20 usos del bicarbonato de sodio para la limpieza del hogar

El bicarbonato de sodio es una sustancia que se disuelve fácilmente en agua y puede ayudar a desprender la grasa y las acumulaciones de mugre.
20 usos del bicarbonato de sodio para la limpieza del hogar

Escrito por Jose Popoff

Última actualización: 29 julio, 2022

Son diversos los usos del bicarbonato de sodio para la limpieza del hogar.  Al respecto, se señala que es útil para desmanchar tazas, y limpiar pisos y cerámicas de los baños, hasta remover grasa de ollas y sartenes.

Además tiene aplicaciones en la industria farmacéutica, cosmética y de alimentos. E incluso para cocinar en casa, desde platos salados (para ablandar los granos) hasta postres (como leudante en tortas). Sigue leyendo y te contamos más.

¿Qué es el bicarbonato de sodio?

El bicarbonato de sodio (NaHCO3) es una sustancia que se conoce con diversos nombres: bicarbonato sódico, carbonato ácido de sodio, carbonato de soda, hidrogenocarbonato de sodio. En el siglo XIX se le llamaba sal de Vichy, por una localidad francesa, célebre por sus baños termales.

Este compuesto cristalino, de color blanco, es ligeramente alcalino. Es un mineral que se encuentra en la naturaleza o se puede producir de forma sintética, lo cual es lo más común en la actualidad.

Se disuelve muy fácil en agua, aunque suele ser abrasivo. Puede adquirirse en farmacias y supermercados, en sobres o envases, cuya concentración es del 100 % (cada gramo de polvo es un gramo de bicarbonato de sodio).

Usos del bicarbonato de sodio

Principales aplicaciones

El bicarbonato de sodio es una sustancia muy versátil. En tal sentido, tiene diversos usos y aplicaciones, tanto domésticos como industriales. Entre estos se mencionan:

  • Primeros auxilios: para tratar quemaduras con ácidos.
  • Ingrediente en productos de higiene personal; por ejemplo, pastas de dientes y enjuagues bucales.
  • Sirve para aumentar la alcalinidad, por lo que resulta un excelente elemento para añadir al agua de las piscinas.
  • En sistemas para sofocar incendios, especialmente de tipo C, es decir, los generados por alta tensión eléctrica.
  • Tiene propiedades antisépticas, por lo que se aplica como colutorio para infecciones en la garganta y en la prevención de las caries.
  • Como leudante y ablandador en la cocina.
  • Insecticida (es ideal para matar cucarachas) y fungicida.

Estos son solo algunos de los usos del bicarbonato de sodio más comunes. Sin embargo, existen muchos otros más para la limpieza del hogar, como veremos a continuación.

Usos del bicarbonato de sodio para la limpieza del hogar

El bicarbonato se puede utilizar solo, es decir, disuelto en agua; o bien se puede mezclar con ingredientes como el zumo de limón, el vinagre y la sal, para reforzar su acción limpiadora.

Por otra parte, se usa normalmente para eliminar acumulaciones de grasa y mugre, pero también para abrillantar superficies. A continuación te comentaremos más.

1. Lavar ollas, sartenes y platos

Añade unas dos cucharadas de bicarbonato de sodio a tu jabón para lavar platos. Sirve para ayudar a eliminar la grasa más fácilmente. Si la grasa o restos de comida están muy pegados, deja reposar los utensilios en agua con esta mezcla. Utiliza esponja húmeda para evitar rayones.

2. Limpiar el fregadero

Las piezas metálicas del fregadero tornan a brillar como nuevas con ayuda del bicarbonato de sodio. Espárcelo con una esponja, realizando movimientos circulares. Finalmente, enjuaga con agua tibia.

3. Cañerías obstruidas

En caso de que el desagüe no esté fluyendo, echa media taza de bicarbonato. También vierte vinagre, el cual reaccionará haciendo espuma, y seguidamente, agua hirviendo.

