Vacuna contra el VPH y salud oral: ¿cómo se relacionan?

Los efectos beneficiosos de la vacuna contra el VPH podrían extenderse a la salud oral. Te contamos la relación de esta medida preventiva con el cáncer oral.
Vacuna contra el VPH y salud oral: ¿cómo se relacionan?
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 22 septiembre, 2022

Es conocida la acción preventiva de la vacuna contra el VPH (virus del papiloma humano) en las lesiones genitales y anales, pero además, podría tener beneficios en la salud oral. En la actualidad, varios investigadores están estudiando esta relación.

Las vacunas contra el VPH aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) se emplean en la prevención de la infección por el virus del papiloma humano (VPH), así como las lesiones precancerosas y los cánceres asociados.

Y aunque este virus ocasiona afecciones orales —entre ellas el cáncer de orofaringe—, hay poca evidencia de la acción de la vacuna a nivel bucal. En los Estados Unidos, la incidencia de este cáncer por VPH ha aumentado en las últimas décadas.

Más de la mitad de los casos se relacionan a un solo tipo de VPH de alto riesgo, el 16, una de las cepas cubiertas por las vacunas aprobadas por la FDA. Aun así, estos medicamentos no se han autorizado de manera específica para prevenir el cáncer en la boca. Sin embargo, algunos estudios asocian esta inmunización con beneficios en la salud oral. Te contamos más al respecto.

La vacuna contra el VPH

Las vacunas contra el VPH protegen contra las infecciones por el virus del papiloma humano (VPH). Estos gérmenes son un grupo de más de 200 virus relacionados, que ocasionan distintas lesiones en todo el cuerpo.

Más de 40 tipos de VPH se transmiten por contacto sexual directo. Entre estos, existen 2 cepas que causan verrugas genitales y cerca de 12 tipos que originan cánceres como el de ano, el de cuello de útero, el de pene, el de vulva, el de vagina y el de orofaringe.

En la actualidad, existen tres vacunas autorizadas por la FDA que protegen contra la infección por algunos tipos de VPH que causan enfermedades:

  • Gardasil ®.
  • Gardasil 9 ®.
  • Cervarix ®.

Las tres previenen la infección de los tipos 16 y 18 del VPH, dos de las cepas de alto riesgo que causan cerca del 70 % de los cánceres de cuello uterino y un porcentaje mayor de otros cánceres.

La vacuna Gardasil ® también protege contra la infección por los tipos 6 y 11 del VPH, que causan el 90 % de las verrugas genitales. Gardasil 9 ®, aprobada en el 2015, protege contra los mismos cuatro tipos de VPH que su antecesora y otros cinco tipos más (31, 33, 45, 52 y 58), causantes de cáncer de útero.

En Estados Unidos, Gardasil 9 ® es la única vacuna contra el VPH que se utiliza. Las otras dos variantes aún se emplean en otros países.

La vacuna contra el VPH
Los investigadores han observado que la vacuna contra el VPH tiene efectos positivos en la salud oral al reducir el riesgo de infecciones por el virus del papiloma humano.

En busca de una relación entre la vacuna contra el VPH y la salud oral

La Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (AIIC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en colaboración con investigadores de Costa Rica y el Instituto Nacional de Cáncer (INC) de los Estados Unidos, realizaron estudios que mostraron que la vacuna contra el virus del papiloma humano tipos 16 y 18 —utilizada para prevenir el cáncer de cérvix— también beneficia la salud bucal.

En concreto, es capaz de otorgar una fuerte protección contra las infecciones por VPH de la boca, asociadas al cáncer de orofaringe y de las amígdalas. Para investigar la relación entre la vacuna contra el VPH y las infecciones orales por este virus se analizaron los datos de 2627 adultos jóvenes que participaron de una encuesta de salud en los Estados Unidos.

El estudio encontró que la frecuencia de infección oral por cuatro tipos de VPH, incluyendo los dos tipos de alto riesgo que originan cáncer, fue 88 % más baja en quienes habían recibido al menos una dosis de la vacuna contra el VPH respecto a los no vacunados.

Estos resultados sugieren que la vacuna contra el VPH que se utiliza en la actualidad tendría también efectos beneficiosos en la salud oral. Podría reducir las infecciones bucales por el virus del papiloma humano y, con esto, disminuir el riesgo de cáncer de orofaringe.

Algunos datos del estudio en Estado Unidos

En el estudio se incluyeron los datos del NHANES de 2011 a 2014 de hombres y mujeres de 18 a 33 años de edad, por pertenecer al primer grupo en los Estados Unidos que recibieron la vacuna.

Los investigadores estudiaron muestras de enjuague bucal que contenían células orales de todos los participantes del estudio. Se analizó la presencia de 37 tipos de VPH, entre los que se incluyen los tipos 6, 11, 16 y 18, cubiertos por la vacuna Gardasil ®.

