4 remedios para tratar los hongos vaginales

El crecimiento excesivo de hongos en la zona íntima puede causar incomodidades como el exceso de flujo y mal olor.
4 remedios para tratar los hongos vaginales
Sergio Alonso Castrillejo

Revisado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 25 Abril, 2019.

Escrito por Daniela Echeverri Castro, 25 Abril, 2019

Última actualización: 05 Mayo, 2021

Los remedios para tratar los hongos vaginales son preparaciones caseras que combinan ingredientes que ayudan a detener el crecimiento del hongo Candida albicans. Aunque este microorganismo habita de forma natural en la vagina, su proliferación da lugar a una infección bastante incómoda.

Quienes la padecen suelen experimentar molestias como exceso de flujo vaginal, mal olor y comezón. Además, en ocasiones detona sensación de ardor al orinar y dolor al mantener relaciones sexuales. ¿Te está aquejando? No dudes en consultar con el médico sobre cuál puede ser el tratamiento más adecuado.

Una vez que el profesional te haya pautado un tratamiento acorde a tu caso, puedes consultar si, a modo de complemento, podrías recurrir a alguno de los siguientes remedios que vamos a compartirte a continuación.

¿Qué hay que tener en cuenta sobre los remedios para tratar los hongos vaginales naturalmente?

Remedios para tratar los hongos vaginales naturalmente

Es importante tener claro que las infecciones vaginales por hongos no están clasificadas como enfermedades de transmisión sexual (ETS). Si bien el contacto sexual facilita su propagación, cualquier mujer puede desarrollarlo, inclusive sin ser sexualmente activa.

Las alteraciones en la flora bacteriana de la vagina, así como el debilitamiento del sistema inmunitario, son factores que pueden detonar este problema. También está relacionado con algunos cambios hormonales, estrés y diabetes, entre otros.

Te presentaremos 4 remedios para tratar los hongos vaginales en casa, si tu ginecólogo así lo autoriza. Ten en cuenta que se trata de posibles complementos, nunca de tratamientos como tal.

Es importante que consultes siempre con el profesional antes de probarlos para evitar reacciones adversas y complicaciones. Es preferible que el médico te indique cuál es el que podría serte más útil, cómo usarlo y qué evitar para que puedas mejorarte en la brevedad posible, sin mayores problemas.

1. Aceite de coco

Dile adiós al sarro, gingivitis y mal aliento con este aceite comestible
Algunos estudios han demostrado un potencial antifúngico en el aceite de coco que puede potenciar los efectos de los tratamientos médicos.

El aceite de coco ha sido reconocido como antifúngico natural en diferentes investigaciones. Si bien, las evidencias sobre sus efectos siguen siendo limitadas, hay varias pruebas que sugieren que puede ayudar a combatir varios tipos de hongos.

Los investigadores pudieron determinar que microorganismos como la Candida albicans son más vulnerables al aceite de coco concentrado. Incluso, se requiere en menos cantidades que el fluconazol, medicamento antifúngico prescrito para combatir este tipo de hongos.

¿Cómo utilizarlo?

  • En primer lugar, procura adquirir aceite de coco virgen. Las presentaciones refinadas no cuentan con su misma calidad.
  • Para tratar los hongos vaginales, empapa un tampón limpio con aceite de coco e insértalo en la vagina.
  • Déjalo actuar un par de horas y retíralo.

Precaución: evita este remedio si no estás segura de tener una infección vaginal por hongos. También evítalo si estás embarazada o si eres alérgica al aceite de coco.

2. Aceite de orégano silvestre

El aceite esencial de orégano silvestre es uno de los remedios para tratar los hongos vaginales de forma natural. Debido a su poder antifúngico y antimicrobiano, se ha utilizado en la medicina alternativa como complemento para hacerle frente a varios tipos de infecciones.

¿Cómo utilizarlo?

  • Diluye 3 o 4 gotas de aceite esencial de orégano silvestre en una cucharadita de aceite de oliva.
  • Introduce el producto en una cápsula y consúmelo 2 o 3 veces al día después de comer.

