8 alimentos que no debes consumir en un crucero

¿Sueñas con disfrutar de un crucero por el Caribe o el Mediterráneo? Este artículo es para ti porque conocerás las comidas que es mejor evitar a bordo.
8 alimentos que no debes consumir en un crucero
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 16 abril, 2022

Viajar por el mar es una de las experiencias que casi todas las personas quieren tener una vez en la vida. Es una forma de conocer varios lugares con muchas comodidades, dentro de una gran embarcación. En este artículo te contamos sobre una serie de alimentos que no debes consumir en un crucero.

Los cruceros son una de las formas de turismo más populares del mundo. De hecho, de acuerdo con investigaciones, existen desde 1845 y su nacimiento se dio en Europa. Desde ese entonces han evolucionado y hoy son una gran industria del turismo. ¡Viajar en un crucero es una experiencia única, llena de comodidades, diversión y comida deliciosa!

Sin embargo, existen recomendaciones que debes tener en cuenta cuando te embarques en tus vacaciones para no correr riesgos innecesarios. Pese a que los cruceros deben seguir estándares rigurosos de cuidado con la sanidad, nunca está de más privarse de consumir algunos alimentos.

Los alimentos que debes evitar en un crucero

Cuando te embarques en tus vacaciones a bordo de un crucero, recuerda que te encuentras en un viaje por varios días e incluso semanas. Por lo tanto, las cosas no pueden estar totalmente frescas, sino que han sido alistadas o preparadas antes.

Asimismo, al tener tanta disponibilidad de alimentos, resulta fácil excederse y terminar con una indigestión. Aún más si haces un cambio muy brusco en tu dieta.

¡Recuerda que poder comer y beber de todo no significa que sea tu deber hacerlo! Por otro lado, la hidratación es fundamental porque estarás en unas vacaciones que podrían ser calurosas.

Así que veamos esta lista de 8 alimentos que debes evitar a bordo del crucero para no pasar un mal rato. ¡Atención!

1. Agua del grifo

Esta recomendación aplica tanto para dentro del crucero como para las ciudades que conozcas cuando te bajes. De hecho, no deberías tomar agua de ningún grifo, a menos que explícitamente conozcas que se trata de agua potable. De lo contrario, podrías enfermarte con parásitos, bacterias o sufrir diarrea.



2. Alcohol

Si bien disfrutar de un buen cóctel en medio de un crucero es una genial forma de disfrutar del ocio de las vacaciones, es recomendable no excederse. Existen muchos tragos y copas que suelen ofrecerse en los cruceros y resultan un poco engañosos en cuanto a su contenido de alcohol. No obstante, entre copa y copa el licor hace su efecto en el cuerpo.

Se trata de una cuestión práctica. El movimiento y la estancia por varios días en alta mar puede generar mareos. Entonces, combinado con los efectos del alcohol, el resultado no es favorable.

Asimismo, pasar una resaca en medio de un cruero tampoco parece ser una buena idea. Es preferible disfrutar sin llegar a embriagarse.

Cócteles que no deberías consumir en un crucero.
Los cócteles de los cruceros son tentadores, pero en exceso nos complicarán las vacaciones.

3. Snacks en la madrugada

La mayoría de los cruceros tienen opciones de comer casi las 24 horas del día. No obstante, no siempre es una buena idea aprovecharse de los bufetes a la madrugada. Por lo general, encontrarás comidas rápidas, grasosas y saladas. Aunque parezcan muy provocativas, podrían dejarte indigestado para el día siguiente.

4. Las salsas y los condimentos son alimentos que no debes consumir en un crucero

Algunas opciones de alimentación en los cruceros, como los snacks, estarán en las zonas de diversión al aire libre. Por lo tanto, también estarán expuestas al sol por varias horas.

En este sentido, es mejor que evites usar salsas como el kétchup, las mayonesas o las mostazas. La razón es que la exposición al sol las hace vulnerables al crecimiento de bacterias. Asimismo, pasan de mano en mano y no siempre están en el mejor estado.

