Usos que debes conocer del agua oxigenada

Yamila Papa Pintor·
28 Enero, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por Lourdes Martínez al
29 Noviembre, 2018
¿Sabías que el agua oxigenada puede ayudarte a acabar con los virus y bacterias que provocan el resfriado? Solo tienes que mezclarla con agua a partes iguales y hacer enjuagues bucales

El peróxido de hidrógeno, conocido popularmente como “agua oxigenada” es un compuesto químico en forma de líquido y se le conoce por ser un gran oxidante.

Se emplea básicamente para tratar heridas y evitar que se infecten. Sin embargo, esta no es su única propiedad. En este artículo te contamos para qué sirve el agua oxigenada. ¡Tienes un gran aliado en casa y no lo sabías!

Agua oxigenada: más que un elemento del botiquín

El peróxido de hidrógeno tiene un átomo más de oxígeno que el agua común y se vende en las farmacias de manera libre. Por ello, en la mayoría de las casas hay al menos una botella de agua oxigenada en el botiquín de primeros auxilios.

Generalmente le damos uso en caso de un corte, un raspón o una herida de menor consideración, pero hay otros escenarios en los que puede resultar muy útil. Veamos a continuación cuáles.

Agua oxigenada

1. Combatir el acné

Aunque no existe evidencia científica que confirme que el agua oxigenada es eficaz contra el acné, hay quienes lo emplean para intentar eliminar los granitos de la cara y cualquier parte del cuerpo. Los pasos vendrían a ser los siguientes:

  • Lávate la cara con agua templada y jabón neutro.
  • Pásate un algodón o un hisopo embebido en agua oxigenada por cada espinilla en particular.
  • No es recomendable que te apliques este producto en todo el rostro ya que puede irritar o resecar demasiado y causar más molestias.

Te recomendamos leer: ¿Puede ayudar el té verde al tratamiento del acné?

2. Prevenir hongos

El mal olor en los pies provocado por micosis se puede tratar usando este líquido, según confirman algunas fuentes especializadas. Si tienes bañera, puedes llenarla con agua tibia y luego aplicar una medida de agua oxigenada. Si no, haz lo mismo, en un recipiente donde te quepan los pies.

Introdúcelos durante 20 minutos (o hasta que el agua se enfríe), cada noche. También sirve para prevenir las infecciones cutáneas.

3. Blanquear la ropa

El peróxido no solo se emplea en cuestiones del cuerpo, sino también para ayudar en el hogar.

Pruébalo cada vez que laves prendas de ropa blancas que se han percudido con el paso del tiempo o manchado con cualquier sustancia. Puedes emplearlo además para las alfombras.

En el caso de que la mancha sea de sangre vierte un poco de agua oxigenada, deja reposar 10 minutos y frota con un cepillo antes de lavar como de costumbre.

4. Desinfectar frutas y verduras

Algunas personas utilizan vinagre de manzana para limpiar las hortalizas que se van a consumir crudas. El peróxido de hidrógeno es otra alternativa que no le deja aroma “penetrante” a la comida, según indican algunas fuentes.

  • Sumerge las verduras o frutas y frota suavemente la cáscara o piel.
  • Añade un cuarto de taza del líquido en el fregadero, el resto de agua tibia y todo solucionado.
  • No es aconsejable para los champiñones (en ese caso emplea un trapo humedecido con agua oxigenada).

5. Aliviar resfriados

En líneas generales, se considera que el peróxido de oxígeno es bueno para deshacerse de los microorganismos perjudiciales para la salud. Por lo tanto, no es difícil de comprender por qué se trata de una opción muy interesante si estamos resfriados o padecemos dolor de garganta en el ámbito popular.

  • Mezcla en partes iguales con agua tibia y haz gárgaras con el líquido resultante.
  • No tragues el agua (puede provocarte dolor de estómago).
  • Esta receta puede servir además para evitar la congestión nasal.

5. Ayudar en el cuidado bucal

El agua oxigenada sirve para eliminar las bacterias y gérmenes dañinos que proliferan descontroladamente en la boca y causan caries, mal aliento o llagas. También se emplea para intentar quitar las manchas de los dientes leves (provocadas por el café, el alcohol y los malos hábitos de limpieza).