La frecuencia de infecciones orales por estos cuatro tipos de VPH fue de 1,61 % en jóvenes adultos sin vacunarse. En cambio, en la población vacunada solo fue de 0,11 %.

La reducción de la frecuencia del virus en la boca asociado a la vacunación es del 88 %. Entre los hombres, la frecuencia de infección oral por los cuatro tipos de VPH fue de 2,1 % en los no vacunados y de 0,0 % en individuos que sí había recibido la vacuna.

Los índices de vacunación fueron bajos, pues solo el 29,2 % de las mujeres y el 6,9 % de los hombres del estudio habían recibido al menos una dosis de la vacuna contra el VPH antes de los 26 años de edad.

Los investigadores estiman que en una población que no ha sido vacunada, cerca de 1 millón de adultos jóvenes tendrían una infección oral por alguno de estos tipos de VPH de la vacuna. Si todos ellos hubieran sido vacunados, se podrían haber evitado casi 900 000 de estas infecciones.

El estudio de la vacuna contra el VPH en Costa Rica

El estudio realizado en Costa Rica se realizó de manera inicial para evaluar la eficacia de la vacuna contra el cáncer de cuello del útero. Luego, se incluyó el análisis de su eficacia en otros sitios anatómicos, como la cavidad oral. 

Entre 2004 y 2005, un total de 7466 mujeres sanas de 18 a 25 años recibieron la vacuna contra el VPH 16/18 o la vacuna contra la hepatitis A como control. Se obtuvieron muestras de la boca de 5840 participantes, que se usaron para evaluar la eficacia de la vacuna contra las infecciones orales por VPH.

Los investigadores establecieron que la vacuna es capaz de reducir las infecciones orales por VPH 16 y 18 en más de un 90 % de las participantes, hasta 4 años después de la vacunación.

Un cáncer cada vez más frecuente

El número estimado de nuevos casos de cáncer de la orofaringe, que incluye las amígdalas y la base de la lengua, es de aproximadamente 85 000 por año en ambos sexos en todo el mundo. Los hombres sufren la enfermedad 4 veces más que las mujeres.

Tradicionalmente, las lesiones malignas de la boca y la garganta estaban asociadas al uso de tabaco y alcohol. En la actualidad, el 30 % de los cánceres de esta zona se relacionan con el VPH, asociado a prácticas sexuales como el sexo oral.

De hecho, en los últimos 20 años la tasa de detección de VPH en muestras tumorales de la orofaringe aumentó de 16 a 70 %. Los investigadores postulan que —en las próximas décadas— en Estados Unidos podría haber más casos de cáncer de orofaringe asociados a VPH que de cuello de útero.

El cáncer de orofaringe está surgiendo con más celeridad entre los hombres blancos jóvenes en los Estados Unidos. Esto se relaciona con los cambios en las conductas sexuales en las últimas décadas.

Es así que el VPH es un factor de riesgo que contribuye a la aparición de los cánceres de orofaringe. Si no se trata de manera oportuna, el cáncer oral puede ser fatal.



¿Cómo se detecta el cáncer oral?

Las consultas regulares al odontólogo son fundamentales para detectar cualquier signo en la boca asociado al cáncer oral. Estos son algunos de los síntomas que el dentista tendrá en cuenta a la hora de realizar un examen bucodental de rutina:

  • Dolor en la boca que no desaparece.
  • Ulceraciones o llagas que no sanan.
  • Manchas en la mucosa oral.
  • Entumecimiento de la lengua o de otras zonas de la boca.
  • Un bulto en el cuello.
  • Dificultad para tragar o hablar.

Si presentas alguno de estos problemas en tu boca no dudes en consultar a tu dentista cuanto antes, sobre todo, si persisten durante más de una o dos semanas.

Si el profesional detecta algún signo sospechoso realizará varias pruebas y exámenes complementarios para arribar a un diagnóstico certero. En el caso de que haya una lesión maligna, cuanto antes se trate, mejor será el pronóstico.

Debes saber que las infecciones por VPH en la boca no solo generan cáncer bucal. La presencia del virus en las mucosas orales también ocasiona llagas, bultos o tumoraciones blanquecinas, elevadas y, a veces, con forma de pelos o aspecto de coliflor. Es importante que el odontólogo examine y valore estas lesiones por la posibilidad de su transformación maligna.



Cuidar la salud oral con la vacuna contra el VPH

La vacuna contra el VPH se aplica para prevenir las lesiones derivadas de la infección de transmisión sexual. Sumado a esto, parece ser que brinda protección a nivel oral, pues combate las cepas de virus que causan la mayoría de los cánceres de orofaringe.

Y si bien se requieren más evidencias respecto a esta relación, se postula como una herramienta importante para disminuir las infecciones orales por VPH, que como vimos, son un factor de riesgo para las lesiones malignas en la boca.

