Trucos infalibles para remover la cera de vela de la ropa, suelo y muebles

A medida que las velas se derriten, la cera termina adherida a las superficies, dificultando en ocasiones su limpieza. Te contamos cómo quitarla sin dejar rastros.
Trucos infalibles para remover la cera de vela de la ropa, suelo y muebles

Última actualización: 16 diciembre, 2022

Remover la cera de vela cuando esté seca es imprescindible para evitar manchas y residuos del producto. Si bien el material parece fundirse con las superficies, existen trucos sencillos de implementar.

Pero, ¿por qué darle tanta importancia a la cerilla derretida? Generalmente, suele condicionarse a lo antiestético que luce un objeto impregnado de cera y poco se habla de las reacciones que el contacto con este elemento podría causar a la salud.

Sí, las velas lucen hermosas, decorativas y muchas huelen delicioso. No obstante, hay que ser precavidos con ellas, incluso después de usarlas. Conozcamos cómo limpiar los restos.

¿Qué es la cera de vela?

Las ceras son sustancias sólidas y de fácil fundición, cuya composición es de origen vegetal, animal o mineral. Es maleable y no soluble al agua. Aplica para usos múltiples; uno de los más comunes es la fabricación de velas.

Admitiendo diversidad de formas, colores y olores, las candelas constan de una mecha y un combustible, que en este caso es la cera; aunque también puede ser grasa o parafina. La última es la más frecuente, por su similitud a la secreción sintética producida por las abejas.

Según explica la Asociación Nacional de Velas, las ceras para velas de calidad ofrecen un quemado limpio y seguro, gracias a las mezclas elegidas por los fabricantes. Sin embargo, una de las consecuencias del encendido es lo que se derrama.



¿Por qué es importante remover la cera de vela de las superficies?

Apartando lo desagradable que luce un textil, piso o mobiliario bañado con pedazos de vela derretida, es fundamental quitar el sobrante para evitar situaciones relacionadas con la salud.

Al desleírse y pegarse a las superficies, la persona está propensa a tocar la cera. Y si se trata de alguien alérgico a los ingredientes o al color, podría experimentar una reacción solo por palpar el material, como reseña Medline Plus.

Los efectos incluyen síntomas como los siguientes:

  • Lagrimeo.
  • Hinchazón.
  • Enrojecimiento.
  • Ampollas o erupciones cutáneas.

Si sufres de estas alergias, es necesario que retires la cera con guantes.

Dermatitis en las manos.
Si tienes antecedentes de alergia cutánea, ten cuidado al manipular cera de velas.

Consejos para remover la cera de vela de la ropa, suelo y muebles

Especialmente en época de Navidad, tienden a utilizarse velas como parte de la decoración. Las ubican cerca de los muebles, orilladas en repisas o lugares donde complementen los adornos. En todos los casos son imprescindibles las medidas de seguridad que recomienda la Asociación Latinoamericana de Fabricantes de Velas.

Mientras estos elementos están encendidos, es casi inevitable que la cera manche el área en que posicionaste la vela o que, movilizándola, una gota caiga en tu ropa, en la alfombra o en un mueble.

Si la cerilla queda sobre alguno de estos objetos, antes de intentar cualquier método para limpiarla, lo principal es revisar las instrucciones del fabricante. Es probable que haya algún consejo específico. De no contar con indicaciones, es factible la ejecución de los trucos que veremos a continuación.

¡Nunca toques la cera si está caliente! La advertencia básica para removerla es aguardar a que enfríe.

Raspar en seco

El raspado con el borde de una tarjeta plástica o con un cuchillo para untar funciona si la cera está en la ropa o en muebles. Procura no frotar contra las fibras, ya que dificulta el proceso.

Usar aguarrás

El aguarrás mineral o trementina es una fórmula disolvente de empleo frecuente en la industria de pinturas y el lavado en seco, como acota la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland. Sirve para limpiar la cera de vela en suelos de vinilo, pasando un paño apenas mojado en la sustancia.