  • Coloca en un vaso 1 cucharada de agua y otra de peróxido y ponlo en la boca.
  • Mueve el líquido por todos lados y escupe.
  • Para casos puntuales de dientes manchados aconsejamos usar un hisopo.

Algunas personas lo combinan con bicarbonato de sodio para fabricar dentífrico casero.

6. Limpiar el hogar

Productos químicos de limpieza del hogar.
Los productos químicos que empleamos para la limpieza del hogar suelen ser contraproducentes para el medio ambiente.

Además de lo dicho sobre la ropa, el agua oxigenada tiene muchas aplicaciones en casa. Se usa para limpiar el baño, la cocina, las mesas, las encimeras y casi cualquier superficie que deseemos.

Ten siempre una botella con rociador llena de peróxido de hidrógeno y agua en misma proporción. Una alternativa saludable a los productos de limpieza tan nocivos para la salud y el medio ambiente.

En el lavavajillas puedes echar un chorro de este desinfectante en el cajetín antes de cada lavado para que los platos reluzcan.También puedes colocar un poco en el agua que usas para trapear el piso y para desinfectar sábanas, camas de mascotas, trapos, cortinas, etc. (usando espray).

¿Tu inodoro está muy sucio o manchado? El agua oxigenada podrá ser de gran ayuda. Simplemente tienes que verter media taza y dejar reposar 20 minutos. Pasado ese tiempo limpia con un trapo y haz la descarga completa.

¿La cortina de la ducha está llena de hongos? ¡También usa este excelente limpiador! Emplea un pulverizador y luego remueve las manchas con un paño o esponja.

Por otra parte, puedes utilizar un poco de agua oxigenada para desinfectar el ratón y el teclado de tu ordenador, así como también manijas y pomos de las puertas de toda tu casa.

7. Mejorar tus plantas y jardín

¿Para qué sirve tener plantas en el hogar?

Una solución de 32 partes de agua y 1 parte de peróxido de hidrógeno le dará vida a tus flores. Usa este líquido para regar las macetas. También puedes mezclar 2 cucharadas de agua oxigenada en 1 litro de agua para humedecer las hojas y evitar la aparición de hongos o plagas.

Otra receta combina 4 litros de agua y media taza de peróxido de hidrógeno y sirve para evitar que las raíces de las plantas en el jardín se pudran.

Ver también: Cómo germinar semillas de limón para disfrutar un bonito árbol en tu jardín

8. Más aplicaciones del agua oxigenada

Además de todo lo dicho antes el peróxido de hidrógeno tiene varios usos más. Por ejemplo, matar ácaros, limpiar espejos, aclarar el cabello, limpiar los oídos, desinfectar la tabla de picar, desinfectar los juguetes, eliminar malos olores de la nevera, eliminar restos de comida pegada en cazuelas, entre otros.

¿Has probado alguna de estas opciones alguna vez?

  • Halliwell, B., Clement, M. V., & Long, L. H. (2000). Hydrogen peroxide in the human body. FEBS Letters. https://doi.org/10.1016/S0014-5793(00)02197-9
  • Wilkins, R. G., & Unverdorben, M. (2013). Wound cleaning and wound healing: A concise review. Advances in Skin and Wound Care. https://doi.org/10.1097/01.ASW.0000428861.26671.41
  • Muizzuddin, N., Schnittger, S., Maher, W., Maes, D. H., & Mammone, T. (2013). Enzymatically generated hydrogen peroxide reduces the number of acne lesions in acne vulgaris. Journal of Cosmetic Science.
  • Tredwin, C. J., Naik, S., Lewis, N. J., & Scully Cbe, C. (2006). Hydrogen peroxide tooth-whitening (bleaching) products: Review of adverse effects and safety issues. British Dental Journal. https://doi.org/10.1038/sj.bdj.4813423
  • Baldry, M. G. C. (1983). The bactericidal, fungicidal and sporicidal properties of hydrogen peroxide and peracetic acid. Journal of Applied Bacteriology. https://doi.org/10.1111/j.1365-2672.1983.tb02637.x