Urocultivo: ¿qué es y para qué se utiliza?

04 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador
Todos nos hemos hecho un análisis de orina, pero resulta difícil saber qué pasa con la muestra una vez entregada al profesional. El urocultivo es una de las técnicas usadas para aislar patógenos.

Las infecciones del tracto urinario (ITU) son patologías muy comunes. Estudios científicos calculan que entre el 50 % y el 60 % de las mujeres tendrán algún episodio a lo largo de sus vidas. Muchos gérmenes pueden causarla, pero por fortuna el urocultivo sirve para detectar al agente causal concreto.

En el año 1995 el gasto directo e indirecto de estas infecciones en Estados Unidos alcanzaba de forma anual los 2000 millones de dólares. Desde luego, saber identificar al patógeno que causa cada caso es esencial para la pronta recuperación del paciente.

¿Para qué se usa un urocultivo?

En primer lugar, es necesario destacar que un urocultivo y un análisis de orina no son lo mismo. El segundo consiste en una serie de exámenes aplicados sobre la muestra del paciente, entre los que se encuentran pruebas macroscópicas y microscópicas, fisicoquímicas y, si es necesario, un urocultivo al final.

Por lo tanto, no todos los análisis de orina requieren de un urocultivo para diagnosticar al paciente. Estos se contemplan cuando el profesional sospecha de una infección urinaria en adultos y niños, tal y como indica la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Para saber más: ¿Qué detecta un análisis de orina?

¿Cómo se toma la muestra?

La mayoría de las veces, la muestra de orina se tomará en casa y luego se llevará al centro de salud de confianza del paciente. De todas formas, el comité de microbiología clínica de la Sociedad Chilena de Infectología establece en un documento cada uno de los pasos de forma detallada.

Profesional con muestra de orina.
La muestra de orina es procesada en los laboratorios de acuerdo a los requerimientos de la prescripción médica.

Obtención de la muestra

Esta es una etapa crucial en el proceso de recolección de orina, pues el líquido puede contaminarse con bacterias comensales de la piel y de los conductos genitourinarios del paciente. Según la Sociedad Americana de Microbiología se considera válida cualquier muestra con menos de un 5 % de contaminación.

Existen varios tipos de recolección de la muestra, pero vamos a fijar nuestra atención en el más típico de todos: el paciente debe miccionar sobre un bote en casa y llevarlo luego al centro de salud. En este procedimiento deben tenerse en cuenta las siguientes pautas:

  • El paciente debe recoger la primera orina de la mañana, ya que es la más concentrada.
  • No hay que forzar la ingestión de líquidos antes de recoger la muestra, pues se diluye la orina.
  • Se recomienda recoger un volumen de 25 a 50 mililitros. La cantidad mínima con la que se puede realizar el urocultivo es de 3 mililitros.

Cabe destacar que, según la revista Anales de Pediatría, la muestra también se puede obtener mediante otras técnicas, como son la punción vesical o una cateterización vesical transitoria. Estas son más asépticas que la micción, pero se trata de procedimientos mucho más invasivos que solo se aplican en casos excepcionales.

¿Qué ocurre con la muestra?

Según portales médicos ya citados, son varios los análisis que se hacen sobre un urocultivo, si bien el más común es la siembra microbiológica. Te contamos sus particularidades en las siguientes líneas:

  • Se utiliza un asa de sembrado y se extiende la muestra de orina sobre un medio propicio para el crecimiento bacteriano, generalmente compuesto por una mezcla de agar nutritivo como base sobre una placa de Petri.
  • La muestra sembrada se incuba durante 16 o 18 horas a 35-37 ºC.
  • Una vez incubada se realiza el conteo de colonias bacterianas que hayan crecido —o no— sobre la placa.

La premisa es sencilla: si las bacterias están presentes en la orina del paciente, estas se multiplicarán en el urocultivo. Esto permite saber si la persona está infectada o no y, mediante más pruebas posteriores —o si es el medio específico para ese patógeno— se averiguará el agente exacto causante de la infección.