5. Sushi y comidas crudas

Uno de los alimentos que no debes consumir en un crucero es el sushi y otros crudos. Esto sucede porque se trata de una preparación susceptible a desarrollar bacterias si no tiene la manipulación correcta.  Debe mantener una refrigeración adecuada que parece difícil de cumplir siempre en un bufete.

Además, como los cruceros se abastecen antes de salir, tampoco es posible conocer la frescura del pescado y de los mariscos. Entonces, lo mejor es no exponerse a un riesgo innecesario.



6. Huevos revueltos

Los huevos revueltos son productos no pasteurizados que pueden contener y desarrollar bacterias con facilidad. Por lo general, los huevos de los bufetes son en polvo.

Por lo tanto, tampoco son los más frescos o nutritivos. Si quieres comer este producto, lo mejor es dirigirte a la estación en la que los preparan en vivo. Puedes pedir que les agreguen algún jamón, queso o verduras.

7. Postres y azúcares

Todos sabemos que en las vacaciones suele haber una licencia extra para comer aquellas cosas que no son las más saludables. Sin embargo, es importante seguir cuidándonos.

Los carritos de postres son una gran tentación dentro de los cruceros. Los helados, las tortas, los flanes, las galletas, los chocolates y los panecillos dulces hacen agua la boca.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado que el consumo de azúcar diario no exceda los 25 gramos al día. En este sentido, entre las bebidas azucaradas, los cocteles y los postres es realmente fácil superar ese límite.

Mesa de postres en un crucero.
Las mesas de postres son tentadoras. Pero puedes seguir cuidándote si regulas la cantidad que ingieres.

8. Cuidado con las frutas y las verduras

No se trata de evitar todas las frutas y verduras, sino aquellas que llevan mucho tiempo en el bufete. Pues tienden a tener mal sabor o incluso resultar peligrosas.

En cuanto a las frutas, puedes elegir aquellas que se encuentran enteras, como las manzanas o las peras, y lavarlas tú mismo. Si vas a comer fruta pelada y picada, observa que se encuentra en buen estado y fresca. Lo mismo aplica con las verduras.

Asimismo, es mejor que evites aquellas verduras que están llenas de salsas y condimentos. Lo mejor es tomar verduras frescas o a la plancha. Además, así tendrás un buen aporte de fibra que te ayudará a mantener una buena digestión a bordo.

Alimentación para dietas especiales en un crucero

Si eres alérgico o intolerante a algún alimento, o llevas una dieta especial, con seguridad te lo piensas mucho para embarcarte en un crucero. No obstante, no debes preocuparte. Hoy en día la mayoría de las compañías están en la capacidad de adaptarse a tus necesidades específicas.

Así que si eres celiaco o intolerante al gluten, alérgico o intolerante a los lácteos, llevas una dieta vegana, vegetariana o kosher, sufres de alergia a los frutos secos, puedes contactar al crucero y solicitar comida especial. Siempre es mejor que lo menciones antes de embarcarte.

Muchas legislaciones ya obligan a los prestadores de alimentos a informar sobre los alergenos en su comida.

Cuida de tu nutrición evitando los alimentos que no debes consumir en un crucero

Ahora que conoces una serie de alimentos que no debes consumir en un crucero, estás preparado para tener precauciones en tus próximas vacaciones en alta mar. Por otra parte, muchas personas suelen experimentar mareos en los cruceros porque no están acostumbrados a montar en barco. Por lo tanto, mientras te acostumbras, es mejor no tener el estómago excesivamente lleno.

Es normal que en vacaciones nos demos licencias para consumir azúcar, comida chatarra o alcohol de más. No obstante, siempre es bueno tener en cuenta la mesura al comer.

No se trata solo de evitar cambios en el peso, sino cuidar de una adecuada nutrición. Cuando hay un bufete con decenas de platos disponibles, es fácil excederse. Procura ser consciente de esto.

Te podría interesar...
Cómo evitar el mareo por movimiento (cinetosis)
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cómo evitar el mareo por movimiento (cinetosis)

Cómo evitar el mareo por movimiento (cinetosis), un problema que afecta a muchas personas cuando viajan en cualquier tipo de transporte.