3 claves básicas para regenerar y sanar la mucosa intestinal

Para cuidar de la mucosa intestinal hay que evitar los excesos de alimentación. El consumo de grasas y alcohol también es sumamente perjudicial.
3 claves básicas para regenerar y sanar la mucosa intestinal
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater.

Última actualización: 07 agosto, 2022

Gran parte de las enfermedades digestivas tienen su origen en la mucosa intestinal, por ello es necsario sanar y cuidar esta parte del organismo. Debemos recordar que la absorción de los nutrientes que nos llegan desde los alimentos se lleva a cabo a lo largo del intestino delgado y del colon mediante un proceso tan complejo como perfecto.

¿Qué significa esto? Que las células de la mucosa intestinal deben estar en perfecto estado para enviar al torrente sanguíneo los mejores nutrientes. Si están inflamadas, enfermas o saturadas de toxinas, llegarán a la sangre desde bacterias hasta una selección poco adecuada de nutrientes.

Así pues, es vital que la mucosa intestinal esté en optimas condiciones. Por ello, t e invitamos a conocer 3 claves adecuadas para regenerar y sanar la mucosa intestinal.

El peligro de la hiperpermeabilidad intestinal

La hiperpermeabilidad intestinal es el proceso por el que llegan al sistema sustancias que no han sido seleccionadas por la mucosa intestinal. Se trata, por tanto, de sustancias que pueden enfermarnos.

Cuando estos elementos nocivos los capta el sistema inmunitaro, lo que hace es iniciar una respuesta inflamatoria para combatir el riesgo o la amenaza. Si se alarga esta dolencia, hablaríamos de enfermedades inflamatorias crónicas.

¿Qué causa la hiperpermeabilidad intestinal?

Una causa puede ser la alergia o intolerancia a determinados alimentos. A veces hay bebidas, vegetales, pescados o condimentos a los que somos alérgicos y no lo sabemos. Notamos que nos sientan mal y que nos inflaman, pero seguimos comiéndolos. Un ejemplo habitual son los lácteos.

Es interesante saber que muchos medicamentos dañan la mucosa intestinal y pueden llegar a impedir la adecuada absorción de los nutrientes. El consumo prolongado de protectores de estómago, los antibióticos o la quimioterapia suelen tener este tipo de efectos secundarios.

Tampoco podemos descuidar la salud de la microbiota o flora intestinal. Si no disponemos de la cantidad suficiente de bacterias acidófilas que luchen contra los gérmenes o el hongo cándida, podemos sufrir problemas de hiperpermeabilidad en la mucosa intestinal.



Claves para regenerar y sanar la mucosa intestinal

La importancia de los probióticos
La suplementación con productos lácteos fermentados ayuda al equilibrio de la microbiota intestinal.

1. Aumentar las enzimas digestivas

Pocos nos preocupamos por la digestión hasta que empezamos a tener problemas, hasta que aparece el malestar, los gases, la inflamación o incluso el colon irritable.

Debemos recordar que la digestión se inicia en el mismo momento en que elegimos qué alimento vamos a comer. Para proteger, fortalecer, regenerar y sanar la mucosa intestinal necesitamos, en primer lugar, que lleguen hasta nosotros enzimas digestivas.

Gracias a ellas el proceso digestivo se hará mucho mejor y ayudaremos a las células de las paredes intestinales a hacer una adecuada selección de los nutrientes que van a entrar al torrente sanguíneo. Estos alimentos pueden ayudarte a obtener enzimas digestivas:

  • El kiwi.
  • Las uvas.
  • La miel de abeja.
  • La piña, ideal para reducir la inflamación.
  • Las verduras crudas como el apio, el brócoli, el perejil, el calabacín, la remolacha, las coles.
  • La papaya, muy adecuada, por ejemplo, para personas que no producen suficientes enzimas pancreáticas.
  • El boniato.
  • El aceite de oliva.
  • La leche de almendras.

De todos los alimentos, uno de los que posee mayores propiedades beneficiosas es la miel de abeja gracias a los polifenoles. De hecho, un estudio reciente demostró que estos compuestos regulan las citocinas proinflamatorias, ayudando a controlar las enfermedades inflamatorias crónicas.

2. Limpiar la mucosa intestinal

Vaso con agua de chía.
La preparación del agua de chía no es complicada y sus beneficios son varios.