Síntomas de una infección urinaria

Saber si requieres o no de un urocultivo para solucionar una molestia que se alarga en el tiempo puede ser un problema. Por ello, a continuación te presentamos los síntomas más comunes de una infección en las vías urinarias. La Clínica Mayo nos muestra los siguientes:

  • Necesidad imperiosa y constante de orinar.
  • Sensación de ardor al miccionar.
  • Orina de color turbio, rojo o con un olor fuerte.
  • Dolor pélvico en las mujeres.

Según el tramo del aparato genitourinario en el que se hayan asentado las colonias bacterianas, los síntomas serán diferentes. Aun así, la presencia de los signos ya descritos más episodios de fiebre y molestias abdominales son muy comunes.

Resultados del urocultivo

Los resultados del examen son de interpretación sencilla: el valor proliferación normal implica que todo está en orden, por lo que se descarta una infección bacteriana en el paciente. Por otro lado, un examen de resultado positivo implica la presencia de bacterias u hongos en alguna zona del tracto urinario.

En estas situaciones, el profesional que lleve tu caso te determinará el antibiótico o antifúngico pertinente para cada ocasión. Recuerda seguir estrictamente las recomendaciones del médico, pues un tratamiento detenido antes de tiempo puede complicar la evolución.

Muestra de orina para urocultivo.
El proceso de toma de muestra de los urocultivos es un paso clave, ya que no se debe contaminar el material.

Urocultivo en el embarazo: ¿es importante?

Según la organización Inatal, el urocultivo durante el embarazo es especialmente importante. Las mujeres embarazadas presentan una mayor predisposición a infecciones bacterianas, debido a los cambios fisiológicos que se producen durante el período de gestación.

Además, muchas son asintomáticas. Una infección de orina, aunque no cause signos clínicos en la madre, puede provocar complicaciones no deseadas, como un mayor riesgo de parto prematuro.

La importancia del urocultivo

Como habrás podido leer en estas líneas, el urocultivo es una de las pruebas comprendidas dentro del análisis de orina si es que el profesional médico sospecha de una infección en el paciente. Esta sencilla técnica laboratorial permite a los científicos aislar e identificar al agente patógeno en cada caso.

La recogida de la muestra es muy sencilla y se puede hacer desde casa, si bien hay casos excepcionales que requieren de punciones y catéteres. Un cultivo negativo indica la ausencia de la bacteria en las vías genitourinarias del paciente, mientras que uno positivo hace necesario el uso de antibióticos o antifúngicos.

  • Alós, J. I. (2005). Epidemiología y etiología de la infección urinaria comunitaria. Sensibilidad antimicrobiana de los principales patógenos y significado clínico de la resistencia. Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica23, 3-8.
  • Urocultivo, medlineplus.gov. Recogido a 3 de diciembre en https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003751.htm#:~:text=Es%20un%20examen%20de%20laboratorio,urinaria%20en%20adultos%20y%20ni%C3%B1os.
  • Triantafilo, V. (2001). Recomendaciones para el diagnóstico microbiológico de la infección urinaria. Rev Chil Infect18(1), 57-63.
  • American Society for Microbiology. Recogido a 3 de noviembre en https://asm.org/
  • Métodos para la recogida de muestras de orina para urocultivo y perfil urinario, analesdepediatría.org. Recogido a 3 de diciembre en https://www.analesdepediatria.org/es-metodos-recogida-muestras-orina-urocultivo-articulo-13111597
  • Infección de las vías urinarias, mayoclinic.org. Recogido a 3 de diciembre en https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/urinary-tract-infection/symptoms-causes/syc-20353447
  • El urocultivo en el embarazo, inatal.org. Recogido a 3 de diciembre en https://inatal.org/el-embarazo/consultas/pruebas-diagnosticas-durante-el-embarazo/119-el-urocultivo-en-el-embarazo.html