¿Qué son las valvulopatías?

Con el término «valvulopatías» se hace referencia a diversas enfermedades que afectan las válvulas del corazón. Sigue leyendo y conoce cuáles son sus causas, síntomas, riesgos y tratamientos.
¿Qué son las valvulopatías?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 02 diciembre, 2021

El término valvulopatía se usa para referirse a una clase de padecimientos que afectan de manera particular a las válvulas del corazón. La función de estas es abrir o cerrar el paso de sangre durante el ciclo cardiaco. Sin embargo, pueden fallar.

Las valvulopatías son de 2 tipos básicos. Cuando las válvulas no se abren de manera correcta se denomina estenosis. Y si el problema es al cerrar, se habla de insuficiencia.

La causa más frecuente de la enfermedad valvular es la degeneración. Aunque también hay otros motivos que van desde los factores congénitos hasta las reacciones a medicamentos y a ciertos tratamientos.

¿Qué son las valvulopatías?

El corazón está dividido en 4 cámaras: las superiores se denominan aurículas (izquierda y derecha) y las inferiores, ventrículos (también hay izquierdo y derecho). A su vez, a la salida de cada cámara hay válvulas.

Dichas válvulas son las siguientes:

  • Tricúspide: permite el paso de sangre de la aurícula derecha al ventrículo derecho.
  • Pulmonar: regula el flujo del ventrículo derecho hacia los pulmones.
  • Mitral: está ubicada entre aurícula izquierda y ventrículo izquierdo.
  • Aórtica: como su nombre lo da a entender, controla el paso de sangre hacia la aorta.

La función de las válvulas es ayudar a mantener un flujo de sangre que sea continuo y en un solo sentido. Ahora bien, por diversos motivos, estas pueden fallar. Así, se denomina valvulopatía o enfermedad valvular a una alteración patológica de una o más válvulas del corazón.

De acuerdo con los estudios, la prevalencia de las valvulopatías puede variar según el tipo y la edad. Se estima que cerca del 5 % de los mayores de 70 años presenta estenosis aórtica, por ejemplo.

Son menos frecuentes la insuficiencia tricúspidea o aórtica. Su prevalencia del 0,8 % y 0,5 %, respectivamente; en tanto que 1,6 % de la población mundial padece insuficiencia mitral.


También te puede interesar Las partes del corazón y sus funciones


Síntomas de las valvulopatías

Debido a las valvulopatías, el corazón puede estar trabajando mal. Eso hace que se hipertrofie y que se afecte el ritmo regular, manifestándose distintos síntomas:

  • Angina de pecho.
  • Palpitaciones.
  • Dificultad para respirar.
  • Fatiga o debilidad.
  • Mareos y síncope.
  • Acumulación de líquido en abdomen y pies.
  • Soplo cardíaco.

La mayoría de las personas con valvulopatías no nota síntomas hasta que el flujo sanguíneo se reduce significativamente.

Distintos tipos de valvulopatías

Hay varios tipos de valvulopatías. En la estenosis valvular, al endurecerse las válvulas, se produce un estrechamiento. Se reduce el tamaño de la abertura y se restringe el flujo sanguíneo.

En el prolapso valvular, las valvas (aletas) se salen de lugar o se deforman, lo que ocasiona un mal cierre. Como resultado, la sangre puede volver hacia atrás en su recorrido.

Y en la regurgitación, cuando la válvula no se cierra correctamente, la sangre que regresa hacia atrás interrumpe el flujo. Entonces, el corazón tiene que ejercer más presión, perdiendo eficiencia de bombeo.

Corazón con valvulopatías.
Las cuatro cámaras del corazón se coordinan para bombear sangre. Un fallo en las válvulas repercute en el circuito circulatorio.

Causas y factores asociados

Existen diferentes causas posibles y factores asociados con las valvulopatías. Uno de estos es el sexo. Según las investigaciones, las mujeres son más propensas a la estenosis mitral reumática.

Otro factor importante es la edad. A medida que envejecemos, las válvulas tienden a engrosarse y se vuelven más rígidas. Esto aumenta la presión arterial.

Ahora bien, la enfermedad valvular puede ser congénita o adquirida. Algunas veces es causada por una enfermedad:

  • Antecedentes personales de patologías cardíacas.
  • Ciertas infecciones (por ejemplo, por estreptococos).
  • Presión arterial alta.
  • Colesterol elevado.
  • Diabetes.
  • Radioterapia en el pecho.
  • Fiebre reumática durante la niñez.
  • Miocardiopatía.
  • Síndrome de Marfan.
  • Tumor en el corazón.
  • Consumo de medicamentos serotoninérgicos y anorexígenos.

Diagnóstico de las valvulopatías

El diagnóstico de las valvulopatías comienza con una anamnesis. Asimismo, el médico observa los síntomas durante un reconocimiento físico general. En tal sentido, escucha el corazón con el estetoscopio por si hay un soplo cardíaco, ausculta los pulmones con miras a determinar la acumulación de líquido y toma la tensión arterial.

También se realizan diversas pruebas para reconocer valvulopatías cardíacas. Entre las mismas se incluyen el electrocardiograma, el ecocardiograma, el angiograma, la radiografía de tórax, la resonancia magnética del corazón y la tomografía.



Tratamiento de las valvulopatías

El tratamiento de las valvulopatías depende tanto de los síntomas como de la gravedad de la enfermedad. Incluso la edad y la salud general de la persona influyen.

Medicación

Si bien los fármacos no curan la enfermedad valvular, se suelen recetar medicamentos para disminuir síntomas como la hinchazón, la tensión alta y el ritmo cardíaco irregular.

