5 trucos ideales para combatir el mal aliento

09 Diciembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
Exhalar un mal aroma por la boca no solo influye en nuestra autoestima, sino que es un problema social que puede alejarte de tu entorno

En algún momento de la vida, todos hemos sentido que un olor desagradable nos sale de la boca, sobre todo al hablar. Por ejemplo, después de comer alguna comida con mucho ajo o cebolla, o después de haber pasado varias horas sin lavarnos los dientes. ¿Te ha pasado, no? ¿Quieres conocer algunos trucos ideales para combatir el mal aliento?

Teniendo en cuenta que el mal aliento no siempre tiene la misma causa y que en realidad puede presentarse por varias, es necesario que repasemos un poco más sobre esta incomodidad.

¿Por qué aparece el mal olor bucal?

Hombre con mal aliento
El cardamomo tiene una de sus clásicas aplicaciones en el combate al mal aliento

El mal aliento o halitosis es una incomodidad bastante común. Por esto mismo cualquiera puede notar mal olor bucal en algún momento de su vida. Según los datos aportados por un estudio reciente, “es una condición común en la población general, se estima que afecta al 25% a 30% de la población mundial”.

Tener algo de mal aliento es algo común al despertar, pues la saliva ha estado en reposo por mucho tiempo y ha favorecido la proliferación de bacterias y otros microorganismos. Por lo general, esto se resuelve cepillándonos y bebiendo agua. Sin embargo, cuando persiste a lo largo del día, aún habiéndonos cepillado, entonces hablamos de halitosis.

La halitosis está relacionada con la descomposición de restos de alimentos, saliva o  sangre, que producen sustancias volátiles, como los componentes de sulfurados. Aunque normalmente lo relacionamos con una mala higiene, existen muchas otras causas que pueden ocasionar este trastorno. Veámoslas a continuación:

  • Consumo de tabaco y alcohol.
  • Edad: las personas mayores de 50 años son más propensos a sufrir halitosis.
  • Enfermedades en los dientes, la lengua o la garganta, como la gingivitis.
  • Problemas estomacales: los trastornos digestivos como la dispepsia y el reflujo gastroesofágico o hernia hiatal pueden conllevar a que surjan olores fétidos a en la boca.
  • Enfermedades crónicas, como la diabetes, la gastritis crónica y la enfermedad crónica periodontal.
  • Efectos secundarios de medicamentos: los antineoplásicos son medicamentos que incentivan la candidiasis oral, el sangrado de las encías y las úlceras orales.
  • Deshidratación: cuando se ingiere poca agua hay escasa producción de saliva, lo cual implica el aumento en la cantidad de microorganismos en la boca y, por tanto, que aparezca el mal olor.
  • Cáncer en vías respiratorias o tracto digestivo.

Para aliviar este mal es importante atacar su origen, por lo que te recomendamos acudir a un especialista que emita un diagnóstico certero y así descartar un padecimiento grave.

Lee también: 5 signos de problemas bucales 

5 trucos ideales para combatir el mal aliento

Si el médico determina que es un problema leve, entonces no dudes en probar los siguientes trucos que acabarán con tu halitosis.

1. Presta atención a tu higiene bucal

Como no podía ser de otra forma, el primero de los trucos para combatir el mal aliento es prestar atención a tu higiene bucal, concretamente a la cantidad de veces que te cepillas y los productos que usas. ¿Has probado usar un enjuague bucal regularmente? ¿Qué tal si cambias de pasta dental? ¿Llevas en tu bolso un neceser con un cepillo de dientes y una pasta?

La rutina diaria de limpieza bucal es esencial. Lávate los dientes al menos 3 veces al día, incluye dientes, encías y lengua. Usa hilo dental dos veces al día para remover las partículas de alimentos y también colutorios bucales para desinfectar la boca Te recomendamos utilizar un cepillo de cerdas suaves con raspador de lengua. No olvides visitar al dentista, por lo menos, una vez cada 6 meses.

2. Cuida tu alimentación

Existen ciertos alimentos que pueden provocar mal aliento: carnes rojas, lácteos, especias y productos ricos en grasas y azúcar. Ya que durante la digestión se liberan moléculas aromáticas que pueden exhalarse a través del tracto digestivo y la piel. Para evitarlo te recomendamos incluir en tu dieta frutas y verduras ricas en vitaminas y minerales y beber infusiones que combatan el mal aliento, como el té de menta, el verde o el negro.

Té de menta taza

3. Evita ciertas sustancias

Otro de los trucos para combatir el mal aliento consiste en evitar el consumo de ciertas sustancias, como el café, el alcohol y el tabaco, así como los alimentos de intenso sabor u olor, como la cebolla y el ajo, pues potencian la halitosis en gran medida. Además, su olor también es exudado a través del sudor.

4. Cuida de tu sistema digestivo

Una mala digestión y enfermedades como la gastritis, estreñimiento o colitis pueden causar mal olor bucal. Si aumentas la ingesta de fibra y bebes abundante agua estarás favoreciendo la buena digestión.

Lee también: 8 signos de que tu sistema digestivo funciona mal y está causando problemas de salud

5. Aprovecha algunas hierbas

hierbas medicinales

Numerosas plantas aromáticas poseen propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antisépticas. Por tanto, son excelentes para eliminar los agentes causantes de este trastorno. Úsalas en tus comidas, en infusiones y colutorios bucales.

  • Té de clavos de olor.
  • Romero, perejil, albahaca y tomillo, ayudan a eliminar el mal aliento.
  • Las gárgaras de agua y limón desinfectan y refrescan la garganta.
  • El hinojo ayuda a mantener la lengua y las encías sanas.
  • Los aceites esenciales de la salvia contribuyen a desinfectar la cavidad bucal.

¿Conocías estos trucos para combatir el mal aliento?

Como habrás podido comprobar, el mal olor bucal puede ser el resultado de una mala higiene, crecimiento excesivo de bacterias en la boca, deshidratación e infecciones orales. Debido a esto, es importante que día a día procures realizarte un buen cepillado y que uses regularmente hilo dental y enjuague bucal. Además, es conveniente que cuides tu alimentación y salud digestiva.

Recuerda que aunque puedes probar algunos remedios de origen natural como las hierbas y aceites esenciales, lo ideal es que siempre le des prioridad a lo que te indique tu odontólogo.

  • Aylıkcı BU, Colak H. Halitosis: From diagnosis to management. J Nat Sci Biol Med. 2013;4(1):14–23. doi:10.4103/0976-9668.107255
  • Porter SR, Scully C. Oral malodour (halitosis). BMJ. 2006;333(7569):632–635. doi:10.1136/bmj.38954.631968.AE
  • Kapoor U, Sharma G, Juneja M, Nagpal A. Halitosis: Current concepts on etiology, diagnosis and management. Eur J Dent. 2016;10(2):292–300. doi:10.4103/1305-7456.178294