6 hábitos que te ayudan a mejorar tu vida sexual

¿Sabías que entre los muchos beneficios que nos aporta el ejercicio físico está el de mejorar la libido y lograr una vida sexual más plena?
6 hábitos que te ayudan a mejorar tu vida sexual
Bernardo Peña

Revisado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 05 marzo, 2021.

Escrito por Daniela Echeverri Castro, 17 julio, 2017

Última actualización: 05 marzo, 2021

Tener una vida sexual activa es uno de los aspectos que influyen en el estado de ánimo, la salud emocional y el bienestar físico. Por este motivo es muy importante que le prestemos una atención especial.

Aunque asociamos las relaciones sexuales con el placer y la reproducción, sus beneficios van más allá de todo esto. El sexo es uno de los pilares más importantes de las relaciones de pareja por muchas razones.

Algunas de ellas son que fortalece los vínculos sentimentales, mejora la comunicación y aumenta la confianza. Sin embargo, algunas veces, la libido puede disminuir y, dado que reduce el desempeño sexual o no se alcanza la plenitud, empiezan a surgir inconvenientes.

Por esta razón es importante llevar un estilo de vida saludable. A continuación compartimos contigo los 6 hábitos principales para notar una mejoría en tu vida sexual.

Hábitos importantes para una vida sexual plena

Nuestros hábitos diarios pueden tener un papel clave en nuestra vida sexual. En concreto, los que describimos a continuación:

1.  Tener una alimentación saludable

La vida sexual puede mejorar con una buena alimentación.
Comer bien significa tener un cuerpo y una mente sana.

Aunque la mayoría de las personas lo ignoran, unos buenos hábitos alimenticios influyen tanto en la libido como en el acto en sí mismo.

Según un estudio realizado por un equipo de la Universidad de Melbourne (Australia), la obesidad en hombres puede inducir a un bajo nivel de testosterona, lo que influye de forma negativa a la hora del desempeño sexual.

Por lo tanto es recomendable mantener una dieta sana y equilibrada que cuente con todos los alimentos esenciales para el día a día. Asegúrate de aumentar el consumo de:

  • Frutas y vegetales frescos.
  • Cereales integrales.
  • Granos y legumbres.
  • Carnes magras.
  • Pescado azul.

2. Manejar el estrés para disfrutar de una vida sexual plena

El estrés es uno de los principales enemigos de la vida sexual, tanto de hombres como de mujeres. El exceso de trabajo, las discusiones de pareja y los problemas económicos pueden aumentar este estado de ánimo que, a su vez, disminuye el deseo sexual.

Su falta de control aumenta la sensación de cansancio físico y, por lo tanto, las ganas de tener sexo. Debido a esto es primordial manejarlo de forma oportuna, poniendo en práctica terapias de relajación, descansando y realizando actividades placenteras.

3. Hacer ejercicio físico

Todos aquellos que están atravesando alguna crisis deberían tener en cuenta los múltiples beneficios del ejercicio físico para el ámbito sexual. Ya no solo porque favorece la autoestima y mejora el rendimiento, sino porque ayuda a dejar a un lado el estrés.

También permite fortalecer los músculos de todo el cuerpo. Así, al mejorar el rendimiento físico, ello podría ayudar a mantener relaciones sexuales más duraderas.

De la misma forma aquellas actividades enfocadas al fortalecimiento del suelo pélvico podrían ayudar en casos de disfunciones sexuales como el vaginismo y la anorgasmia. Algunos de los ejercicios que podemos realizar se conocen como Kegel.

4. Evitar el tabaco para una vida sexual satisfactoria

La vida sexual puede mejorar al eliminar el tabaco.
Los cigarrillos no solo afectan en este aspecto, sino que también son dañinos para la salud cardiovascular.

Un gran número de casos de personas con problemas en su vida sexual están relacionados con la adicción que tienen por el tabaco. Las disfunciones sexuales, así como la disminución de la libido, pueden producirse por los efectos de las toxinas que contiene el cigarrillo.

