuerpo.

Tipos de alucinaciones

Ahora vamos a revisar un listado con los 10 tipos de alucinaciones más comunes. De allí podremos identificar cuáles son sus principales características.

Así pues, en este repaso veremos algunas de las alucinaciones mencionadas anteriormente.

1. Alucinaciones visuales

Este tipo de alucinación es una de las más conocidas y frecuentes. Ahora bien, se trata de ver cosas que no están en la realidad.

Tal es el caso de la esquizofrenia, en la que la persona podría incluso establecer un vínculo íntimo con sus alucinaciones. También podría ocurrir que el paciente se vea a sí mismo, lo que se conoce como autoscopia.

2. Alucinaciones auditivas

Estas también son de las más conocidas y van de la mano con las visuales. Aunque algunas veces se presentan solas.

Por ejemplo, escuchar voces como si de una tercera persona se tratara. En estos casos, las voces suelen dar opiniones o indicaciones a quienes las escuchan.

3. Alucinaciones gustativas

Las alucinaciones gustativas son unas de las menos comentadas. La razón de esto es que, en comparación con las visuales y auditivas, no son tan comunes. Sobre todo, este tipo de fenómenos ocurren durante los estados depresivos.

4. Alucinaciones olfativas

Al igual que en el caso anterior, este tipo de alucinaciones es poco frecuente. Las olfativas provocan que la persona experimente la percepción de olores que no están en el ambiente.

Así mismo, suelen aparecer durante el consumo de drogas o debido a migrañas fuertes.

5. Alucinaciones somáticas

Durante este tipo de alucinaciones las personas tienen percepciones irreales de sus órganos. Por ejemplo, sentir que sus pulmones o el corazón están hechos de un material metálico. Mientras que algunos podrían percibir que les faltan partes del organismo.

6. Alucinaciones táctiles

Cuando se tiene la sensación de que algo frío o caliente está en contacto con la piel, pero realmente no es así, se está en presencia de una alucinación táctil.

En todo caso, existen de dos tipos: las térmicas (sentir frío o calor) y las hídricas (sensación de humedad). En este sentido, también existen hormigueos llamados parestesias.

7. Alucinaciones kinésicas

También llamadas alucinaciones cinestésicas, se tratan de sensaciones respecto al movimiento del cuerpo. En estos casos, quienes las presentan tienen la sensación realista de que alguna parte de su cuerpo se está moviendo cuando no es así.

8. Pseudoalucinaciones

Cuando hablamos de una pseudoalucinación nos referimos a aquellas de cualquier tipo que pueden ser reconocidas como una distorsión de la realidad. Es decir, cuando la persona es consciente de que lo que mira, escucha o siente no es real.

9. Alucinaciones hipnagógicas

En este caso, no es necesario que la persona presente ninguna patología o esté bajo los efectos de alguna sustancia. Las alucinaciones hipnagógicas ocurren durante el proceso de conciliar el sueño.

Cuando una persona se encuentra pasando del estado de vigilia al sueño podría experimentar alucinaciones visuales, auditivas o de tacto.

Alucinaciones en el sueño.
Durante el sueño, sobre todo en la fase de paso desde la vigilia al descanso, pueden aparecer alucinaciones.

10. Alucinaciones funcionales

Estas ocurren cuando un estímulo percibido por cualquiera de las vías sensoriales provoca una respuesta diferente a la que debería. Si apelamos a un símil, podría ser cuando un paciente escucha el ruido del tráfico (estímulo real) y al mismo tiempo voces que le hablan a él (alucinación).

¿Es peligroso tener estos tipos de alucinaciones?

Un gran número de personas entiende las alucinaciones como peligrosas. Pero en realidad son más comunes de lo que imaginamos.

De hecho, en algún momento todos tendremos alucinaciones de algún tipo. Por ejemplo, cuando estamos a punto de dormir podríamos padecer las hipnagógicas, sin que eso represente un  peligro.

Se debe estar alerta cuando ocurren sin ningún motivo aparente y de manera frecuente o intensa. De lo contrario, podemos entenderlas como respuestas naturales ante ciertos procesos psíquicos del organismo.

Te podría interesar...
Diferencias entre psicosis y esquizofrenia
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Diferencias entre psicosis y esquizofrenia

A menudo, utilizamos ambos términos como sinónimos, pero es un grave error. En este artículo te mostramos las diferencias entre psicosis y esquizofrenia.



  • American Psychiatric Association (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th ed.). Washington, DC
  • Campero-Encinas, Daniela, Henry Campos-Lagrava, and Marcela Campero Encinas. “Esquizofrenia: La Complejidad de Una Enfermedad Desoladora.” Revista Científica Ciencia Médica 12.2 (2009): 32–37. Print.
  • Acevedo-González, Juan Carlos, and María Lucía Salamanca-Ternera. “Semiología de Las Alucinaciones En Tumores Del Sistema Nervioso Central.” Universitas Medica 61.4 (2020): 55–65. Universitas Medica. Web.
  • Álvarez, José et al. “Las Alucinaciones: Historia y Clínica.” Frenia. Revista de Historia de la Psiquiatría 1.1 (2001): 65-96–96. Print.
  • García Montes, José M., and Marino Pérez Álvarez. “La Visión Skinneriana Sobre Las Alucinaciones. Vigencia y Revisión.” Psychology, Society, & Education 3.1 (2017): 15. Psychology, Society, & Education. Web.