Tips para quitar el enojo en minutos

Hay situaciones que enfadan y son capaces hasta de causar problemas de salud. Te presentamos algunos consejos para ayudarte a controlar el estrés que provoca el enojo.
Tips para quitar el enojo en minutos

Escrito por Yamila Papa Pintor, 29 diciembre, 2017

Última actualización: 01 diciembre, 2020

Por diferentes motivos, hay momentos en los que la ira puede apoderarse de ti. Y a veces es difícil “volver a la realidad” y recuperar la tranquilidad. Por ello, en el siguiente artículo te contaremos cómo quitar el enojo en minutos. Así, podrás continuar con las actividades del día a día con positividad y dejar de lado el malestar.

Consejos para quitar el enojo

Existe una frase clave: “por cada minuto que estés enojado, perderás 60 segundos de felicidad”. Esto no quiere decir que tengas que estar alegre todo el tiempo. En realidad, quiere decir que no vale la pena anclarse en el malestar y perder todo el día en rumiar e intensificarlo.

Un mal día en el trabajo, una discusión con la pareja, un atasco o un malentendido con un amigo o una inquietud propia pueden generar enfado. Y, en algunos casos, la ira no desaparece tan rápido y te “amarga” el resto del rato.

Es normal que ello se convierta solo en el inicio de una jornada repleta de situaciones irritables. Quizás se deba a que estás más predispuestos a ellas. Por eso, es fundamental aprender cómo quitar el enojo lo más rápido posible. Presta atención a los siguientes consejos.

¿Vale la pena permanecer enojado todo el día? ¿No sería mejor invertir las energías y el tiempo en distraernos de aquello que nos hizo enojarnos, dejarlo ir y luego, con la cabeza fría, buscar una solución?

1. Acepta aquello que no puedes cambiar

¿De qué te sirve enojarte por un atasco en la autopista? ¿Harás que los coches vayan más rápido por maldecir y pensar que tienes mala suerte? Por supuesto que no. Hay cosas en la vida que no dependen de ti y, por ende, no es posible cambiarlas.

Hombre que no ha podido quitar el enojo

Lo mismo sucede cuando se trata de un problema con otra persona. Es verdad que puedes cambiar ciertos aspectos propios, pero no es posible modificar a los demás. Tal vez lo mejor sea aceptar las cosas como son y que no te afecten tanto.

2. Respira profundo para quitar el enojo

Esta técnica te servirá para quitar el enojo. Ya que reduce los latidos del corazón y, al mismo tiempo, ayuda a oxigenar el cerebro.

  • Respira en profundidad para llenar los pulmones de aire.
  • Retenlo durante unos segundos y, luego, expúlsalo lo más lento posible.
  • Además, cierra los ojos al practicarla mientras procuras mantener la mente despejada.

Como bien afirman varios investigadores de la Universidad de Atlanta, las respiraciones profundas activan el sistema nervioso parasimpático; el cual está considerado como un mecanismo equilibrante y relajante. Por lo tanto, también te servirá para evitar la ira, una palabra hiriente, un improperio o arrojar un objeto al suelo.

3. Cuestiona las emociones

Quizás no sea un buen momento para ponerse crítico con uno mismo, pero conviene pensar en qué cosas te generan sentimientos negativos. Por ejemplo, si sabes que el tráfico te pone de mal humor, ¿por qué no salir más temprano de casa u optar por el metro?

Mujer enfadada

Haz del enojo algo racional y te darás cuenta de que se trata de una banalidad que se puede solucionar.

Pero si dejas que las emociones te dominen, cada vez estarás más enfadado, más frustrado. Por el contrario, si piensas en “frío” al respecto, podrás identificarlo como algo pasajero y cotidiano.

4. Pide un “tiempo fuera” para quitarte el enojo

Algunas veces sucede que no eres capaz de pensar con claridad debido al enojo. Cuando notes que cada vez estás más irascible, lo mejor es dar un paso atrás, abrir la ventana para respirar un poco de aire fresco o dar un paseo por un parque. Cualquier cosa sirve para desviar la atención del problema.

En cualquier caso, lo ideal es que elijas alguna actividad que te haga pensar en otra cosa. Lee un poco, escucha música, haz ejercicio, mira un capítulo de tu serie favorita… Lo que sirva para serenarte será bienvenido.

