Loading...
 

Cómo almacenar los productos de limpieza de forma segura

Encuentra un lugar seguro y ventilado para los productos de limpieza. De lo contrario, estos podrían convertirse en un riesgo potencial. Descubre otros consejos.

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 02 diciembre, 2021

Almacenar los productos de limpieza es una actividad que muchos ignoran. Sin embargo, es necesario hacerlo, y de forma segura. De este modo, se evitan riesgos potenciales de envenenamiento o intoxicación para todos los habitantes de la casa, inclusive animales y plantas.

Hay que tener en cuenta que, en su mayoría, los artículos de limpieza comerciales tienen componentes tóxicos. De ahí la importancia de darles un buen manejo, incluso cuando no se están utilizando. Veamos en detalle algunos consejos para guardarlos de forma correcta.

7 medidas relevantes para almacenar los productos de limpieza

Un almacenamiento óptimo es importante. No querrás poner en riesgo la seguridad de los tuyos. Te explicamos todo lo que debes saber al respecto.

1. Encuentra un lugar seguro

Un espacio oculto es lo ideal. Los productos de limpieza deben estar lejos de la vista, no solo porque no aportan nada a la estética, sino porque la mayoría viene en recipientes de colores llamativos y atractivos para los niños. Incluso, son un riesgo para los tenedores de mascotas.

¿La solución? Guarda los productos químicos en una habitación cerrada con ventilación. Si bien en muchos hogares esto es imposible, salvo que lo hagan a la medida, puedes optar por un armario con puertas.

Lo ideal es almacenar tus productos de limpieza en espacios ventilados. Sin embargo, estos deben ser seguros, lejos del alcance de niños o mascotas.


2. Ventila el lugar

Puede que la zona que hayas destinado para almacenar tu equipo y tus productos de limpieza sea el pasillo, el baño, la cocina o quizás el garaje. Esto está bien, siempre y cuando ventiles el lugar con regularidad.

Lo que sucede es que todo producto químico emana vapores que, si se concentran, pueden ser tóxicos. Considera hacerlo, como mínimo, una vez a la semana.

3. Cuidado con las fechas de caducidad

Todo producto vencido puede tornarse peligroso, se ingiera o no. Resulta que los componentes con los que se fabrican los productos químicos tienden a reaccionar – como una especie de colapso entre sí – y forman una mezcla muy nociva.

Así las cosas, es prudente una revisión periódica de las etiquetas para deshacerse de aquellos químicos cuya fecha de expiración haya pasado.

4. Usa siempre el envase original

No viertas los contenidos de los productos en otros recipientes, menos si estos son de alimentos. Esta es una práctica muy común; a muchas personas les parece que los envases originales son poco atractivos. Sin embargo, podría acarrear graves consecuencias, como el envenenamiento, por ejemplo.

Se necesita solo un pequeño descuido para pasar por alto que, en vez de jugo, se está ingiriendo una sustancia ácida. Por otro lado, no es suficiente solo enjuagar el frasco de un producto químico para así utilizarlo para envasar otras cosas.

Ten presente que los productos de limpieza vienen concentrados, por lo que se impregnan en las superficies que los contienen.

5. Adquiere algunos organizadores de limpieza

¡Deja el desorden atrás! No necesitas un carrito de limpieza como los que usan en los hoteles, pero es aconsejable que tengas un organizador o canasta de limpieza más pequeño. Este te permitirá tener a mano los productos que utilizas con frecuencia para trasladarlos en grupo durante las tareas domésticas.

6. Mantén el orden en todo momento

Organiza y limpia el área donde vas a almacenar los productos y los utensilios de limpieza. Además de mantener todos los rincones de la casa impecables, podrás realizar un seguimiento de los artículos que dispones. De este modo, tendrás un mejor control de aquello que necesitas en tu próxima ida al supermercado.

7. Clasifica y ordena por tipo de producto

Tenerlo todo clasificado y ordenado es una medida muy práctica a la hora de tener que buscar un producto específico. Un criterio muy usado es seleccionar por la función del producto. Por ejemplo, limpiadores de cristales, multiusos y esponjas en un set; o bien, cajas con fines específicos: una para el baño, otra para la cocina y así.

Te conviene usar cajas de plástico transparentes, profundas y con tapa. Etiquétalas según el criterio que elegiste. De esta forma, podrás ubicarla mejor en el armario.

Si clasificas tus productos por funcionalidad, facilitarás el orden en tu espacio de almacenamiento.

Algunas sustancias que puedes encontrar en los productos de limpieza

La mayoría de los agentes químicos que contienen los productos de limpieza son sustancias efectivas y controladas para lograr una cabal limpieza. Solo debes usarlos y guardarlos de acuerdo a la indicación del fabricante.

  • Los fosfatos son usados en muchos detergentes para la ropa.
  • Ftalatos es una familia de sustancias químicas que hallarás en la descripción de varios productos de limpieza para el hogar.
  • El cloro es, sin duda, el más conocido por todos. Es un componente clave en las lejías de uso doméstico.
  • Laurilsulfato sódico es otro componente dentro del los productos de limpieza. Su principal función es causar espuma.


Para menos riesgos, opta por productos de limpieza alternativos

Hoy en día, los productos alternativos están muy presentes en los hogares que buscan ser más amigables con el medio ambiente. Por otro lado, suelen ser más económicos, sin detrimento de su efectividad. Ingredientes como el bicarbonato de sodio y el vinagre blanco se usan como base para la elaboración de estas opciones.

Eso sí, durante su uso debes aplicar un poco más de esfuerzo, además de requerir un paso adicional de desinfección. En cualquier caso, son seguros, multiusos y pueden facilitar muchas tareas. Solo asegúrate de darles un manejo similar al de los productos comerciales. Infórmate sobre mezclas que debes evitar.

Te podría interesar...
Leerlo en Mejor con Salud
5 fórmulas para hacer tus propios productos de limpieza

Hay muchas recetas para hacer tus propios productos de limpieza naturales. Si aún no los conoces, descubre estas 5 interesantes soluciones.



  • Wolkoff P, Schneider T, Kildesø J, Degerth R, Jaroszewski M, Schunk H. Risk in cleaning: chemical and physical exposure. Sci Total Environ. 1998 Apr 23;215(1-2):135-56. doi: 10.1016/s0048-9697(98)00110-7. PMID: 9599458.
  • Gerster FM, Vernez D, Wild PP, Hopf NB. Hazardous substances in frequently used professional cleaning products. Int J Occup Environ Health. 2014;20(1):46-60. doi:10.1179/2049396713Y.0000000052