Llamamos “biofilm” a esa sustancia que generan las bacterias nocivas que se han adherido a la mucosa y que nos impiden absorber los nutrientes de modo adecuado. ¿Cómo resolver este problema? Toma nota de estos consejos:

  • Bebe más agua al día, en función de tu sed, pero procurando lograr al menos unos 8 vasos diarios, como mínimo.
  • Si te cuesta beber agua por su sabor insípido, puedes optar por algunas infusiones caseras hechas con ingredientes naturales o simplemente, elaborando bebidas frutales, como el agua con limón.
  • Consume carbohidratos de grano integral: arroz integral, trigo sarraceno, avena…
  • Añade semillas de lino espolvoreadas en las comidas.
  • Prescinde del azúcar, de los colorantes, de las bebidas azucaradas y de las grasas nocivas en los alimentos.
  • Realiza un poco de ejercicio cada día, sal a caminar, pasea en bici, practica natación…


3. Regenerar y sanar la mucosa intestinal

Consume probióticos, el kéfir es una excelente opción. Otras opciones excelentes son el yogur natural y el hummus. Estos alimentos contienen bacterias no patógenas que ayudan a regenerar y sanar la mucosa intestinal según algunas investigaciones.

Toma también prebióticos, un tipo de hidratos de carbono que el intestino no puede digerir, pero que tienen la capacidad de modificar de forma selectiva la flora intestinal para fortalecerla y servir de sustrato. Puedes encontrarlos en:

  • Plátanos.
  • Tomates.
  • Puerros.
  • Alcachofas.
  • Espárragos.
  • Manzanas.
  • Ajo y cebolla.
  • Trigo integral y achicoria.

Puedes consultar con el médico acerca de los suplementos de glutamina, quercetina, o N-acetil-D-glucosamina que, quizás podrían ser útiles a la hora de regenerar la mucosa intestinal.

Tus hábitos de vida influyen en sanar la mucosa intestinal

Para concluir, tener una mucosa intestinal saludable y fuerte depende básicamente de los hábitos de vida, entre ellos los alimenticios. Por ello, podríamos resumir todas las pautas que debes tener en cuenta en estos puntos:

  • Cuida todo aquello que decidas llevarte a la boca. Piensa que todo plato rico en grasas o toda bebida azucarada de llamativos colores se va a traducir en toxinas que se adhieren al intestino.
  • Refuerza la flora bacteriana consumiendo regularmente probióticos dentro de una dieta equilibrada.
  • Lleva una vida activa, practica algún ejercicio aeróbico o alguna actividad que te mantenga activo, como el baile.
  • Aprende técnicas para gestionar tu estrés, ya que este suele jugar malas jugadas a la salud si no nos cuidamos bien, incluso mentalmente.

De hecho, una publicacion del año 2021 demostró que el ejercicio físico ayuda a mantener una microbiota saludable. En este sentido, es una de las mejores claves para sanar la mucosa intestinal, ya que esta capa del intestino depende en gran parte de la microbiota.

Mantener la mucosa intestinal sana es muy sencillo

Como puedes ver, las claves para regenerar y sanar la mucosa intestinal son muy sencillas de llevar a cabo. Estos son hábitos y consejos que no te costará ningún esfuerzo poner en práctica, pero que el organismo, sin duda, agradecerá.

Te podría interesar...
Aumenta la cantidad de bacterias benéficas en tus intestinos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Aumenta la cantidad de bacterias benéficas en tus intestinos

Existen bacterias benéficas que nos ayudan a fortalecer el sistema inmunitario y gastrointestinal, y están en muchos alimentos naturales.



  • Ferrufino J, Taxa L, Angeles G. Histología normal del intestino delgado. Rev Med Hered 1996; 7:46-57.
  • Ranneh Y, Akim AM, Hamid HA, Khazaai H et al. Honey and its nutritional and anti-inflammatory value. BMC Complement Med Ther. 2021 Jan 14;21(1):30.
  • Lasa I, Pozo J, Penadés J, Leiva J. Biofilms bacterianos e infección. Anales Sis San Navarra. 2005; 28(2): 163-175.
  • Bloemendaal M, Szopinska-Tokov J, Belzer C, Boverhoff D et al. Probiotics-induced changes in gut microbial composition and its effects on cognitive performance after stress: exploratory analyses. Transl Psychiatry. 2021 May 20;11(1):300.
  • Mohr AE, Jäger R, Carpenter KC, Kerksick CM et al. The athletic gut microbiota. J Int Soc Sports Nutr. 2020 May 12;17(1):24.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.