9 trucos para preservar las flores cortadas por más tiempo

La armonía y la alegría que transmiten las flores son razones para querer que perduren mucho tiempo en cualquier rincón del hogar. Evita que marchiten rápido con los secretos que revelaremos.
9 trucos para preservar las flores cortadas por más tiempo

Última actualización: 14 octubre, 2022

Las flores recién cortadas transmiten dulzura, belleza y energía positiva, motivos por los que provoca preservar su vida tanto como sea posible. Pero prolongar la existencia de estas plantas es complicado cuando no están sembradas.

Arrancar las flores del suelo acelera su envejecimiento, que se hace evidente a través de tonos marrones, avisando que pronto marchitarán. Por ser plantas ornamentales, no basta solo con remojar los tallos en agua. Es necesario llevar a la práctica algunos trucos que extiendan el buen estado de las flores.

¿Por qué las flores cortadas se marchitan más rápido?

El boletín informativo Hojas Divulgadoras atribuye a las bacterias la condición marchita de las flores. La investigación alega que tales microorganismos penetran en los tejidos vegetales para infectarlos.

En la publicación explican que ciertos microbios atacan los órganos subterráneos de las plantas o la parte aérea. Y las consecuencias de las enfermedades bacterianas en las flores es la marchitez.

Según la especie, algunas duran frescas más tiempo. Los ramos armados con ejemplares cortados del jardín aguantan un máximo de 5 semanas; siempre que reciban los cuidados apropiados que incrementan la longevidad.

Entre las flores que sobreviven más días en los jarrones destacan las siguientes:

  • Calas.
  • Zinnias.
  • Claveles.
  • Gladiolas.
  • Crisantemos.


Consideraciones para preservar por más tiempo las flores

Existen reglas básicas que ayudan a extender la vida de las flores dentro de un florero; una de ellas es desinfectar el recipiente. Llénalo con agua caliente, agrega un poco de lejía y deja que repose la mezcla. Luego de una hora lo lavas con agua y jabón.

También hay que documentarse sobre las especies a las que pertenecen las flores, de modo que sepas cuáles combinar. Algunas plantas liberan alcaloides dañinos, como la licorina, de modo que es mejor separar por ejemplares para no secarlos.

En cuanto al agua, un par de días es el máximo para el reemplazo. Al cambiarles la hidratación, lava y seca el florero antes de introducir nuevamente el ramo.

No exhibas las flores junto a la ventana, porque la incidencia directa de luz solar las deprime antes de tiempo. Es preferible un sitio fresco, alejado de las corrientes de aire o los aparatos de calefacción.

Arreglo floral.
El recipiente que se elija tiene mucho que ver en el tiempo de longevidad de la flor cortada.

Los mejores trucos para preservar por más tiempo las flores cortadas

Si quieres preservar durante más tiempo las flores cortadas, selecciona brotes que comienzan a abrirse, las que muestren las hojas más verdes y las que luzcan pétalos firmes y coloridos. Con los mejores ejemplares del jardín, lleva a la práctica los siguientes consejos para ampliar su frescura.

1. Alimenta con azúcar

Una cucharada de azúcar blanca alimenta las flores cortadas.

Este ingrediente brinda a las plantas los nutrientes que demandan cuando abandonan el suelo. Adiciona al agua del jarrón 2 cucharadas de azúcar y notarás el vigor del arreglo floral.

2. Refrigera

En especial, cuando son especies de bulbos o rosas, el agua fría les sienta bien. Floristas coinciden en que llevar los ramos recién cortados a la nevera triplica la vida de las flores.

Antes de acomodarlas en un envase, es recomendable que pasen por lo menos 6 horas en refrigeración. Las bajas temperaturas desaceleran la pérdida de líquido, favorecen el florecimiento y hacen que necesiten menos agua.

3. Escoge un buen florero

Los floreros espaciosos contribuyen a que los tallos no queden apretados y el aire circule entre el ramillete. Procura no sobrecargar el envase.

