5 consejos para evitar resfriados en invierno

Dicen que es mejor "prevenir que curar". En invierno los resfriados son muy comunes, por lo que debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para evitarlos
5 consejos para evitar resfriados en invierno
María Vijande

Revisado y aprobado por la farmacéutica María Vijande el 19 abril, 2021.

Escrito por Raquel Lemos Rodríguez, 26 abril, 2018

Última actualización: 19 abril, 2021

Existen varios consejos para evitar resfriados que nos pueden ayudar en una época tan fría como es el invierno. Si no prevenimos los resfriados y tan solo nos cuidamos cuando ya estamos pasando por uno, nuestras defensas bajarán.

Cuando las defensas están bajas, estaremos más predispuestos a padecer otro en un breve periodo de tiempo o que el resfriado que ya tenemos se complique y pase a ser otra cosa, como una neumonía.

Hoy vamos a descubrir hasta 5 consejos para evitar resfriados, sobre todo en invierno. Seguro que algunos te suenan porque los has escuchado alguna vez. Lo importante es ponerlos en práctica y no esperar a que llegue ese resfriado.

1. Protégete siempre la garganta

Protégerlo en invierno.

La garganta es una zona que exponemos, a veces, sin darnos cuenta. Si no tomamos las medidas adecuadas probablemente en invierno suframos de anginas. Pudiendo llegar hasta el punto de precisar el tratamiento con antibióticos. Fármacos que nos hacen mucho bien, pero que podemos evitar consumir si aplicamos unas buenas medidas de prevención.

Aunque creamos que no hace tanto frío o que la chaqueta que llevamos está protegiendo nuestra garganta, es mejor ponernos una bufanda, un foulard o algo más.

Los picores de garganta después de haber dado un paseo que, a veces, notamos, son un síntoma de que no estamos cuidando la garganta. Si no la protegemos, nos estamos exponiendo a padecer un resfriado.

2. Cuidado con los contrastes de temperatura

Otro de los consejos para evitar los resfriados en invierno es evitar los contrastes de temperatura. No obstante, si es algo inevitable, tenemos que protegernos de la manera adecuada. Por ejemplo, si entramos en una tienda en la que hace mucho calor y al salir a la calle la temperatura es mucho menor.

La manera de protegernos es abrigándonos por capas.

Aunque parezca que en algún momento del día vayamos a pasar algo de calor, no debemos salir desde temprano poco abrigados o incluso en manga corta. Esto puede hacer que nos enfriemos y seamos más propensos a padecer un resfriado. Es mejor llevar varias capas y quitarnos las que hagan falta cuando estemos en interiores muy calientes.

Por otro lado, si podemos evitar los contrastes de temperarura, hagámoslo en la medida de lo posible. No hay nada más desagradable que el mareo que esto produce al salir de un ambiente muy caliente (en un tren, una tienda, etc.) a la calle que está a -13 grados.

3. Es mejor pasear y salir de día

Muchas de las personas que padecen resfriados en invierno aunque se protejan, normalmente suelen salir de noche. Les gusta dar ese paseo nocturno cuando en la calle no hay nadie, disfrutan del silencio o de ver las estrellas. No obstante, en invierno, esto no es lo más adecuado.

En invierno es mucho mejor salir de día, porque durante la noche se produce una bajada de temperatura muy drástica. Esto hace más difícil protegerse de la manera adecuada y evitar que a alguna parte del cuerpo le afecte el frío, por ejemplo, las orejas o la garganta.

4. Atiende al frío de los pies, uno de los mejores consejos para evitar resfriados

El cuarto de los consejos para evitar resfriados en invierno es prestarle atención a los pies. Muchas veces, en invierno, en vez de utilizar botas o calzado que caliente esta parte del cuerpo, lo que hacemos es utilizar calzado deportivo o que está de moda, pero que no es apto para el invierno.

Además, muchas veces utilizamos con este calzado calcetines bajos, de algodón, que no se ven, y que dejan esta zona más expuesta al frío. Puede parecer bonito, pero no es lo más adecuado. Lo ideal sería llevar calcetines térmicos y calzado de invierno.

Proteger los pies de la manera adecuada nos ayudará a prevenir los resfriados y a sentirnos mucho mejor. Sentir los pies calientes en invierno siempre es de agradecer.

En un estudio reciente, se ha observado que aunque la ropa de invierno afecta en cierta medida la movilidad y el desempeño en actividades militares, sigue resultando necesaria para proteger a las personas del frío. Para ello, no dejan de mejorarse las formas, con el objetivo de brindar el mayor confort posible.

5. Toma vitaminas

Mujer con una cápsula de vitamina.
Antes de consumir cualquier suplemento, lo mejor es consultar con el médico de cabecera y seguir sus indicaciones.

El último de los consejos para evitar resfriados es atender también nuestra alimentación y las vitaminas que nos pueden ayudar a reforzar nuestras defensas. Si le proporcionamos al cuerpo las vitaminas necesarias, este podrá prevenir mucho mejor los resfriados.

Las vitaminas esenciales para prevenir los resfriados en invierno son la vitamina A y la vitamina C y pueden encontrarse en una variedad de alimentos. Por ello, es fundamental enfocarse más en llevar una dieta equilibrada que en consumir suplementos vitamínicos sin consultar primero con el profesional.

¿Qué haces tú para prevenir los resfriados en invierno? ¿Los previenes o esperas a que lleguen para hacer algo? Te recomendamos que, siempre que esté dentro de tus posibilidades, tomes las medidas necesarias para prevenirlos.

Te podría interesar...
Cómo cuidarte en casa cuando tienes gripe
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo cuidarte en casa cuando tienes gripe

Para sobreponerte con más facilidad, te enseñamos cómo cuidarte en casa cuando tienes gripe. Descúbre cómo contrarrestar sus molestos síntomas.



  • De La Flor I Brú, J. (2009). Resfriado común. Pediatria Integral.

  • Douglas, B., R M Hemilä, H Chalke, & E Treacy. (2008). La vitamina C para prevenir y tratar el resfriado común. Cochrane Database of Systematic Reviews (Online). https://doi.org/10.1002/14651858.CD000980

  • Verdaguer, N., Fita, I., & Querol-Audí, J. (2011). El virus del resfriado comúun. Investigación y Ciencia.