Abuso financiero: ¿qué hacer si eres víctima?

El abuso financiero es frecuente entre adultos mayores o parejas disfuncionales. El abusador es una persona manipuladora que se aprovecha de la situación del otro para hacerse a sus bienes.
Abuso financiero: ¿qué hacer si eres víctima?

Escrito por Maria Margarita Barrios Quintero, 12 marzo, 2021

Última actualización: 12 marzo, 2021

El término abuso suele ser empleado para describir agresiones físicas, verbales o domésticas. Sin embargo, a pesar de ser poco escuchado, el abuso financiero es muy frecuente en víctimas que están inmersas en relaciones poco saludables o en personas vulnerables como el adulto mayor.

Un estudio realizado por The Center for Financial Security reveló que las personas con parejas abusivas a menudo enfrentan amenazas en el bienestar financiero y en su capacidad para encontrar una estabilidad financiera personal. ¿Qué puedes hacer si eres víctima? ¡Descúbrelo!

¿Qué es el abuso financiero?

El abuso financiero consiste en controlar a la víctima su capacidad para mantener, usar y adquirir capital, finanzas o bienes. Una de las características del abusador es que tiende a restringir o robar el propio dinero de la víctima, lo que le impide a esta tener acceso completo al dinero u otros recursos.

Aunque los métodos de efectuar esta forma de abuso pueden ser diferentes en cada situación, existen casos donde el abusador utiliza la manipulación para hacerse con el dinero. Incluso, puede ser abierto, intimidante y exigente, a tal punto de impedirte trabajar.

Abuso financiero en el adulto mayor

Valiéndose de la vulnerabilidad de un adulto mayor, un estudio compartido en National Center for Biotechnology Information reveló que, con frecuencia, el abuso financiero es realizado por algún miembro de la familia, vecino, amigo de confianza o cuidador.

En definitiva, es alguien cercano a la víctima que encuentra la facilidad de engañarle. Ahora bien, para detectar si un adulto mayor está siendo vulnerado de esta forma, hay que considerar lo siguiente.

Padece de lagunas mentales

Por lo general, las personas de edad avanzada tienden a no recordar asuntos relevantes, por lo que se debe tener especial cuidado cuando estos manifiestan no recordar el retiro de cierta cantidad de dinero del banco.

Aunque la demencia se puede estar convirtiendo en un problema, la posibilidad de que alguien se esté aprovechando de su situación es alta. Así pues, hay que asegurarse de que alguna persona no haya realizado una transacción no autorizada.

Disminución de habilidades motoras

Los adultos mayores no solo padecen de demencia – enfermedad que los hace vulnerables – sino que su fuerza y su movilidad se ven reducidas. Esto les crea la necesidad de pedir ayuda a una persona cercana a ellos, lo cual incrementa las posibilidades de que depredadores le saquen provecho a su situación.

Familiares deshonestos

Los familiares cercanos son los que más se ven tentados a aprovecharse de los recursos financieros del adulto mayor en casa. Al estar más cerca de sus cuentas bancarias, claves y estados financieros, tienen mayor facilidad de robar, e incluso manipular, para que les traspasen inmuebles o les transfieran sumas considerables de dinero.

Una forma de saber si esto está pasando es observar el comportamiento del familiar, y si este adquiere o compra cosas con mayor facilidad a las que estaba acostumbrado.

Soledad

Al estar aislados, sin ningún doliente, vecino o amigo cercano, personas sin escrúpulos estudian a la persona mayor e intentan crear un lazo de amistad para luego hacerse de su dinero o bienes. Es conveniente vigilar las nuevas amistades para evitar que se presente el abuso.

Abuso financiero en la pareja

Cuando en una relación uno de los miembros se impone sobre el otro y obliga a que este le conceda el manejo de sus recursos económicos, ya sea por manipulación u obligación, estamos ante un abuso financiero. Algunas características que involucran el abuso financiero en parejas son las siguientes:

  • Total control de todas las cuentas bancarias y demás recursos financieros.
  • Manipulación.
  • Imposición.
  • Coacción a la pareja de buscar trabajo o una fuente de dinero.
  • Agresión psicológica, física o verbal.
  • Rendición de cuenta, solo por parte de la víctima, de cada centavo que se gasta.

