5 alimentos que los asmáticos deberían evitar siempre

Los alimentos con sulfitos, los que causan mucho gas o el exceso de sal podrían empeorar la función pulmonar de las personas con asma.
5 alimentos que los asmáticos deberían evitar siempre
José Gerardo Rosciano Paganelli

Revisado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli.

Escrito por Yamila Papa Pintor

Última actualización: 27 septiembre, 2022

Hay varios alimentos que los asmáticos deberían evitar para no perjudicar su salud ni disminuir su bienestar. A modo de ayuda, a continuación haremos un breve repaso acerca de los mismos.

Cabe destacar que la lista de alimentos que comentaremos constituye una orientación, no una norma. Por ello, no hay que tomarla como un sustituto de lo que pueda indicar el médico en consulta.

Las personas que sufren de asma deben seguir unas pautas de cuidado generales, pero también varias rutinas específicas. En este sentido, hay que recordar que, según varios factores, las indicaciones pueden variar de un caso a otro, ya que no todos los pacientes son iguales.

El asma y el papel de la dieta

El asma es una enfermedad que afecta los pulmones. Esta se caracteriza por la aparición de sibilancias, dificultad para respirar, tos y opresión en el pecho.

Las causas de la enfermedad son desconocidas si bien existen factores determinantes variados como la genética, el ambiente y algunas infecciones virales pulmonares.

Se trata de un problema de salud que no tiene cura aunque se puede tratar y manejar para que los afectados puedan tener una vida normal y saludable. Los ataques de asma se producen solo cuando existen desencadenantes que perjudican los pulmones:

  • Ácaros del polvo.
  • Moho, humedad alta.
  • Humo de tabaco.
  • Contaminación atmosférica, humo de la quema de pasto o madera.
  • El pelo de algunos animales como los perros o los gatos.
  • Infecciones asociadas al virus de la gripe, resfriados, sinusitis o toma de determinados medicamentos.

La dieta juega un papel clave en el día a día de los pacientes asmáticos aunque no existe ningún plan alimentario que elimine los síntomas por sí solo.

Pero se ha podido observar que limitando la ingesta de ciertos alimentos y llevando una nutrición adecuada es posible respirar mejor, minimizar la afectación y aumentar (y mantener) el bienestar de los asmáticos.



Alimentos que los asmáticos deben evitar

Veamos cuáles son los alimentos que los asmáticos deberían limitar en líneas generales. Sin embargo cabe recordar que la restricción de alimentos y el asma depende mucho de cada persona.

1. Grasas saturadas

Los asmáticos deben evitar las grasas saturadas

Las fuentes de grasas saturadas encabezan la lista de los alimentos que los asmáticos deberían evitar. Según los expertos de Mayo Clinic, incrementan los síntomas del asma. Esto se debe a la respuesta del sistema inmunitario al “recibir” estas sustancias.

Asimismo según una investigación publicada en la revista Nutritionaquellos que consumen mucha carne r oja son más propensos a desarrollar asma.

Si bien se trata solo de una observación (no una relación de causa-efecto), en general es recomendable minimizar su consumo (a una vez por semana, por ejemplo) y disfrutar con más frecuencia de otras fuentes proteicas como el pescado, las legumbres, el tofu o la carne magra.

Las grasas saturadas y las hidrogenadas también están presentes en la comida ultraprocesada, la bollería, los embutidos y las frituras, así como en múltiples comestibles industriales.

En cambio se pueden priorizar otro tipo de grasas. Los expertos en Salud y Nutrición comentan que es recomendable el consumo de ácidos grasos omega 3. Estos están presentes en los pescados azules, las semillas de lino o las nueces.

2. Alimentos con sulfitos

Algunas personas pueden desencadenar síntomas de asma cuando ingieren productos tratados con sulfitos (un tipo de conservante usado en alimentos) en grandes cantidades. Por este motivo es mejor evitar o hacer una ingesta moderada de:

  • Frutas y verduras desecadas.
  • Patatas envasadas.
  • Vino y cerveza.
  • Zumo de lima y de limón embotellados.
  • Camarones frescos y congelados.
  • Alimentos en escabeche.

3. Alimentos flatulentos

Como se observa en el documento de la American Lung Association sobre el asma, otro consejo dietético es evitar aquellos alimentos que causan gas. Estos pueden provocar opresión en el pecho, hinchazón y dificultad para respirar.

Su presencia en la dieta se puede moderar según los síntomas y la sensibilidad de cada individuo. En general aquellos alimentos más propensos a generar gases son las legumbres, las bebidas carbonatadas, la cebolla, las coles o los fritos.

