¿Qué significa el flujo blanco antes de la menstruación?

El flujo blanco antes de la menstruación es señal de buena salud reproductiva. Por lo tanto, no debe causar ninguna inquietud. Pero algunos signos pueden advertir de un problema.
¿Qué significa el flujo blanco antes de la menstruación?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 19 octubre, 2022

El flujo blanco antes de la menstruación se considera una manifestación completamente normal. Se debe a los cambios hormonales propios del ciclo menstrual. No debe ser motivo de preocupación, a menos que presente otras características extrañas que lo acompañen.

Las secreciones vaginales están presentes durante todo el mes y presentan cambios a medida que se desarrolla el ciclo. El flujo blanco antes de la menstruación es una de esas modificaciones habituales.

En los días previos al periodo o durante el embarazo, aumentan los niveles de progesterona. Esto es lo que causa el aspecto más claro de las secreciones.

¿Cómo es el flujo blanco normal?

La secreción vaginal blanca se conoce como leucorrea  y está compuesta de líquido y de bacterias propias de la vagina. Se produce de manera normal todos los días, pero tiene algunos cambios durante la ovulación, y antes y después de la menstruación.

Se considera que la leucorrea puede ser normal o patológica. El nombre solo define el color de la secreción. Otros signos y circunstancias determinarán si hay un trastorno o no.

Lo normal es que sí haya flujo blanco antes de la menstruación. El resto del mes, este flujo es blanco o transparente, pero de consistencia más líquida. Antes del periodo se torna cremoso y espeso.

También es normal que este tipo de flujo tenga un tono amarillento claro. Lo habitual es que aparezca justo antes de la menstruación, pero también es posible que se presente unas jornadas antes. Si es normal, no habrá síntomas como dolor, picor o comezón en la zona.

Causas del flujo blanco antes de la menstruación

Lo usual es que el flujo blanco antes de la menstruación sea un efecto normal del ciclo menstrual, como ya aclaramos. Sin embargo, también es posible que sea consecuencia de algún trastorno (leucorrea patológica).

Ciclo menstrual

La causa básica por la que aparece el flujo blanco antes de la menstruación son las hormonas del ciclo menstrual. El aumento en la producción de progesterona hace que la secreción se vuelva más espesa y turbia o blanquecina. Esto sucede tanto al comienzo del periodo como al final.

Este tipo de flujo es de color blanco y tiene consistencia cremosa. No tiene olor y tampoco se acompaña de otros síntomas, como dolor abdominal, picor o molestias por el estilo.

Anticonceptivos hormonales

El uso de anticonceptivos hormonales puede hacer que se modifique el flujo vaginal, haciéndolo más espeso y blanco. Esto sucede por los cambios en la concentración de las sustancias del cuerpo. Es más habitual que esto ocurra cuando una mujer comienza a tomar un nuevo anticonceptivo.

Vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es otra de las causas del flujo blanco antes de la menstruación. En este caso, también hay olor fétido, similar al del pescado, y picor o ardor al orinar.

La secreción puede tener un tono verdoso o grisáceo. Ocurre cuando hay un desequilibrio en las bacterias que están presentes en la vagina.

Candidiasis

La candidiasis es una infección micótica, o sea, causada por hongos. En particular, por acción del hongo Candida albicans.

Se estima que hasta el 75 % de las mujeres la experimentan una vez en la vida. Además de flujo blanco, provoca enrojecimiento, comezón y ardor en la zona de la vagina.

Vaginitis

La vaginitis es una inflamación de la vagina y del cuello uterino. Es provocada por hongos, bacterias u otros microorganismos.

Uno de los síntomas es el flujo blanco antes de la menstruación, que va acompañado de olor desagradable, hinchazón y puntos rojos o blancos en la mucosa de la vagina o en el cuello del útero. Estos últimos solo los puede ver un médico con una colposcopia.



Enfermedades de transmisión sexual (ETS)

Casi todas las enfermedades de transmisión sexual provocan cambios en el color y la textura del flujo vaginal. Este puede tornarse blanco o amarillento, a veces con un olor muy desagradable.

Las infecciones más frecuentes son la clamidiasis, la gonorrea y la tricomoniasis. A veces hay otros síntomas acompañantes, como picazón, dolor o sangrados fuera de la menstruación.


Aprende más sobre el Tratamiento de la gonorrea


Embarazo

A veces, el flujo blanco antes de la menstruación es una señal de embarazo. En este caso también hay un gran aumento de la progesterona y esto hace que cambien las características del flujo. No hay olor, pero sí una textura más espesa de lo habitual.

¿Qué hacer ante el flujo blanco?

Como ya lo indicamos, el flujo blanco antes de la menstruación es normal y, por lo tanto, no requiere de ningún tratamiento. Lo que sí se puede hacer es tener prácticas habituales de cuidado para prevenir molestias o enfermedades asociadas.

Muchos expertos recomiendan el uso de suplementos probióticos para promover y mantener una flora vaginal saludable.

Son aconsejables las siguientes medidas:

  • Buena higiene. La zona genital debe permanecer limpia y seca.
  • Ropa interior de algodón. Las fibras sintéticas favorecen las infecciones vaginales.
  • Limpiarse de adelante hacia atrás. Esto impide que las bacterias pasen del ano a la vagina.
  • Evitar el uso de duchas vaginales. Estas pueden aumentar el riesgo de infección.
  • Evitar los productos vaginales perfumados. Los desodorantes o las toallitas perfumadas a veces causan irritación.
  • Tener sexo seguro. El uso del condón previene el contagio de las enfermedades de transmisión sexual.
Tampones aumentan el riesgo de ETS.
Los tampones favorecen las infecciones del tracto urinario, lo que podría derivar en vaginitis y cambios en el flujo.

¿Cuándo consultar con el médico?

La presencia de flujo blanco antes de la menstruación solo es motivo de consulta médica si persiste o se acompaña de síntomas molestos. Las principales señales de que puede haber un problema de salud son las siguientes:

  • Dolor pélvico, al orinar o durante las relaciones sexuales.
  • Dolor o ardor en la vagina o cerca de esta.
  • Flujo espumoso o grumoso.
  • Llagas o erupción cutánea.
  • Sangrado.
  • Mal olor.

La mayoría de las mujeres sufren alguna infección vaginal a lo largo de su vida. Una de las señales son los cambios en las secreciones, por lo cual es importante estar atentas a cualquier modificación.

Te podría interesar...
Flujo blanco y cremoso: causas y tratamiento
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Flujo blanco y cremoso: causas y tratamiento

El flujo blanco y cremoso casi siempre es normal, a menos que tenga mal olor o vaya acompañado por ardor, picor o síntomas similares.



  • Sánchez-Hernández, J. A., Castellanos-Vázquez, S., & Rivera-Tapia, J. A. (2013). Leucorrea como signo de infecciones cérvicovaginales. Revista Costarricense de Salud Pública, 22(1), 56-60.
  • Síntomas, A. Z. Picazón y flujo vaginal en mujeres adultas y adolescentes.
  • Duncan, J. G., Béjar, V., Cáceres, A., & Valencia, E. (2000). Variedades de Candida en mujeres con flujo vaginal anormal. In Anales de la Facultad de Medicina (Vol. 61, No. 1, pp. 51-54). Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.