¿Cómo saber si soy víctima?

Puede que estés siendo víctima de abuso financiero ahora mismo, pero no te has percatado. Para saberlo, evalúa estas situaciones y verifica si ocurren dentro de tu pareja, con uno de tus familiares o personas cercanas.

  • No te permite ingresar a los estados de cuenta bancarias.
  • Tiene una cuenta a la que solo él o ella puede tener acceso.
  • Posee total control de tus gastos o administra la mesada que te da. Puede que incluso te exija facturas.
  • Te prohíbe trabajar, procura a que renuncies o es quien dice qué trabajo debes tomar y cuál no, sin tomar en cuenta tu opinión.
  • Puede comprar y gastar tu dinero sin considerar tus necesidades.
  • Dispone de los ahorros en conjunto sin tu consentimiento.
  • No desea generar ingresos.
  • Demuestra poco interés en cubrir parte de los gastos compartidos, como ropa, medicamentos, comida, entre otras cosas.
  • Recurre a manipulaciones y tiende a echarte la culpa de problemas económicos.
  • Le gusta agredir con frecuencia, ya sea de forma física o psicológica.
  • Cree tener el derecho completo a tu dinero y activos.
  • Te obliga a firmar documentos financieros sin una explicación razonable.
  • Te amenaza con recortar tus ingresos si no estás de acuerdo con sus opciones.
  • Se rehúsa a contribuir con la manutención de los hijos.
  • Te acosa en tu trabajo, te llama, te escribe con una frecuencia exagerada, o pasa por el lugar de manera sorpresiva y sospechosa.
  • Destroza tu historial crediticio, consumiendo hasta el límite tus tarjetas.
  • No paga las facturas.

¿Qué puedo hacer si soy víctima de abuso financiero?

El abuso financiero es una situación que no se atenúa al pasar el tiempo, por lo que esperar a que en un futuro se solucione por sí solo, no es lo recomendado. Procura buscar apoyo y comunícate con la entidad gubernamental de tu país a cargo.

Buscar un aliado, un consejero o visitar a un psicólogo es la mejor forma de sobrellevar el problema en el que estás inmerso. Es posible que tu país tenga una línea telefónica en la que se atiendan este tipo de casos; procura llamar lo antes posible. Contar con la asistencia de defensores capacitados te resultará conveniente.

¿Qué recordar sobre el abuso económico?

Es posible que el término sea poco común, sin embargo, en parejas no saludables es frecuente que una de las partes sea víctima de abuso financiero. El abusador tiene total control de los activos. Para lograr su fin utiliza la manipulación o la agresión.

Aunque cada situación puede variar, todas tienen un objetivo final, como robar o hacerse del total o parte de los ingresos y bienes de la víctima. Los adultos mayores podrían ser los más vulnerados, ya que se aprovechan de sus lagunas mentales, deficiencia motoras o soledad.

Si consideras que eres víctima de abuso financiero, o si alguna persona de edad avanzada lo es, denuncia a las autoridades competentes y busca asesoría. Prolongar esta situación solo empeorará con el tiempo.

Te podría interesar...
El maltrato de pareja: qué efectos psicológicos puede traer
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
El maltrato de pareja: qué efectos psicológicos puede traer

Conocer los efectos psicológicos del maltrato de pareja puede ayudar a superar por completo el episodio de violencia. ¿Cuáles son? ¡Descúbrelos!



  • Adams, A. E. (2011). Measuring the Effects of Domestic Violence on Women’s Financial Well-Being. The Center for Financial Security, 5-6.
  • Hafemeister TL. Financial Abuse of the Elderly in Domestic Setting. In: National Research Council (US) Panel to Review Risk and Prevalence of Elder Abuse and Neglect; Bonnie RJ, Wallace RB, editors. Elder Mistreatment: Abuse, Neglect, and Exploitation in an Aging America. Washington (DC): National Academies Press (US); 2003. 13. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK98784/