4. Salicilatos

Los salicilatos son compuestos químicos naturales que se encuentran presentes en algunos alimentos y plantas. La sensibilidad en las personas asmáticas no es muy habitual pero puede suceder en algunos casos.

Estas sustancias se hallan en el café, el té, algunas hierbas o especias y en las aspirinas.

5. Alimentos salados

De acuerdo a los autores Mickleborough y Fogarty, la adopción de una dieta baja en sodio por un período de 2 a 5 semanas puede mejorar la función pulmonar y disminuir la reactividad bronquial en pacientes con asma.

Si bien se desconocen los efectos a largo plazo sobre la prevalencia o la gravedad del asma en general, disminuir la presencia de sodio en la dieta es una práctica que puede acarrear más beneficios a la salud.

Para ello se recomienda moderar el uso de sal de mesa, evitar la comida rápida, las salsas y platos preparados, las patatas fritas, algunas conservas y los snacks salados.



Alimentos recomendados

Una dieta balanceada y saludable mantiene el cuerpo y la mente en un buen estado. Los alimentos correctos aportan energía y nutrientes para mantener la actividad durante el día, respaldar el buen funcionamiento del sistema immune y mejorar la salud. También de los pulmones.

Alimentos rodeando el símbolo del magnesio

En la dieta los asmáticos no pueden faltar las frutas y las verduras que aportan nutrientes con acción antioxidante. Cabe destacar la vitamina C y el manganeso, entre otros. Este último también está presente en los granos integrales.

Asimismo, según el consejo de la Asociación Americana del Pulmón, la vitamina D juega un rol importante en el funcionamiento del sistema inmune y podría ayudar a disminuir la inflamación de las vías respiratorias.

Algunos síntomas del asma (tos y sibilancias) también pueden reducirse gracias al tocoferol. Este compuesto se encuentra en la vitamina E, que abunda en las almendras, las avellanas, el aceite de oliva, las acelgas, la col o el brócoli.

Por último cabe destacar que un déficit de magnesio podría provocar complicaciones en pacientes con problemas pulmonares. Por ello es interesante fomentar la ingesta de semillas, frutos secos, granos integrales y legumbres.

Existen alimentos que los asmáticos deberían evitar para sentirse mejor

El asma es un problema de salud crónico que puede mejorar con un tratamiento adecuado y unas pautas y hábitos de vida saludables. La dieta también influencia en la función pulmonar y el desencadenamiento de los brotes de asma.

Si bien existen alimentos más o menos adecuados, cada persona es distinta y estos pueden variar. Asimismo no hay que olvidar que la dieta nunca sustituye el tratamiento.

Lo más recomendable es seguir el plan establecido con el médico (medicación, hábitos y seguimiento adecuados) y consultar cualquier duda con los especialistas.



  • Wang, J., & Liu, A. H. (2011). Food allergies and asthma. Current Opinion in Allergy and Clinical Immunology. https://doi.org/10.1097/ACI.0b013e3283464c8e
  • Varraso, R. (2012). Nutrition and asthma. Current Allergy and Asthma Reports. https://doi.org/10.1007/s11882-012-0253-8
  • Rosenkranz R. R, Rosenkranz S. K, Neessen K. Dietary factors associated with  lifetime asthma or hayfever diagnosis in Australian middle-aged and older adults: a cross-sectional study. Nutritional Journal. 2012. 11 (84).
  • Remig, V., Franklin, B., Margolis, S., Kostas, G., Nece, T., & Street, J. C. (2010). Trans Fats in America: A Review of Their Use, Consumption, Health Implications, and Regulation. Journal of the American Dietetic Association. https://doi.org/10.1016/j.jada.2009.12.024
  • Patel B. D, Welch A. A, et al. Dietary antioxidants and asthma in adults. Thorax. Mayo 2006. 61 (5): 388-393.
  • Mickleborough T. D, Fogarty A. Dietary sodium intake and asthma: an epidemiological and clinical review. International Journal of Clinical Practice. Diciembre 2006. 60 (12): 1616-24.
  • Mayo Clinic. Asthma diet: does what you eat make a difference? Junio 2022.
  • Landon R. A, Young E. A. Role of magnesium in regulation of lung function. Journal of the American Dietetic Association. Junio 1993. 93 (6): 674-7.
  • Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Asma. Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. Septiembre 2019.
  • Asthma and Allergy Foundation of America. Foods can affect asthma. Agosto 2018.
  • American Lung Association (ALA). Asthma and Nutrition. Julio 2018.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.