¿Cuáles son y cómo aplicar “Los cuatro acuerdos”?

A través de la simpleza de compromisos, el libro “Los cuatro acuerdos” ofrece herramientas para vivir en armonía contigo y con los demás.
¿Cuáles son y cómo aplicar “Los cuatro acuerdos”?
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz el 18 noviembre, 2021.

Escrito por Luz Marina Carpio Hernández, 18 noviembre, 2021

Última actualización: 18 noviembre, 2021

Cada persona tiene un concepto particular de la felicidad, pero si en algo coinciden las percepciones es en las mejoras dentro del hogar, en el trabajo, la abundancia, las relaciones, la salud y, sobre todo, el bienestar con uno mismo. Sobre esas premisas giran Los cuatro acuerdos.

Esta obra del escritor mexicano Miguel Ruiz engloba enseñanzas para hallar la felicidad y alcanzar la liberación personal, basadas en hábitos de la civilización Tolteca. El libro propone una serie de rutinas posibles de construir en un mes. Se trata de un texto sencillo con un reto que está en ejercer los consejos.

Conoce y practica Los cuatro acuerdos

La obra del autor mexicano se estructura en torno a 4 puntos que son Los cuatro acuerdos. Vamos a verlos en detalle y a proponerte una guía para aplicarlos en lo cotidiano.

1. Que tu palabra sea impecable

El primer acuerdo se enfoca en evaluar lo que dices antes de hablar. El autor resalta la palabra como una herramienta poderosa y de doble filo, debido a su impacto en otros o en ti mismo.

Al manifestar tus ideas debes descartar la agresividad. Este compromiso es idóneo en las comunicaciones cara a cara y en redes sociales, cuando la ligereza al expresarse se vuelve común. Una publicación de la revista Cuicuilco acota que la violencia en línea perjudica la vida off line por la rapidez e impulsividad del mensaje.

La pedagogía tolteca exhorta a unificar el corazón, la mente y el espíritu en las comunicaciones. Es conveniente el lenguaje sin críticas y positivo. ¿Cómo proyectar esta reflexión?

  • Revisa la forma en que le hablas a los demás y a ti. Haz una lista de las personas que tiendes a criticar y cuáles son los señalamientos.
  • Piensa cuál es el motivo que te induce a juzgar. Pueden ser celos, necesidad de atención.
  • Comprométete a flexibilizar las palabras. Incluso si van dirigidas a ti.
  • Habla o calla con amor. No juzgues ni hieras; es mejor motivar y unir.
Escuchar y dialogar según Los cuatro acuerdos.
Poder relacionarse con otros desde una palabra sincera y una escucha activa es un gran paso para dar a diario.

Te puede interesar Las 4 identidades del ego


2. No te tomes nada personal

El ego lleva a situaciones fuera de contexto, tomando el papel de víctima. En algunos escenarios, quizás sientas que el mundo actúa en tu contra, pero la realidad es que la gente puede reaccionar de acuerdo a lo que vivan en ese momento.

No asumas que no le importas a tu pareja, por ejemplo, si responde con simpleza una pregunta. Tal vez esté preocupado por asuntos de trabajo y tu ego agravó la situación.

Asimismo, ignora las críticas y solo internaliza lo útil para mejorar. El error está en buscar aprobación y en darle espacio a comentarios malintencionados.

¿Las claves para aplicar el segundo acuerdo? A continuación te las revelamos.

  • Marca distancia entre tú y las situaciones. Es ideal para no atacarte y responder de modo impecable.
  • En lugar de victimizarte, visualiza el panorama con objetividad. Si recibes un regaño en el trabajo y crees que es porque le caes mal a tu supervisor, evalúa si está estresado o si no cumpliste con una tarea específica.
  • Respeta las opiniones y decisiones ajenas. Todos tienen problemas y creencias. Si no estás conforme con algo, explica tus razones sin culpar a nadie.
  • Abre la mente. Ser consciente, humilde y compasivo brinda paz.


3. No hagas suposiciones

Nunca es bueno quedarse con dudas. Cuando no entiendas algo, pregunta en vez de suponer. Dar por sentado lo que imaginas conduce a malentendidos y pensamientos catastróficos.

Siempre que lo necesites pide explicación de algún comportamiento, pero también ofrécela si la solicitan. Quizás lo que recreas en tu cabeza no es como presumes. El escritor del libro invita a la valentía para preguntar y expresar lo que quieres.

Lo mejor es preguntar, ser paciente, escuchar selectivamente y no ser compulsivos.

4. Siempre haz tu máximo esfuerzo

Hacer todo lo mejor que puedas es el cuarto acuerdo. No es una bandera del perfeccionismo, ya que está ligado al estrés y la inseguridad. El Instituto Superior de Estudios Psicológicos destaca que la perfección conlleva a más inconvenientes que ventajas para la salud física y mental.

La naturaleza de este consejo tolteca es hacer las cosas con buena voluntad, pasión y energía, aceptando las consecuencias sin remordimientos.

No procrastines; organízate. Inspírate y da el máximo. Sé autocompasivo y medita sobre tus emociones.

Un ejercicio para aplicar este acuerdo es pensar en una situación difícil y razonar lo que te dijiste. Ahora pregúntate: “Hubiese tratado así a un familiar o amigo?”. Regálate las palabras que le habrías dicho a esa persona.

Baja autoestima.
La falta de estima hacia lo que uno es y hace puede convertirse en un hábito dañino que se repite y no nos deja progresar.

No te saltes Los cuatro acuerdos

Según las creencias toltecas, omitir cualquiera de estos hábitos deriva en sufrimiento. Si lo que deseas es hacerte de herramientas para solucionar conflictos y transitar un camino armónico, cumple a cabalidad Los cuatro acuerdos.

Recuerda que la actitud frente a las situaciones diarias depende de la percepción de la realidad y del sistema de creencias. Esta es la visión del libro de Miguel Ruiz, que propone la implementación de técnicas simples para influir de forma positiva en todos los ámbitos de la vida. ¡Anímate a leerlo!

Te podría interesar...
La autoestima, clave para nuestra felicidad
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
La autoestima, clave para nuestra felicidad

Cuidar la autoestima es clave para nuestro bienestar, sin embargo ciertas actitudes provocan que la descuidemos y que nos autosaboteemos.