4. Abrillantar superficies

Puedes utilizarlo para limpiar azulejos, tinas de baño, sumideros, etcétera. Echa un poco sobre una esponja húmeda y luego frota las superficies. Para mejores resultados, haz una pasta con bicarbonato de sodio y tu jabón de limpieza habitual. Aplica y déjala reposar por 5 minutos, luego enjuaga con agua.

5. Limpiar el microondas

Espolvorea una esponja húmeda con un poco de bicarbonato y pásala por el interior. Luego, toma un trapo húmedo y retira todo. Enjuaga la esponja, exprímela bien y repasa de nuevo. Esto es ideal para retirar los restos de comida más difíciles y, al mismo tiempo, desodorizar el aparato.

6. Desengrasar el horno

El horno suele también acumular restos de comida y salsas. Para eliminarlos, espolvorea bicarbonato de sodio en la parte inferior, las bandejas y rejillas. Rocía con agua y deja que actúe durante la noche. Por la mañana, frota y retira con una esponja: la suciedad saldrá fácilmente.

7. Manchas en muebles y paredes

Para eliminar manchas de pintura y lápices, frota el bicarbonato de sodio sobre la superficie o la pared con una esponja húmeda. Deja actuar unos minutos y, si consideras que es necesario, repite el procedimiento. Cuando te parezca que ya está bien, solo déjalo secar.

8. Limpieza de suelos

usos del bicarbonato de sodio
La fregona con cerdas amarillas evita que el agua gotee y que el suelo de madera quede excesivamente humedecido.

Disuelve media taza de bicarbonato de sodio en un balde con agua tibia. Pasa un trapo mojado y aclara con uno limpio. Esto dejará el suelo limpio y brillante, como si hubieras usado pulidora.

9. Residuos en las cortinas de la ducha

Las cortinas de la ducha suelen acumular residuos de sarro y jabón, cuando no se lavan cada semana. Para deshacerte de este tipo de suciedad, retira las cortinas, colócalas en un barreño, espolvorea una esponja con bicarbonato, frota la cortina y enjuaga. 

Otra opción es tomar las cortinas y ponerlas en la lavadora. En el primer ciclo, en lugar de jabón para lavar, colocamos bicarbonato de sodio. Y en el segundo, le añadimos el detergente de uso habitual.

10. Abrillantar cubiertos de metal

El bicarbonato sódico es excelente para abrillantar instrumentos de metal y, sobre todo, los cubiertos. Mezcla 3 partes de bicarbonato de sodio con 1 parte de agua y ponlos a remojar por unos minuros. Con ayuda de una esponja, trapo o cepillo de dientes (en desuso), frota hasta que salga toda la suciedad y la pieza quede limpia y brillante.

11. Pulir el oro y la plata

Hacer brillar la plata se logra con una pasta que tenga una cucharada de bicarbonato y vinagre, el cual último tienes que añadir poco a poco, hasta que adquiera la consistencia adecuada. Con este producto y la ayuda de un trapo limpio y seco frota los objetos. Aguarda unos minutos, y con otro paño o trapo limpio retira la pasta.

12. Devolver el brillo al acero inoxidable

En ollas, bandejas y diversas superficies, incluyendo manillas del refrigerador, puedes frotar con una esponja húmeda con bicarbonato y luego con un paño limpio. Notarás la diferencia.

13. Remover manchas en la ropa

El bicarbonato sódico mezclado con un poco de zumo de limón ayuda a quitar esas manchas difíciles en la ropa, especialmente en la ropa blanca o de colores muy claros. Si la mancha es rebelde, aplica el bicarbonato directamente con una esponja y deja en remojo un buen rato.

14. Blanquear las tazas

También elimina las manchas en las tazas más usadas. Para ello, llena la taza de agua y añade una pizca de bicarbonato, removiendo un poco para disolver. Deja en remojo media hora. Luego, enjuaga como de costumbre con agua y detergente.