Al tratarse de un químico potente, no olvides proteger tus manos y ponerte mascarilla. Los Archivos Argentinos de Dermatología puntualizan que la dermatitis provocada por esta sustancia es infrecuente, pero no resta la probabilidad de padecer la afección, a través del contacto directo o mediante sus derivados.

Someter al calor

El calor es el recurso apropiado para sacar la cera derretida del piso. Una de las formas es mojar con un poco de agua caliente para disolver la cera y que suba a la superficie. Después, limpias con agua y jabón.

Otro sistema es pasar la secadora de cabello. Activa el máximo nivel de calentura del aparato y deja que el aire apunte directo al piso manchado, hasta que la cerilla se haga líquida. Mientras se transforma, limpias con un paño.

La plancha también ayuda a remover la película de vela en la ropa, manteles y servilletas de tela. El procedimiento consiste en cubrir la cera con toallas de papel absorbente y plancharla a calor medio, cambiando los papeles en tanto se impregnen.

No uses toallines con figuras de color, porque las altas temperaturas harán que se transfieran a la tela.

Aprovechar el frío

Congelar la cera de vela destaca entre las estrategias para removerla, pues el frío la endurece y simplifica la limpieza. Si la cera cayó sobre una pieza pequeña de tela o un objeto de tamaño moderado, podrías llevarlos un rato al congelador, esperar que congelen y después raspar.

Cuando los restos están sobre un mueble, la sugerencia es tomar cubitos de hielo envueltos en un trapo absorbente y ponerlos sobre la cerina. Tras una hora, deberías despegarla sin problemas. Si todavía hay trozos, recurre al raspado.

Meter el hielo en bolsas plásticas y frotar la cera pegada en las alfombras es un paso previo a lavarlas con champú, secarlas al sol y aspirarlas para dejarlas totalmente limpias.

Lavar con detergentes

Los detergentes contribuyen a remover la cera de vela de los suelos de ladrillo, cemento y baldosas. Lo primero que tienes que hacer es raspar y, al final, lavas con una mezcla de agua y detergente.

Igualmente, lavar en lavadora la ropa manchada con cera es un truco infalible retirando los residuos, luego de limar o congelar la cera.

Decoración con velas.
Es muy difícil que una decoración con velas no acabe con cera derramada. Así que repasa estos trucos para solucionar el problema.

Limpiadores especiales

Los aerosoles de limpieza de propósito múltiple o los líquidos para asear tapizados son idóneos en esta misión. Lo que corresponde es rociar el limpiador sobre la cera y pasar una esponja o un paño de microfibra humedecido con agua.

Vinagre o alcohol

Ambos líquidos son efectivos cuando la cera a remover es bastante vieja.El vinagre blanco y agua, en partes iguales, es útil en los suelos de vinilo y de madera, porque limpia y no destiñe. Pasa un paño hasta que no haya rastros de la vela.

El alcohol borra la cera difícil de salir en telas. La receta incluye 2 partes de alcohol isopropílico con 2 de agua, frotar con una toalla y enjuagar con agua fría. El procedimiento se repite hasta que la prenda esté limpia por completo.



Dato extra: recicla la cera de vela que logras remover

La cera de vela que resulta del raspado es de provecho en manualidades o bricolaje. Acumula en un frasco de vidrio el producto y tenlo a disposición cuando lo requieras.

La manera en que reciclas la cera es derritiéndola nuevamente e incorporando una mecha de pabilo para fabricar otra vela. Asimismo, es un recurso efectivo al encerar bisagras y puertas o como sello vintage para cartas.

Te podría interesar...
Cómo quitar la silicona del cristal y otras superficies
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo quitar la silicona del cristal y otras superficies

Para quitar la silicona del cristal hay varios métodos. La forma común es usando una cuchilla, pero te enseñaremos otras técnicas.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.