Tipos de flujo vaginal, ¿cuáles son?

Los tipos de flujo vaginal suelen clasificarse según el color consistencia, abundancia y olor que presenta. ¿Por qué puede alterarse? ¿Qué debes saber al respecto?
Tipos de flujo vaginal, ¿cuáles son?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 12 mayo, 2021.

Escrito por Carmen Martín, 05 noviembre, 2019

Última actualización: 12 mayo, 2021

Aunque la mayoría de las personas lo desconozcan o tengan demasiado pudor para hablar de ello, es cierto que existen diferentes tipos de flujo vaginal, ya que puede cambiar tanto en su olor, color, cantidad, etcétera.

El flujo vaginal es, como su propio nombre indica, una serie de secreciones que se producen gracias a unas glándulas presentes en la vagina. Este líquido es normal y necesario, pues cumple multitud de funciones necesarias para mantener la salud vaginal.

Una de ellas es que permite que la vagina se ”limpie”. Es decir, ayuda a eliminar las células muertas y las bacterias, lo cual sirve para prevenir las infecciones. Además, es un gran indicador del estado de salud del aparato reproductor femenino.

Todos los cambios que experimenta este flujo pueden ayudarnos a reconocer patologías. Por ello, en este artículo te explicamos los tipos de flujo vaginal que existen y lo que significa cada uno de ellos.

¿Por qué aparecen diferentes tipos de flujo vaginal?

El origen de los tipos de flujo vaginal
Hay causas fisiológicas y patológicas del flujo vaginal.

El flujo vaginal puede presentar alteraciones debido a la presencia de infecciones o enfermedades de transmisión sexual.

En primer lugar, antes de comenzar a mencionar los diferentes tipos de flujo vaginal, debemos saber que, de manera fisiológica, el flujo cambia a lo largo de todo el ciclo menstrual. Es decir, existen diferentes tipos de flujo para cada momento del ciclo, y es algo normal.

Estas secreciones cambian en función de las hormonas femeninas, que también van variando durante el ciclo. Por ejemplo, cerca de la ovulación, el flujo suele ser más cuantioso y más espeso. Esto es así porque interviene en la reproducción y sirve para que la mujer se prepare para la fecundación.

Del mismo modo, cuando una mujer se excita, el flujo aumenta. Lo normal es que sea claro o de color blanco lechoso. No obstante, puede ser más acuoso, transparente, más o menos abundante, etcétera.

Hay que destacar que todos los tipos de flujo vaginal tienen un olor característico, y esto no debe avergonzar a la mujer. De hecho, lo ideal es conocer el olor normal que presenta, ya que durante una infección o patología, el olor es una de las primeras cosas que se altera.

Tipos de flujo vaginal

Infecciones vaginales y los tipos de flujo vaginal
Los tipos de flujo vaginal pueden distinguirse por características como el color, el olor, la consistencia y cantidad. Si hay una infección o enfermedad, estos patrones resultan alterados de alguna manera.

Lo más importante para distinguir los tipos de flujo vaginal es el color. Sin embargo, es necesario fijarse en el olor, la consistencia y la cantidad. Cuando existe alguna infección o patología se puede alterar cualquiera de estos patrones.

En primer lugar, como ya hemos mencionado, el flujo puede ser blanco, lo que es normal. No obstante, cuando se vuelve más grisáceo y abundante puede ser mala señal. Si el flujo es blanco, pero se asocia a picor o escozor, puede tratarse de un síntoma de candidiasis.

La candidiasis es una infección por el hongo del género Candida, muy común en la mujer. Muchos estudios afirman que es uno de los trastornos vaginales más frecuentes, y que se relaciona, entre otras cosas, con los cambios de pH en la vagina.

Por otra parte, el flujo puede ser amarillento. En estos casos suele acompañarse de un olor fuerte y otras molestias como picor o quemazón. Es síntoma de que existe una infección, ya sea una enfermedad de transmisión sexual o no. Las más frecuentes son la tricomoniasis, la clamidia y la gonorrea.

Incluso, el flujo puede ser marrón, debido a que haya restos de sangre en él. Es frecuente que aparezca justo antes o después de la menstruación. También puede deberse a alguna herida pequeña producida por las relaciones sexuales.

¿Prestas suficiente atención a tu flujo vaginal?

La idea es que existen numerosos tipos de flujo vaginal, ya que es una secreción que, de por sí, cambia de manera fisiológica. Es importante prestarle atención a todos sus aspectos, puesto que un cambio de color o de cantidad puede indicar que existe alguna patología.

Igualmente, es esencial fijarse en el olor. Es uno de los parámetros que más se altera ante una infección. Sin embargo, lo recomendable es acudir siempre al ginecólogo ante cualquier duda o alteración que aparezca, para que él compruebe si es normal o no.

Te podría interesar...
5 remedios caseros que te ayudan a controlar el exceso de flujo vaginal
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
5 remedios caseros que te ayudan a controlar el exceso de flujo vaginal

El exceso de flujo vaginal se produce por alteraciones en el pH de la zona íntima. Descubre 5 remedios caseros que pueden ayudar a controlarlo.



  • Spence D, Melville C. Vaginal discharge. BMJ. 2007;335(7630):1147–1151. doi:10.1136/bmj.39378.633287.80
  • Sánchez-Hernández, J. A., González-Belén, L., Rojas-Valderrama, K., & Muñoz-Zurita, G. (2017). Prevalencia de Candida albicans y su relación con cambios en el pH vaginal. Atención Familiar, 24(1), 18–22. https://doi.org/10.1016/j.af.2017.01.003
  • Sivaranjini R, Jaisankar T, Thappa DM, et al. Spectrum of vaginal discharge in a tertiary care setting. Trop Parasitol. 2013;3(2):135–139. doi:10.4103/2229-5070.122140
  • Zemouri C, Wi TE, Kiarie J, et al. The Performance of the Vaginal Discharge Syndromic Management in Treating Vaginal and Cervical Infection: A Systematic Review and Meta-Analysis. PLoS One. 2016;11(10):e0163365. Published 2016 Oct 5. doi:10.1371/journal.pone.0163365
  • Mitchell H. Vaginal discharge--causes, diagnosis, and treatment. BMJ. 2004;328(7451):1306–1308. doi:10.1136/bmj.328.7451.1306