El tratamiento incluye las siguientes opciones:

  • Diuréticos: para reducir la acumulación de líquido en el cuerpo.
  • Anticoagulantes: para prevenir la formación de coágulos y reducir el riesgo de infartos.
  • Antiarrítmicos.
  • Inhibidores de la ECA: para relajar los vasos sanguíneos, mejorar la circulación y que el corazón trabaje con mayor eficacia.

Cirugías

Las intervenciones quirúrgicas se pueden realizar para la reparación o el reemplazo de las válvulas afectadas. En el primer caso se colocan parches donde hay orificios o rasgaduras; o se separan las valvas, si es el caso.

En la estenosis se hace valvuloplastia con balón. Esto consiste en insertar un catéter delgado con un globo en la punta a través de un vaso sanguíneo, hasta llegar a la válvula afectada. Luego se infla el globo para ensanchar la abertura.

Por el contrario, la anuloplastia es una técnica para reparar el anillo de tejido fibroso en la base de la válvula cuando se ha agrandado. A tal fin, se hace sutura alrededor de dicho anillo para que la abertura sea más estrecha. O bien se coloca un dispositivo en el exterior para hacer que la válvula cierre.

Por otro lado, cuando la válvula no se puede reparar, se hace un reemplazo de la misma. Puede implantarse, en su lugar, una mecánica. Algunas están elaboradas con metales (como titanio) u otros materiales (carbono, cerámica, plástico).

También puede ser una válvula biológica, hecha a partir del corazón de un animal (cerdo o vaca) o de tejido humano donado. Las biológicas no son tan duraderas, pero los portadores de las mecánicas deben tomar anticoagulantes durante el resto de su vida.

Estilo de vida

Tanto para controlar los síntomas como para disminuir el riesgo de desarrollar otras enfermedades cardíacas, es importante controlar las variables relacionadas con la presión arterial, el colesterol en sangre y la glucemia.

Por tanto, se considera clave hacer ajustes para llevar un estilo de vida saludable. Esto significa lo siguiente:

  • Evitar el consumo de alcohol y tabaco.
  • Ejercitar moderada y regularmente.
  • Mantener un peso saludable.
  • Llevar una dieta rica en fibra y omega 3.
  • Moderar la cantidad de sal.
  • Manejar el estrés.
Cepillado de dientes en las valvulopatías.
El cuidado de la salud dental es necesario en los pacientes con valvulopatías, pues las bacterias de la boca pueden llegar a las válvulas.

Riesgos y complicaciones

Aún tras las intervenciones quirúrgicas, las valvulopatías acarrean posibles complicaciones. Por ejemplo, se pueden formar coágulos en las válvulas de reemplazo. Esto puede causar un accidente cerebrovascular.

Adicionalmente, las válvulas dañadas o incluso las reemplazadas pueden infectarse. Por ello, las personas que han sido sometidas a este tipo de procedimientos tienen que tomar antibióticos para prevenir una endocarditis infecciosa.

Viviendo con valvulopatías

Aun cuando padezcan valvulopatías, muchas personas llevan una vida plena. Claro que siempre hay que mantener constante vigilancia, haciéndose chequeos regulares.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es estar al día con las vacunas. Cuando hay problemas cardíacos crónicos, el cuerpo es más susceptible y las infecciones respiratorias podrían provocar complicaciones graves.

Por otra parte, existen alternativas para mantener la salud y el buen ánimo. Hay instituciones que brindan programas de rehabilitación cardíaca. También funcionan grupos de apoyo en los que otros pacientes con valvulopatías se reúnen para intercambiar experiencias y compartir información.

Te podría interesar...
Enfermedades cardíacas: todo lo que debes saber
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Enfermedades cardíacas: todo lo que debes saber

Las enfermedades cardíacas son aquellas que tienen relación con el corazón y el sistema cardiovascular. Te las explicamos.



  • Albiñana Pérez M, Cea Pereira L, Bilbao Salcedo J, Rodríguez Penín I. Posible síndrome serotoninérgico relacionado con la administración de venlafaxina y tramadol. Farmacia Hospitalaria. 2012; 36(6): 548-549.
  • Calvo R Angor pectoris y estenosis aórtica. Significación y determinantes hemodinámicos y angiográficos. Sevilla, España: Universidad de Sevilla, 2001.
  • Fernández-Hidalgo N, Tornos Mas P. Epidemiología de la endocarditis infecciosa en España en los últimos 20 años. Revista Española de Cardiología. 2013; 66(9): 728-733.
  • García López M, Moreno Galdós L, Gavira Gómez J. Valvulopatías: concepto. Etiopatogenia. Clasificación. Medicine. 2009;10(41):2749-2754.
  • Gómez-Doblas J. Valvulopatías en la mujer: diferencias de sexo en España. Revista Española de Cardiología Suplementos. 2008; 8(4): 42-48.
  • Herrera Flores C, Zatarain-Nicolás E, Bermejo J, Fernández-Avilés. Cardio-oncología y cardiotoxicidad. Medicine - Programa de Formación Médica Continuada Acreditado. 2021; 13(41): 2390-2398.
  • Iung B, Bouleti C. Valvulopatías mitrales. EMC - Tratado de Medicina. 2017; 21(3): 1-12.
  • Lax J, Stutzbach P (coords.). Consenso de valvulopatías. Revista Argentina de Cardiología. 2015; 83(2 sup): 2-104.
  • Sáenz J, Martín A, Velasco A, Martín D. Valvulopatías en ancianos y situaciones especiales. Medicine 2005; 9(41): 2721-2728.
  • Zarco P. Panorama de la valvulopatía mitroaórtica. Monocardio. 2000; 4(2): 230-234.