5. Busca gestos tranquilizadores

Por ejemplo, durante una pelea de pareja una buena manera de calmar la situación es darle un abrazo al otro.

Incluso, tal y como explica una investigación avalada en 2016 por la Sociedad de Personalidad y Psicología Social, con una caricia puede ser suficiente. Esto sucede porque la calidez o el calor del contacto con el otro devuelve a la realidad.

Mujer tranquilizando a otra

Haz la prueba. Pídele a tu pareja que te haga un masaje en el cuello cuando llegues enojado de la oficina. ¡Es una excelente técnica para combatir la ira!

6. Controla los movimientos

Otra de las maneras de quitar el enojo es mantener una postura tranquila. Cuando la ira gobierna es normal gritar, gesticular, mover los brazos o caminar de aquí para allá. En este sentido, procura que los movimientos que realices sean lentos para que el cerebro se desacelere.

También puede ayudarte bajar el tono de voz. Y puedes probar a tomar asiento y mantener erguida la espalda para relajarte.

7. Evita situaciones irritables para quitar el enojo

Si eres propenso a enfadarte, por ejemplo, en la oficina; existen técnicas que te pueden servir.

Hombre gritando

Para ello, una buena opción es llenar el escritorio de objetos de color verde. Este tono relaja, da la sensación de estar rodeado de naturaleza y de paz. Así evitarás llegar a estados de ira.

El verde es el color del equilibrio y la armonía y, por lo tanto, puede ser útil en momentos de estrés. Si uno ha experimentado un trauma, una seda verde envuelta alrededor de los hombros puede tener un efecto terapéutico.

Zena O´Connor (2011)

Anticípate para quitar el enojo a tiempo

Por otra parte, te recomendamos “prevenir antes que curar”. Tú más que nadie sabes en qué momentos o situaciones te enfadas más. Aprovecha esa información para alejarte a tiempo o, al menos, para estar preparado.

Por ejemplo, si sabes que el jefe te pedirá algo urgente un viernes a última hora, que habrá una discusión en casa por llegar tarde o que te pone de mal humor hacer cola en el mercado; prepárate para ello. Anticipándote a la situación, reducirás la ira.

Te podría interesar...
6 técnicas fáciles para controlar la ira
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
6 técnicas fáciles para controlar la ira

La ira puede afectar de forma grave a la salud mental y física. Descubre cómo reducir sus efectos con estas 6 maneras de controlar la ira.



  • Jakubiak, BK y Feeney, BC (2016). Toque afectivo para promover el bienestar relacional, psicológico y físico en la edad adulta: un modelo teórico y revisión de la investigación. Revisión de la personalidad y la psicología social, 21 (3), 228–252. https://doi.org/10.1177/1088868316650307
  • Kleef, Gerben A., De Dreu, Carsten KW, Manstead, Antony SR. Los efectos interpersonales de la ira y la felicidad en las negociaciones. Revista de personalidad y psicología social, Vol 86 (1), enero de 2004, 57-76. Asociación Americana de Psicología. https://psycnet.apa.org/buy/2003-11198-004.
  • López Blanco, Betsabé y Rodríguez García, Edith y Vázquez Pineda, Fernando y Alcázar, Raúl J. (2012). Intervención cognitivo conductual para el manejo de la ira. Revista Mexicana de Psicología, 29 (1), 97-103. [Fecha de Consulta 8 de Noviembre de 2020]. ISSN: 0185-6073. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=2430/243030189009
  • Noble, DJ y Hochman, S. (2019). Hipótesis: los patrones de actividad aferente pulmonar durante la respiración lenta y profunda contribuyen a la inducción neural de la relajación fisiológica. Fronteras en fisiología, 10. https://doi.org/10.3389/fphys.2019.01176
  • O'Connor, Z. (2011). Psicología del color y terapia del color: Caveat emptor. Investigación y aplicación del color, 36 (3), 229–234. https://doi.org/10.1002/col.20597
  • Soriano, C. y Valenzuela, J. (2009). Emoción y color entre idiomas: asociaciones implícitas en términos de color en español. Información de ciencias sociales, 48 ​​(3), 421–445. https://doi.org/10.1177/0539018409106199