El virus del papiloma humano puede ocasionar diversas problemáticas en todo el cuerpo. No obstante, contar con una vacuna efectiva es una manera sencilla de reducir los riesgos. Así pues, es recomendable completar el esquema de vacunación contra el VPH.

Cuidar la salud oral con la vacuna contra el VPH
Si bien las investigaciones siguen en curso, todo apunta que las vacunas contra el VHP sirven para reducir el riesgo de afecciones orales como el cáncer.

¿Quién debe colocarse la vacuna contra el VPH?

La Asociación Dental Americana (ADA) apoya la administración de la vacuna contra el VPH como una manera eficaz y segura de reducir el riesgo de infecciones orales del VPH y de los cánceres que puede causar.

Esta entidad ha aprobado la vacuna contra el VPH para personas de ambos sexos que tengan entre 9 y 45 años. Por lo tanto, no es solo una medida preventiva para niños y adultos jóvenes.

En función del país y del tipo de vacuna, varían los esquemas para su colocación. El siguiente es el recomendado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC):

  • Lo ideal es colocarla a los 11-12 años: se necesitan 2 dosis de la vacuna contra el VPH, con 6-12 meses de separación. Se coloca tanto en niñas como en niños. Si las vacunas se ponen con menos de 5 meses de separación, se necesitará una tercera dosis.
  • Si se empieza la serie después de los 15 años: se necesitan 3 dosis de la vacuna contra el VPH en un plazo de 6 meses.

Como cualquier vacuna, luego de su aplicación puede aparecer dolor o enrojecimiento en la zona del brazo inyectada. En general, el paciente queda en observación por 15 minutos para descartar cualquier efecto adverso. Luego, podrá continuar con su rutina diaria de manera normal.

Si no has sido vacunado contra el VPH, ponte en contacto con un médico de atención primaria para recibir el asesoramiento adecuado y comenzar con el esquema de inoculación.

La vacuna contra el VPH para cuidar la salud oral

Los pinchazos no son solo para prevenir la rubeola, el sarampión y la gripe. Completar el esquema de vacunación de la vacuna contra el VPH otorga múltiples beneficios para la salud.

Esta ayuda a evitar lesiones peligrosas a nivel genital, pero también es una herramienta para cuidar la salud oral. Disminuir el riesgo de infecciones bucales con el virus del papiloma humano reduce las posibilidades de padecer enfermedades graves, como el cáncer.

Por lo tanto, no dudes en asesorarte para tener tus vacunas al día y así cuidar toda tu salud, incluida la de la boca.

Te podría interesar...
Virus de papiloma humano en mujeres: ¿cómo detectarlo?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Virus de papiloma humano en mujeres: ¿cómo detectarlo?

Virus del papiloma humano (VPH) en mujeres, cómo se detecta el papiloma humano, estudios médicos, síntomas, formas de contagio y prevención.



  • Chaturvedi, A. K., Engels, E. A., Pfeiffer, R. M., Hernandez, B. Y., Xiao, W., Kim, E., ... & Gillison, M. L. (2011). Human papillomavirus and rising oropharyngeal cancer incidence in the United States. Journal of clinical oncology29(32), 4294.
  • Gillison, M. L., Chaturvedi, A. K., & Lowy, D. R. (2008). HPV prophylactic vaccines and the potential prevention of noncervical cancers in both men and women. Cancer113(S10), 3036-3046.
  • Chaturvedi, A. K., Graubard, B. I., Broutian, T., Pickard, R. K., Tong, Z. Y., Xiao, W., ... & Gillison, M. L. (2018). Effect of prophylactic human papillomavirus (HPV) vaccination on oral HPV infections among young adults in the United States. Journal of Clinical Oncology36(3), 262.
  • Herrero, R., Quint, W., Hildesheim, A., Gonzalez, P., Struijk, L., Katki, H. A., ... & CVT Vaccine Group. (2013). Reduced prevalence of oral human papillomavirus (HPV) 4 years after bivalent HPV vaccination in a randomized clinical trial in Costa Rica. PloS one8(7), e68329.
  • Plummer, M., de Martel, C., Vignat, J., Ferlay, J., Bray, F., & Franceschi, S. (2016). Global burden of cancers attributable to infections in 2012: a synthetic analysis. The Lancet Global Health4(9), e609-e616.
  • Chaturvedi, A. K. (2012). Epidemiology and clinical aspects of HPV in head and neck cancers. Head and neck pathology6(1), 16-24.
  • Kreimer, A. R., & Chaturvedi, A. K. (2011). HPV-associated oropharyngeal cancers—are they preventable?. Cancer Prevention Research4(9), 1346-1349.
  • Koutsky, L. A., Ault, K. A., Wheeler, C. M., Brown, D. R., Barr, E., Alvarez, F. B., ... & Jansen, K. U. (2002). A controlled trial of a human papillomavirus type 16 vaccine. New England Journal of Medicine347(21), 1645-1651.