Yodopovidona: usos y precauciones

A pesar de que la yodopovidona no tiene muchas contraindicaciones y solo rara vez causa efectos secundarios, siempre debe utilizarse con precaución. No es aconsejable para algunas personas.
Yodopovidona: usos y precauciones
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 07 septiembre, 2021.

Escrito por Edith Sánchez, 06 septiembre, 2021

Última actualización: 07 septiembre, 2021

La yodopovidona es una solución que se emplea para eliminar bacterias, hongos, virus u otros microorganismos que puedan entrar en la piel o en una herida; también para desinfectar material quirúrgico y superficies en general.

A la yodopovidona también se le conoce como «iodopovidona», «povidona» o «povidona yodada». Se presenta habitualmente como una solución antiséptica líquida que se aplica sobre la piel. Sin embargo, también viene en forma de buches o gargarismos, como espuma o en óvulos.

Algunos de los nombres comerciales que tiene la yodopovidona son: Acydona, Betadine, Betatul, Curadona, Heridine, Iodina, Isodine, Normovidona, Povidine, Sanoyodo, Sanosil, Topionic y Topionic Scrub. El fármaco tiene un espectro antibacteriano amplio y es de bajo costo.

¿Cómo funciona la yodopovidona?

Betadine en la herida

La yodopovidona tiene propiedades bactericidas. Lo que hace es destruir las proteínas y las estructuras enzimáticas de los microorganismos mediante un mecanismo de oxidación.

Su efecto se produce a los 15 segundos y esto hace de la yodopovidona un compuesto ideal para las heridas comunes y las cirugías. Lo mejor es que no provoca irritación o quemaduras en la piel y esto repercute en una buena evolución en el caso de una herida.

Este antiséptico no es yodo, pero sí contiene un alto índice de este. Por esa razón, actúa contra una amplia gama de gérmenes, ya que la mayoría de los microorganismos no desarrollan resistencia al yodo. Se puede emplear también en animales domésticos sin problema.

Usos comunes

El uso más común de la yodopovidona es para curar heridas abiertas. Como ya lo señalamos, este antiséptico no quema ni irrita la piel, por lo que se puede usar de forma segura. En general, se aplica en cortes, raspones y otros traumas en la piel, pues evita que los microorganismos penetren allí.

También es común que se utilice para preparar el área quirúrgica. La yodopovidona previene la posibilidad de que se presente alguna infección al momento de llevar a cabo una cirugía.

Otros usos de este antiséptico son los siguientes:

  • Problemas oculares. Existe evidencia no concluyente de que la yodopovidona podría ser beneficiosa para algunos problemas oculares como la conjuntivitis, la blefaritis y la queratitis.
  • Inactivación de virus. Hay evidencia de que la yodopovidona contribuiría a inactivar virus como el adenovirus, el virus de la papera, el rotavirus, el poliovirus (tipos 1 y 3), el virus coxsackie, el rinovirus, el herpes simple, la rubéola, el sarampión, la influenza y el VIH.

La yodopovidona es un componente habitual de otros medicamentos, pero también de productos cosméticos y de limpieza, como la pasta dental y el champú. También se emplea en soluciones para los ojos y en óvulos vaginales.


También puede interesarte: 6 pasos para curar una herida infectada


Presentaciones comerciales de la yodopovidona

Suero fisiológico para limpiar heridas
La yodopovidona suele estar presente en todos los botiquines de primeros auxilios.

Las presentaciones comerciales más populares de la yodopovidona son Betadine e Isodine, en España y América Latina respectivamente. La modalidad más utilizada es la solución antiséptica de uso tópico para desinfectar heridas. Esta sustancia está en casi todos los botiquines de los hogares.

Este medicamento también viene en una solución jabonosa que sirve para limpiar la piel. Se aplica cuando hay pequeños cortes o rozaduras, o solo para desinfectar las manos o alguna otra área de la piel. Asimismo, para desinfectar material quirúrgico o algún objeto. Las mismas prestaciones tiene el gel de yodopovidona.

La solución bucofaríngea se utiliza para tratar infecciones a nivel de la cavidad bucal o la garganta. Se emplea para el manejo de aftas, úlceras, llagas, ronquera o, incluso, mal aliento. En general, puede utilizarse en todo tipo de infección en esa zona.

La yodopovidona también tiene presentación como ducha vaginal. Esta se utiliza para tratar infecciones leves y eliminar el mal olor en la zona íntima. Los óvulos de este compuesto, en general, se emplean en el tratamiento de la vulvovaginocervicitis.

Posibles efectos secundarios

El uso de la yodopovidona está contraindicado en los casos de las personas que tienen hipersensibilidad al yodo. Es muy poco común, pero este fármaco puede generar reacciones alérgicas locales. Es posible que se presente enrojecimiento, prurito, edema o dermatitis de contacto.

Las personas con quemaduras, disfunción renal o problemas de tiroides pueden ser más sensibles a los efectos de esta sustancia. La yodopovidona no se debe ingerir en ningún caso. De hacerlo, se puede presentar malestar estomacal, diarreas, vómitos y quemaduras del tracto gastrointestinal.

Cualquier uso excesivo de este antiséptico puede provocar efectos corrosivos. En su presentación habitual no debe entrar en contacto con los ojos. De ser así, es necesario irrigar los ojos con agua durante un lapso de 15 minutos.

No se recomienda el uso de yodopovidona en mujeres embarazadas o en lactancia. El yodo se absorbe a través de la circulación y puede penetrar la placenta y causarle daños al feto. Asimismo, es posible que se acumule y llegue al bebé a través de la leche materna.



¿Cuándo utilizar la yodopovidona?

La yodopovidona nunca debe utilizarse en combinación con derivados mercuriales. Si se usa de forma continua, es posible que haya absorción sistémica. Esto, a su vez, puede llevar a que se produzcan falsos positivos en las pruebas de tiroides.

Lo indicado es lavar la herida o la zona de aplicación con agua o solución estéril antes de aplicar la yodopovidona. En general, este tipo de sustancia no se le debe colocar a una persona que padezca insuficiencia renal.

Te podría interesar...
Desinfectantes y antisépticos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Desinfectantes y antisépticos

Los desinfectantes y antisépticos son agentes antimicrobianos con un uso extendido desde el ámbito hospitalario hasta el doméstico.



  • Darce Martínez, N. D. L. Á., Godoy Noguera, N., & Jirón, C. K. (2009). Evaluación de la actividad bactericida y fungicida de antisépticos y desinfectante, utilizados en el Hospital Escuela, Oscar Danilo Rosales Argüello, León 2009 (Doctoral dissertation).
  • Pichilingue Curioso, L. I. (2020). CONOCIMIENTO Y PRÁCTICA DE ENFERMERÍA EN EL PROCESO DE LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN DEL MATERIAL QUIRÚRGICO, HOSPITAL REGIONAL HUACHO 2020.
  • Avalos Uceda, K. L., & La Rosa Tadeo, K. S. (2019). EFECTIVIDAD DE LA LIMPIEZA CON YODOPOVIDONA EN LA PLEURODESIS PARA LA REDUCCIÓN DE INFECCIÓN.
  • Arq. Bras. Oftalmol. 73 (2) • Abr 2010. Estudio prospectivo demostrando el efecto de la instilación de yodo povidona al 5% previo a cirugía de segmento anterior en Paraguay. https://doi.org/10.1590/S0004-27492010000200005
  • Vademécum Académico de Medicamentos. Yodopovidona: Antisépticos y desinfectantes. https://accessmedicina.mhmedical.com/content.aspx?bookid=1552&sectionid=90376372