Cómo abrir una lata sin un abrelatas

Si necesitas abrir una lata y no tienes a mano un abrelatas, podrías aplicar algunos de los métodos que compartiremos contigo a continuación.
Cómo abrir una lata sin un abrelatas

Última actualización: 31 marzo, 2022

¿Es posible abrir una lata sin un abrelatas? Sí, es posible y con elementos que utilizas a diario y que tienes a mano.

Si bien es cierto que en la actualidad muchas de las latas ya vienen con una anilla, este sistema también puede fallar. En este caso vamos a aprender cómo abrir latas cuando se rompe la anilla o cuando la lata no tiene este sistema y no cuentas con un abrelatas.

Ya sea que te encuentres en tu casa, de pícnic o en el medio del campo porque saliste a acampar, estas opciones te pueden ayudar.

PRECAUCIÓN. Recuerda que estarás manipulando objetos filosos que te pueden lastimar si no se usan correctamente. Presta especial atención para evitar accidentes.

Abrir una lata con una cuchara

Una de las maneras de abrir una lata sin un abrelatas es con una cuchara. Para ello, toma el utensilio con fuerza y apoya la punta en el borde interno de la lata.

Tu dedo pulgar debería apoyarse en el dorso del mango de la cuchara. A continuación, raspa el aluminio de la lata de la zona donde deberías introducir el abrelatas con el filo de la cuchara.

Mientras lo haces, presiona levemente y notarás cómo el material de la lata va cediendo poco a poco. Continúa hasta que se abra la lata y puedas colocar la punta de la cuchara dentro. Una vez que pudiste introducir la cuchara, muévela hacia adelante y hacia atrás como si fuera una palanca.

Tendrías que abrir la lata lo suficiente como para poder vaciar su contenido sin dificultad. Ten cuidado con la tapa de la lata y los bordes internos porque podrías lastimarte.

Lata que no se puede abrir.
¿Qué pasa si falla la anilla de la lata? Hay opciones que puedes tener a mano sin saberlo.

Utilizar un cuchillo

Esta alternativa supone un poco más de riesgo porque el cuchillo es un elemento cortante. Mientras más afilado esté, más efectivo será para abrir la lata.

Asegúrate de apoyarla en una superficie plana y estable, como la mesa o la mesada. Introduce la punta del cuchillo en la hendidura de la lata.

Ahora sujeta con fuerza el mango del cuchillo mientras lo golpeas con la otra mano con firmeza. Repite este paso hasta que el cuchillo se inserte en la lata y esta se rompa. Esta parte del procedimiento es la más delicada y debes tener mucho cuidado para no lesionarte.

Una vez que ya se ha hecho el primer agujero, repite lo mismo hasta hacer más orificios que luego te permitirán abrir por completo.



Emplear una navaja

La tercera forma de abrir una lata sin un abrelatas es con una navaja. Para ello, colócala justo en el borde de la lata que está previsto para su apertura.

Recuerda que en esa zona la lata es más delgada. A continuación, intenta levantar la tapa con precaución y retírala. Listo. Tu lata ya está abierta.

Recurrir al uso de alicates

Aunque no sea el método alternativo más común, si tienes un alicate de punta en tu casa es una excelente opción. Al igual que en las anteriores, asegúrate de colocar la lata en una superficie plana y firme.

Toma la lata con una mano y con la otra coloca el alicate en el borde de la lata. Clava la punta del instrumento y tuerce la herramienta imitando el movimiento que harías con un abrelatas común. Al terminar de dar la vuelta completa, tu lata ya estará abierta.

Probar con una tijera

Si utilizas una tijera, asegúrate de que esta sea de un material resistente y de que tenga su punta gruesa y bien afilada, para que no se doble al intentar entrar. Clava la tijera en el mismo sitio de siempre hasta que hagas una perforación. Luego recorta la lata con la tijera.

Tijeras para abrir una lata.
No uses una tijera cualquiera, sino alguna que tenga una punta resistente y gruesa.

Tal vez te interese 6 formas para afilar tijeras


Advertencias de seguridad al abrir una lata sin abrelatas

Hasta aquí hemos repasado diferentes formas de abrir una lata si no contamos con el utensilio que se emplea para dicha función. Sin embargo, creemos importante destacar que deberías aplicar algunos de estos métodos como el último recurso y cuando ya hayas agotado todas las posibilidades de conseguir un abrelatas.

Si intentaste abrir una lata y no funcionó, pero quedó el orificio hecho, no consumas el contenido más tarde. Esto se debe a que los alimentos pueden sufrir alteraciones y contaminarse si no se retiran de la lata y se conservan adecuadamente.

Cualquiera de estos métodos debe ser realizado por adultos y nunca por niños, por más que se encuentren bajo la supervisión de alguien mayor. Esperamos que puedas salir del apuro y abrir una lata si no cuentas con un abrelatas.

Te podría interesar...
¿Cómo abrir un candado sin llave?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo abrir un candado sin llave?

Aprende cómo abrir un candado sin llave de forma fácil y rápida para salir de una emergencia. ¡Nunca se sabe!



  • Desrosier, N. W. (1987). Conservación de alimentos. Continental.
  • Camacho, Y. E. H. Procesos que garantizan la inocuidad en la elaboración de alimentos enlatados. El papel de los, 47.
  • Llamas, J. (1990). Alimentos enlatados. México: ANTAD.
  • Gutiérrez, G. (2009). Estudio de caso–Enfermedades transmitidas por alimentos en Nicaragua. Enfermedades transmitidas por alimentos y su impacto socioeconómico, Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Roma, Italia, 159-190.
  • Martínez, A. G. (2010). Preelaboración y conservación de alimentos. Ediciones Akal.
  • Álvarez Lata, N. (2019). Daños causados por el consumo de alimentos en mal estado: algunas claves. Daños causados por el consumo de alimentos en mal estado: algunas claves, 195-204.