Si tienes muchas flores, repártelas en varios jarrones.

Por otra parte, el material de fabricación de los floreros es fundamental para extender la duración del arreglo. Los de cristal o vidrio son buenas alternativas, pero los jarros de plata conservan por más tiempo las flores.

Una sección de la revista Nursing comenta que la plata es un biocida natural, por lo que destruye microbios. La publicación también dice que la plata como antimicrobiano previene el deterioro del agua.

4. Vierte cloro

El cloro (Cl) ejerce una actividad relacionada con la fotosíntesis y es clave en la turgencia celular. El laboratorio de análisis agrícola Fertilab señala que este elemento químico funciona como micronutriente esencial para las plantas.

La deficiencia o el exceso de Cl se manifiesta en el marchitamiento, ya que la transpiración resulta afectada y se convierte en clorosis. Lo apropiado es ¼ de cucharada por un litro de agua.

5. Añade vodka

Un chorrito de vodka en el agua de las flores hace más lenta la producción de etileno natural. La Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires explica que el etileno es una hormona gaseosa sintetizada por todos los órganos de las plantas, cuya generación aumenta naturalmente durante la separación de la hoja y la senescencia o el envejecimiento floral.

6. Diluye aspirina

El ácido acetilsalicílico o aspirina posee entre sus componentes carbonato de sodio, una sal mineral conveniente para dilatar la vida útil de las flores. Un estudio difundido por la Revista Fitotecnia Mexicana demostró que algunas sales preservan las relaciones hídricas y la función de los tejidos conductores, favoreciendo significativamente la vida en floreros.

Atendiendo a dichos argumentos, pulveriza 2 aspirinas y dilúyelas en agua tibia. Después que la mezcla enfríe, incorpórala al envase de las flores frescas.

Aspirina para las plantas.
Las aspirinas son un truco conocido para los jardineros. Su aporte suele sostener la vitalidad de las flores.

7. Nutre con soda

Las sodas que contienen altos niveles de azúcar nutren los tallos cortados; también disminuyen el pH del agua, debido al grado de acidez industrial. Para ampliar la vitalidad de las flores, liga un poco de refresco con el agua del jarrón. De preferencia, usa bebidas que no tiñan el agua de marrón.

8. Desinfecta con vinagre

El vinagre es vinculado a la inhibición del crecimiento de bacterias. El constituyente primordial de esta sustancia es el ácido acético y su empleo es común en protocolos de desinfección, como acota un trabajo de la Revista Red Iberoamericana de Pedagogía.

Otra investigación científica relacionada con el área de la salud reveló que la exposición al vinagre durante 20 minutos reduce las bacterias vivas. Para preservar las flores cortadas, junta 2 cucharaditas de vinagre por cada litro de agua. Este cóctel desinfecta, libera de la proliferación de bacterias y alarga la frescura floral.

9. Prepara un revitalizante

Mezcla vinagre, azúcar y agua tibia.

Las soluciones vigorizantes son remedios idóneos para la tersura de las flores. Este preparado se junta con el agua del florero para alimentar la planta y prevenir las bacterias.



Importancia del corte para preservar por más tiempo las flores

La forma en que recortas las flores tiene mucho que ver con su duración. Lo adecuado es hacerlo por las mañanas, porque hay menos calor y es cuando están más cargadas de carbohidratos.

Corta los tallos en diagonal, de modo que luego absorban líquidos sin dificultad. Apenas las podes, mete las flores en un bote con agua, pues así continúan la alimentación.

Por último, la conservación de las flores frescas se sustenta en prevenir enfermedades. Para ello es pertinente quitar las hojas nacientes al final del tallo, ya que tienden a dañarse más rápido y acumulan bacterias.

Te podría interesar...
Consejos y pasos para tener un jardín alpino en tu casa
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Consejos y pasos para tener un jardín alpino en tu casa

Un jardín alpino en casa traslada la esencia de plantas montañosas. Son elegantes, decorativos y admiten especies provechosas para la salud.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.