Bacteriuria asintomática: causas comunes y cómo tratarla

La bacteriuria asintomática es un hallazgo casual del examen de orina. El tratamiento puede ser necesario en casos excepcionales.
Bacteriuria asintomática: causas comunes y cómo tratarla
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 31 agosto, 2022

Las bacterias son capaces de habitar en la vejiga sin causar ningún daño o enfermedad. Esta condición, conocida como bacteriuria asintomática, es frecuente en hombres y mujeres a nivel mundial. Te contamos las causas más comunes y cómo se la aborda.

La bacteriuria asintomática hace referencia a la presencia de colonias de bacterias de la misma especie en la orina. De igual forma, la misma se caracteriza por la ausencia total de síntomas que puedan ser percibidos por el paciente. En general, el número de colonias bacterianas debe ser superior a 100 000 por mililitro de orina.

Esta condición varía en función de la edad, el sexo y el estado de salud de cada persona. Es más común en mujeres embarazadas, adultos mayores y niños.

Se detecta a través de un cultivo de orina.

Causas comunes de bacteriuria asintomática

El crecimiento de bacterias en la orina puede causar temor en muchas personas. No obstante, este en un fenómeno presente en un número reducido de pacientes.

La causa más frecuente es tener un catéter o sonda insertada en la vejiga por mucho tiempo. De igual manera, existen algunas situaciones que aumentan la incidencia de la bacteriuria:

Estudios estiman una mayor prevalencia de la bacteriuria asintomática en mujeres sexualmente activas, así como en pacientes diabéticos o con vejiga neurógena.

Embarazada con bacteriuria asintomática.
El embarazo es una etapa en la que las bacterias tienen más posibilidades de alojarse en la vejiga.

¿Por qué no hay síntomas en la bacteriuria asintomática?

A pesar de lo que la mayoría de las personas cree, tener bacterias en la orina no siempre se acompaña de sintomatología. La razón más común de esto es que algunos gérmenes son incapaces de colonizar e invadir la vejiga; por consiguiente, son arrastrados al orinar. No obstante, las colonias se mantienen activas por su gran capacidad de reproducción.

De igual forma, el buen estado del sistema inmunitario permite frenar la adherencia bacteriana y evitar los síntomas de una infección. En algunas personas con neuropatía, es posible que no haya percepción de la inflamación y el dolor que produce la infección del tracto urinario.



Diagnóstico de la bacteriuria

Para detectar la bacteriuria asintomática es necesario realizar un urocultivo de una muestra de orina, con posterior evaluación microscópica. En general, esta prueba no se solicita en personas que no tengan síntomas de infección urinaria, por lo que su hallazgo suele ser casual.

Un caso especial es el embarazo. Los protocolos han incluido al cultivo de orina de rutina en cada trimestre, de modo que se pueda detectar la bacteriuria asintomática.

El diagnóstico de esta condición requiere una muestra positiva de crecimiento de bacterias en hombres o dos muestras positivas en mujeres. Una prueba general de orina puede reportar la presencia de gérmenes de la siguiente forma:

  • Bacterias ausentes: no hay evidencia.
  • Raras bacterias (+): se observan 1 a 10 bacterias por campo.
  • Algunas bacterias (++): 4 a 5 bacterias por campo.
  • Bacterias frecuentes (+++): hasta 100 bacterias por campo.
  • Bacterias abundantes (++++): más de 100 bacterias.

Investigaciones sugieren que para el diagnóstico de bacteriuria asintomática se requiere un mínimo de 100 unidades formadoras de colonias (UFC). Por otro lado, en la cistitis se suelen detectar más de 100 UFC y en la pielonefritis hasta 1000 UFC.

El médico tratante debe evaluar otros parámetros del examen de orina para determinar el estado de salud de la persona. Tal es el caso de la presencia de leucocitos, piocitos y nitritos en la orina. Finalmente, el urocultivo dará un diagnóstico certero del número de colonias en crecimiento y del germen responsable.

Tratamiento de la bacteriuria

Hoy en día, existen personas que viven durante años con bacteriuria asintomática sin tener ninguna complicación en su estado de salud. En la mayoría de las personas con bacterias en la orina, sin síntomas, no es necesario el abordaje.

El uso de antibióticos sin prescripción médica favorece a la resistencia bacteriana, compromete la flora urogenital natural y podría aumentar el riesgo de futuras infecciones. De hecho, estudios han demostrado que la terapia antibiótica en la bacteriuria asintomática no ofrece ninguna mejoría.

Sin embargo, existen casos excepcionales de bacteriuria sin síntomas en lo que el tratamiento preventivo con antibióticos si está indicado:

  • Durante el embarazo.
  • En los 30 días posteriores a un trasplante de riñón.
  • Como parte del protocolo de preparación a un procedimiento invasivo del tracto urinario.
  • En personas con cálculos renales y antecedentes de infecciones frecuentes.
  • En niños pequeños con reflujo retrovesical.
Los adultos mayores, los diabéticos y los pacientes con sondas vesicales no requieren tratamiento en ausencia de síntomas.
Mujer con cálculos en los riñones.
Los cálculos renales favorecen las infecciones urinarias, por lo que estos pacientes sí deben ser tratados con antibióticos.


¿Cuándo buscar atención médica?

En algunas personas, la bacteriuria asintomática puede ser un estado de transición a una infección de la vejiga, la uretra o el riñón. Por tal motivo, es indispensable estar atentos a los síntomas que orienten y buscar atención médica en los siguientes casos:

  • Fiebre elevada y escalofríos.
  • Orina espumosa o con sangre.
  • Dificultad y molestias al orinar.
  • Dolor en la espalda o en los costados.

Bacteriuria asintomática no es igual a infección

La bacteriuria asintomática es una condición que indica el crecimiento de bacterias en la orina. La misma es un estado inocuo que no requiere tratamiento, salvo en condiciones especiales, como el embarazo. Si sospechas de una infección urinaria, no dudes en buscar ayuda profesional lo antes posible.

Te podría interesar...
Bacterias en la orina: 4 causas y tratamientos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Bacterias en la orina: 4 causas y tratamientos

La presencia de bacterias en la orina es un hallazgo de laboratorio que se denomina "bacteriuria" y puede deberse a múltiples causas.



  • Wiley J, Sons. Antibióticos Para La Bacteriuria Asintomática. Revista Médica Clínica Las Condes. 2018;29(2):251-255.
  • Lozano J. Infecciones urinarias. Clínica, diagnóstico y tratamiento. Offarm. 2001; 20(3): 99-109.
  • Alarcón T, Justa L. Bacteriuria asintomática. Asociación Español de Pediatría. Protoc diagn ter pediatr. 2014; 1(1):109-117.
  • López-López, Almudena, et al. "Incidencia de la infección del trato urinario en embarazadas y sus complicaciones." (2019).