Así lo expone esta investigación llevada a cabo por un equipo de la Universidad de San Martín de Porres (Perú) que, además, afirma que este es uno de los efectos del tabaco menos conocidos.

5. Evitar relaciones tóxicas

El plano emocional es un pilar muy importante en el ámbito sexual y, por lo tanto, tener una relación tóxica puede impedir alcanzar la plenitud.

En las relaciones de pareja es necesario sentir confianza, complicidad y amor. Estos son componentes que llevan a un mejor entendimiento durante las relaciones sexuales.

Aquellos que son víctimas de presión, chantaje o violencia por parte de su pareja no disfrutan el acto sexual y, de alguna forma, lo hacen de manera obligada. Por esto es primordial identificar estos comportamientos.

6. Mejorar la información sexual

La educación sexual es fundamental para mejorar la vida sexual en todos los aspectos. No solo permite conocer cómo mejorar el acto sexual como tal, sino que ayuda a fomentar el autoconocimiento de nuestros cuerpos y los elementos que se requieren para lograr la plenitud.

Por supuesto, además de los hábitos citados, hay muchos otros influyentes que deben ser considerados cuando algo no va bien. Tener una buena comunicación con la pareja y salir de la rutina son otros componentes adicionales que también ayudan a mejorarlo.

Pide ayuda si lo necesitas

Si a pesar de todo esto las cosas no mejoran lo más recomendable es hablar con un terapeuta. Puede parecer una medida desproporcionada, pero es algo mucho más común de lo que se cree.

Muchas parejas han visto mejorada la calidad de vida de su relación gracias al apoyo de un especialista. No tengas miedo y deja a un lado los tabúes: todo mejorará si pones de tu parte.

Te podría interesar...
¿Cuándo ir al sexólogo?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuándo ir al sexólogo?

El sexólogo analiza factores del problema y ayuda. En la consulta podrás saber que no estás solo así como identificar tus problemas sexuales.



  • García G, María A, Cañadas-De la Fuente, Guillermo A, González-Jiménez, Emilio, Fernández Castillo, Rafael, & García-García, Inmaculada. (2011). Educar en conductas sexuales saludables: una innovación docente en promoción de la salud. Revista médica de Chile139(10), 1269-1275. https://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872011001000004
  • Olivera Carmenates, Carmen, Bestard Aranda, Ana Mary, Fell Guerra, Lázara, Brizuela Pérez, Susana, & Bujardón Mendoza, Alberto. (2014). Estrategia educativa sobre sexualidad sana en adolescentes. Humanidades Médicas14(3), 629-645. Recuperado en 04 de febrero de 2019, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&;pid=S1727-81202014000300005&lng=es&tlng=es.
  • Rodríguez Cabrera, Aida, Sanabria Ramos, Giselda, Álvarez Vázquez, Luisa, Gálvez González, Ana M, Castañeda Abascal, Ileana, & Rojo Pérez, Nereida. (2008). La gestión social como vía para mejorar la salud sexual y reproductiva de los adolescentes. Revista Cubana de Salud Pública34(3) Recuperado en 04 de febrero de 2019, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&;pid=S0864-34662008000300014&lng=es&tlng=es.
  • Ruiz Mori, E., Ruiz Mori, H., Salazar-Rojas, R., Torres-Mallma, C., Valer-Villanueva, S., Santiago, B., ... & Guevara Gonzales, L. (2016). Conocimiento de los riesgos del tabaquismo en fumadores, exfumadores y no fumadores. Horizonte Médico (Lima), 16(1), 32-37.
  • Fui, M. N. T., Dupuis, P., & Grossmann, M. (2014). Lowered testosterone in male obesity: mechanisms, morbidity and management. Asian journal of andrology, 16(2), 223.
  • VV.AA. (2017).Ovarian Hormones and Obesity. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28333235/