¿Apagar y encender el aire acondicionado gasta más energía?

Mucho se habla sobre el ahorro energético, pero ¿realmente sabemos cómo fomentarlo dentro de casa? Aprende por qué encender y apagar el aire acondicionado no es recomendable.
¿Apagar y encender el aire acondicionado gasta más energía?

Última actualización: 27 diciembre, 2021

En las zonas más cálidas o en aquellas que atraviesan veranos intensos, el aire acondicionado se convierte en una necesidad. La realidad es que es uno de los electrodomésticos que nos hace la vida más cómoda, aunque con su uso aumenta la factura de electricidad. Quizás, más de una vez te has preguntado si apagar y encender el aire acondicionado gasta más energía. ¿Cuál es la verdad?

Lo cierto es que la respuesta no solo es clave por el tema económico, sino también por el ecológico. En primer lugar, debes conocer el mecanismo de trabajo del aire acondicionado y la manera correcta de usarlo. En este artículo te lo explicaremos en detalle.

¿Cómo funciona el aire acondicionado?

El aire acondicionado es un equipo compuesto por varias partes que trabajan de forma integrada para conseguir un mismo objetivo: disminuir la temperatura en los ambientes cerrados. Si tomamos como referencia el modelo split, vale la pena mencionar algunas de sus piezas:

  • Unidad externa: contiene el compresor y se dispone siempre fuera del dormitorio, sala, cocina u oficina. A través de ella se libera el calor residual.
  • Unidad interna: incluye el evaporador y está dentro de la consola. Su tarea es absorber el calor del ambiente.
  • Termostato: encargado de regular el funcionamiento de la máquina con base en la temperatura exterior.
  • Gases refrigerantes: cambian constantemente de estado gaseoso a líquido, recorren las tuberías, perdiendo en esta fase el calor que el equipo extrajo antes.

Este proceso, mediante el cual circulan tanto el aire como el gas, en muchos equipos no es continuado, sino en ciclos. En consecuencia, el ciclo se detiene cuando llega a la temperatura ideal fijada por ti en el panel. Luego, cuando la temperatura se eleva, el ciclo se reactiva.

En el comienzo o fin de cada uno se consume más energía.

¿Cómo afecta el consumo energético el apagar y encender el aire acondicionado?

Llegó el momento de despejar la interrogante que planteamos al empezar este artículo: ¿apagar y encender el aire acondicionado gasta más energía? La respuesta definitiva es que sí. El hecho es que cada vez que lo prendes, reinicia su operatividad con cierta aceleración.

Es precisamente en este pico cuando se da el mayor consumo. En fin, si lo enciendes una vez, esto sucederá solo en esta ocasión, mientras que si lo haces reiteradamente, el gasto se repetirá.



Recomendaciones para el uso óptimo del aire acondicionado

Ahora que entiendes por qué no debes apagar y encender el aire acondicionado varias veces durante el día, de seguro te preguntas cómo hacer para ahorrar energía. Te presentamos una serie de sugerencias a continuación.

Aire acondicionado con control remoto.
El pico de consumo sucede con la aceleración inicial que hace el aparato al encenderlo cada vez.

Toma en cuenta la calificación energética del aparato

Adquiere un aire acondicionado eficiente desde el punto de vista del consumo. ¿Cómo reconocerlo? Es muy sencillo.

Todos los aparatos cuentan con una etiqueta que precisa la calificación energética con letras desde la A hasta la G. La A es la mayor eficiencia.

Opta por modelos inverter

En lugar de los modelos convencionales, son mejores los inverter. Con su tecnología moderna lograrás un ahorro energético de hasta el 40 % y podrás enfriar el lugar de manera progresiva.

Escoge la capacidad adecuada

Asesórate con un técnico para escoger la capacidad perfecta. Un aire acondicionado poco potente para un espacio muy amplio se traduce en sobreesfuerzo. Tampoco es prudente escoger una unidad demasiado grande para una parte muy pequeña.

Sitúa la unidad externa en la sombra

Al momento de la instalación de la unidad externa, procura encontrar un sitio que reciba buena sombra, debido a que la incidencia del sol influye en el funcionamiento del dispositivo.

¡Cuidado con el termostato!

Hay que reconocer que el calor de afuera puede tornarse insoportable. Sin embargo, cada grado menos adentro representa un 8 % más de consumo. ¿Lo sabías?

Ante esto, lo mejor es buscar un nivel agradable o una temperatura neutral. Esto sería entre 24 y 26 grados centígrados en época de verano.

Inclínate por un termostato programable, que te dará la oportunidad de configurar los cambios de temperatura a lo largo del día. Esto puede significar un ahorro de entre el 10 % y el 15 %. En el control, elige la opción automática.

Apaga el aire acondicionado cuando sea necesario

30 minutos antes de salir del espacio, en caso de que vayas a ausentarte por mucho tiempo, apaga el aparato a fin de que la máquina no se esfuerce sin necesidad. Por la noche, cuando el clima se vuelve más fresco, es buen momento para dejarlo descansar y ventilar tu vivienda.

El inicio de la mañana también es ideal para aprovechar las horas más frescas del día. Como dato curioso, entérate de que algunas ciudades del mundo aumentan la tarifa eléctrica por el consumo en las horas pico (entre las 5 de la tarde y las 11 de la noche).

Conserva el frío

Evita abrir las ventanas y las puertas, pues el calor entrará al espacio y se perderá el frío, que se dispersará a los pasillos u otras habitaciones. Cierra las cortinas, baja las persianas y, si lo prefieres, coloca papel ahumado en los cristales de las ventanas.

Acciones como estas impedirán que el calor del exterior penetre el lugar una vez climatizado.

Lava los filtros del aire

Limpiar los filtros solo te tomará unos minutos, pero te ahorrará muchos dolores de cabeza. Al encontrarse sucios, el flujo del aire quedará restringido y esto puede ocasionar diversos problemas; el congelamiento de la bobina es uno de ellos. El desenlace será un incremento del consumo.

Limpiar los filtros de aire acondicionado.
El filtro del aire acondicionado sucio empeora el consumo. El aparato hace más esfuerzo y aumenta el requerimiento de energía.

Echa un vistazo a este artículo: ¿Cómo ahorrar en calefacción?


¡No se trata de mantener el aire acondicionado prendido siempre!

Si bien los expertos aconsejan no apagar y encender el aire acondicionado muchas veces, esto no quiere decir que deban pasar todo el día activos. No tiene sentido salir de casa dejándolos encendidos; lo más idóneo es apagar el climatizador.

Ahora que sabes cómo utilizar uno de los electrodomésticos más importantes de tu hogar, mantén la factura eléctrica a raya. Al mismo tiempo, cuida el planeta y disfruta del confort de tu hogar.

Te podría interesar...
10 maneras en que se desperdicia energía eléctrica
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
10 maneras en que se desperdicia energía eléctrica

Hay muchas maneras en que se desperdicia energía eléctrica en el hogar. Conocerlas es importante para empezar a implementar acciones que permitan r...



  • Hernández G. Fundamentos de aire acondicionado y refrigeración. 1. ° ed. México: Editorial Limusa; 2005.
  • Ayala A. Ahorro energético en edificaciones con aire acondicionado. México: Universidad de Sonora; 2007.
  • Zambrano J, Fumo N. Potencial de ahorro de energía en sistemas de aire acondicionado en la ciudad de San Cristóbal con la utilización de economizadores de Aire-Aire. Venezuela: Universidad Nacional Experimental del Táchira; 2007.