3. Ácido bórico

El ácido bórico es un tratamiento efectivo cuando el objetivo es erradicar hongos. Gracias a su pH ácido, altera el ambiente que necesitan los hongos para crecer, facilitando el control de la infección. Sin embargo, en el caso de la vagina, debe usarse con mucha precaución.

¿Cómo utilizarlo?

  • Adquiere ácido bórico con una concentración de menos del 2 %. Si eliges una más alta puede ser contraproducente para esta zona delicada.
  • Una vez tengas a mano el producto, sepáralo en cápsulas de las que venden en la farmacia. Finalmente, introduce la cápsula en la vagina, una vez al día.
  • Si los síntomas persisten, repite el remedio al día siguiente.

Precaución: si tienes otro tipo de infección o estás embarazada, evita usar este remedio. No debes tomarlo vía oral. Este tratamiento debe estar supervisado por un especilista médico.

4. Malva

Infusión de malva

La malva no combate precisamente los hongos que producen la infección. Sin embargo, su aplicación externa a través de baños puede ayudar a calmar síntomas como la irritación de la zona íntima, la comezón y el exceso de flujo. La planta se destaca por ser calmante y antiinflamatoria.

¿Cómo utilizarla?

  • Para empezar, hierve varias hojas de malva en un litro de agua.
  • Cuando llegue a ebullición, retírala del fuego y déjala reposar hasta que su temperatura sea apta para el baño.
  • Cuela la bebida y realiza un baño de asiento.
  • Repítelo al día siguiente si los síntomas persisten.

¿Ya probaste estos remedios para tratar los hongos vaginales? Si experimentas sus síntomas, no dudes en prepararlos en casa. Eso sí, ten en cuenta que siempre es mejor consultar al médico para recibir un diagnóstico preciso. El profesional también puede sugerir otros tipos de tratamientos.

Te podría interesar...
Jabón natural para infecciones y hongos vaginales
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Jabón natural para infecciones y hongos vaginales

En esta oportunidad te compartimos un jabón natural para aliviar algunos de los síntomas que causan las infecciones y hongos vaginales. ¡Pruébalo!



  • Ogbolu, D. O., Oni, A. A., Daini, O. A., & Oloko, A. P. (2009). In Vitro Antimicrobial Properties of Coconut Oil on Candida Species in Ibadan, Nigeria . Journal of Medicinal Food. https://doi.org/10.1089/jmf.2006.1209
  • Fife, B. (2013). Health properties of coconut oil. Agro Food Industry Hi-Tech.
  • Manohar, V., Ingram, C., Gray, J., Talpur, N. A., Echard, B. W., Bagchi, D., & Preuss, H. G. (2001). Antifungal activities of origanum oil against Candida albicans. Molecular and Cellular Biochemistry. https://doi.org/10.1023/A:1013311632207
  • Bona, E., Cantamessa, S., Pavan, M., Novello, G., Massa, N., Rocchetti, A., … Gamalero, E. (2016). Sensitivity of Candida albicans to essential oils: are they an alternative to antifungal agents? Journal of Applied Microbiology. https://doi.org/10.1111/jam.13282
  • De Seta, F., Schmidt, M., Vu, B., Essmann, M., & Larsen, B. (2009). Antifungal mechanisms supporting boric acid therapy of Candida vaginitis. Journal of Antimicrobial Chemotherapy. https://doi.org/10.1093/jac/dkn486
  • Ray, D., Goswami, R., Dadhwal, V., Goswami, D., Banerjee, U., & Kochupillai, N. (2007). Prolonged (3-month) mycological cure rate after boric acid suppositories in diabetic women with vulvovaginal candidiasis. Journal of Infection. https://doi.org/10.1016/j.jinf.2007.06.008
  • Jeannin, J. M. (2017). Malva sylvestris. Schweizerische Zeitschrift Fur GanzheitsMedizin. https://doi.org/10.1159/000478915