5 rasgos de las personas maquiavélicas

Raquel Lemos Rodríguez·
10 Mayo, 2020
Las personas maquiavélicas solo piensan en sí mismas y en sus metas, sin importarles qué o a quién vayan a pisar para conseguirlas.

Las personas maquiavélicas hacen lo que sea por conseguir lo que se proponen, independientemente de las consecuencias que se puedan derivar. Por eso, muchas veces se les considera frías y sin corazón.

Es probable que te haya venido más de un nombre a la mente. Todos conocemos a alguien sin escrúpulos, que solo apuesta por sus metas, aunque esto incluya pisotear a aquellos que le rodean.

Por lo general, este tipo de personas no tiene amigos. Establece relaciones basadas en el interés y en el utilitarismo mal enfocado, por lo que es común que, a la hora de la verdad, se vea bastante sola. De hecho, los “maquiavélicos” tienen una sintonía empática muy reducida con los demás.

Para descubrir el mundo en el que viven y su perspectiva sobre la vida es conveniente conocer los principales rasgos que los caracterizan. De esta forma, será más fácil evitar que te manipulen. Profundicemos.

Lee: 7 personas tóxicas que debes alejar para ser feliz

Principales rasgos de las personas maquiavélicas

Cara de un hombre en la oscuridad
Las personas con rasgos maquiavélicos son frías y calculadoras. Para ellas, el fin justifica los medios.

1. Para ellos, las personas son cosas (cosificación)

Normalmente, el ser humano distingue entre los objetos y los seres humanos. Sin embargo, las personas maquiavélicas utilizan ambos elementos por igual.

No es que no sepan diferenciar, sino que para ellas los demás son meros recursos con los que obtener algún tipo de beneficio. Intentarán aprovecharse para conseguir sus propósitos.

Esta realidad revela la poca o nula empatía que las personas maquiavélicas poseen.

2. Detectan las debilidades con rapidez

A pesar de la poca empatía que les caracteriza, este tipo de individuos son expertos en reconocer las debilidades de los demás para utilizarlas a su favor.

Por ello, evitarán unirse a aquellos que posean una personalidad fuerte. En cambio, buscarán a los que tengan baja autoestima, problemas de inseguridad o algún tipo de miedo fácil de identificar.

En un primer momento, sus estrategias suelen enfocarse en las emociones de quienes quieren manipular, ya que si se anticipan a cómo se sienten, les es mucho más fácil chantajear.

3. Carecen de remordimientos

¿Qué ocurre cuando uno hace algo mal? Aparecen la culpa y el remordimiento, especialmente si se ha herido a alguien por el camino.

Las personas maquiavélicas no son capaces de arrepentirse o de ver mal el comportamiento dañino que han llevado a cabo. Son frías, calculadoras y egoístas.

Para ellas, el fin justifica los medios, por lo que no se preocupan por el bienestar de aquellos a los que utilizan. Solo les interesa lo que pueden conseguir a través de ellos.

Además, que los demás sean perjudicados lo perciben como una consecuencia del plan que han decidido seguir. Un mal menor por un objetivo final; un daño colateral que merece la pena sufrir por alcanzar lo que desean.

No te pierdas: 5 cosas de las que deberías dejar de sentirte culpable

4. Tienen metas muy ambiciosas

Todo el mundo tiene objetivos y sueños, pero vistos desde una posición realista a nivel general. Por más que uno se esfuerce o quiera, algunos de ellos no podrán cumplirse, a menos que conlleven el aprovecharse de los demás.

Las personas maquiavélicas dedican mucho tiempo y esfuerzo a pensar y planear cómo usar a los que están a su alrededor para llegar a su objetivo.

Sus metas son muy ambiciosas, ya que planifican todo para lograrlas. Solo deben servirse de los demás, organizar cada uno de sus pasos para que todo salga como desean. Eso sí, sin preocuparse por el bienestar ajeno en ningún momento.

5. Control total sobre todo

A veces, no es posible controlar los impulsos, ya que el ser humano es emocional por naturaleza. Sin embargo, las personas maquiavélicas poseen un control exagerado y casi irreal sobre todo lo que hacen.

Cada cosa que llevan a cabo está sujeta a un plan muy pensado en el que no hay margen de error. Todo tiene que salir según lo calculado.

Hombre discutiendo con su pareja
Este tipo de personalidades suelen utilizar estrategias de control para manipular a los demás y asegurarse de que todo sale según lo previsto.

Ten mucho cuidado con estos individuos

Las personas maquiavélicas son peligrosas. No experimentan arrepentimiento ni culpa, ya que presentan una carencia en el procesamiento emocional tanto de lo que sienten ellos mismos como los demás, según afirma el psicólogo estadounidense Daniel Goleman en su libro Inteligencia social.

Si crees conocer a alguien que reúna estas características, lo más conveniente es protegerte. Para ello, establece unos límites claros o aléjate.

Rauthmann, J. F., & Kolar, G. P. (2012). How “dark” are the Dark Triad traits? Examining the perceived darkness of narcissism, Machiavellianism, and psychopathy. Personality And Individual Differences, 53(7), 884-889. doi:10.1016/j.paid.2012.06.020 Paulhus, D.L., & Williams, K.M. (2002). The dark triad of personality: Narcissism, Machiavellianism, and psychopathy. Journal of Research in Personality, 36: 556-563.