Rodajas de limón

15. Potenciar el detergente líquido

Según la sabiduría popular, el bicarbonato le da un mayor equilibrio al pH del agua, lo que ayuda a dejar la ropa más limpia, fresca y brillante. Añade media taza a cada lavado con tu detergente líquido.

16. Remover manchas de aceite y grasa

Y por si fuera poco, en cuanto a los usos del bicarbonato para la limpieza del hogar, también puede ayudar a eliminar manchas de aceite y grasa (recientes). Basta con espolvorear un poco sobre la prenda manchada (previamente humedecida), dejar actuar un rato y limpiar con un cepillo. 

17. Eliminar suciedad y olores de las esponjas

usos del bicarbonato de sodio

Prepara una solución concentrada de bicarbonato de sodio y agua y sumerge las esponjas de cocina para deshacerte de la suciedad y mal olor. Te ayudará a alargar la vida útil de estos objetos y al mismo tiempo, mantener más limpio tu hogar.

18. Otras fuentes de malos olores

Para eliminar los malos olores, coloca un envase con bicarbonato de sodio en el interior del frigorífico, en armarios o cubos de basura. También los tenis y zapatos con mal olor también pueden ser desodorizados. Basta con espolvorear un poco dentro de los mismos.

19. Limpieza de otras superficies

Cualquier otra superficie puedes limpiarla, quitar los malos olores y eliminar moho, ácaros y humedad, gracias a la acción del bicarbonato. En las telas y superficies de sofás, colchones, alfombras, almohadas. Para ello, esparce el bicarbonato una media hora y retira con aspiradora o con un cepillo, según sea el caso. Repite las veces que sea necesario.

20. Manos con mal olor

Incluso lo puedes usar en la piel o en las manos, cuando se han adherido olores fuertes, como la gasolina, o al cocinar pescado. Para esto, lávatelas con una solución de bicarbonato y agua. Tienes que asegurarte de que está bien disuelto, para no lastimarte la piel. Luego, usa tu jabón con normalidad.

Precaución con el exceso de bicarbonato

Es importante tener en cuenta que el bicarbonato de sodio es una sustancia que, si bien tiene muchos usos, en el día a día, lo más recomendable es utilizarlo para limpiar el hogar.

En lo que respecta al cuidado personal, hay opciones menos agresivas y más adecuadas para la piel y el cabello. Asimismo, cuando se trata de consumirlo para problemas gástricos, se debe usar con moderación. Si tienes dudas sobre esto, recuerda que puedes consultar con tu médico.

Te podría interesar...
6 formas de limpiar tu baño con vinagre blanco
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
6 formas de limpiar tu baño con vinagre blanco

El vinagre blanco es un producto ecológico que nos puede ayudar a desinfectar y abrillantar nuestro baño, dejándolo impecable. ¡Descubre cómo!



  • Huacasi-Supo V, Jinéz-Mamani W, Durand-Zea E, et al. Efectos del colutorio de bicarbonato de sodio sobre el pH salival y la microflora oral. Vive Revista de Salud. 2021; 4(11): 141-149.
  • Normas Oficiales Mexicanas SCT2. Norma oficial mexicana, detección, identificación, prevención y sistemas contra incendio para embarcaciones que transportan hidrocarburos, químicos y petroquímicos de alto riesgo. Diario Oficial de la Federación Fecha de publicación: 21 de Diciembre de 1998. NOM-025-SCT4-1995.
  • Navarrete N. Prevención de quemaduras por ácido tricloroacético durante el tratamiento de condilomas acuminados: neutralización con bicarbonato de sodio. Rev. chil. Dermatol. 2005; 21(2): 145-146.
  • Velázquez Peña, S. Desinfección del agua a través de métodos electroquímicos. Ciencia Ergo-Sum. 2017; 24(2): 145-151.