¿Cuáles son los beneficios del kiwi para la piel?

Los beneficios del kiwi para la piel tienen que ver con la prevención del envejecimiento y de las manchas. Aunque hay estudios que avalan estas propiedades, todavía no existe suficiente investigación.
¿Cuáles son los beneficios del kiwi para la piel?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 04 mayo, 2022

Los beneficios del kiwi son numerosos y varios de ellos tienen que ver con la salud de la piel. Este fruto tiene una gran cantidad de vitaminas, minerales y otras sustancias con amplias propiedades para mantener un cutis saludable.

Buena parte de los beneficios del kiwi se derivan de su gran riqueza en vitamina C. Sin embargo, eso no es todo. También posee componentes antiinflamatorios y antioxidantes.

Lo mejor de todo es que esta fruta tiene un sabor muy agradable. Además, es uno de los alimentos que encabeza las tablas de densidad de nutrición. Esto quiere decir que contiene una elevada cantidad de nutrientes por gramo.

Las propiedades del kiwi

El kiwi es una fruta exótica que proviene del norte de China. También se le conoce como grosella de la China.

Tiene una cubierta de color marrón con unos pequeños pelos. En su interior es de un color verde intenso. Su aroma y su sabor son muy agradables.

Antes de hablar acerca de los beneficios del kiwi para la piel, veamos otros de sus muchos aportes a la salud:

  • Aporta vitamina K.
  • Favorece el sistema inmunitario.
  • Contribuye a la buena digestión.
  • Ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre.
  • Complementa la dieta de la gestación, por su alto contenido de ácido fólico.


Beneficios del kiwi para la piel

Los beneficios del kiwi para la piel son muchos. Un estudio llevado a cabo en 2013 evidenció que este fruto tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Por tanto, ayuda a tener una piel más sana y previene el envejecimiento.

Así mismo, posee varios de los nutrientes más importantes para una piel saludable:

  • Vitamina C: limita el daño a la piel provocado por los rayos solares. También promueve la formación de colágeno y evita manchas en el cutis.
  • Vitamina E:.reduce el daño solar y combate el estrés oxidativo, como lo indica un estudio de 2018.
  • Polifenoles: el kiwi contiene galato de epigalocatequina (EGCG), un polifenol que protege del estrés oxidativo y que sería eficaz para prevenir el cáncer de piel.
  • Luteína y zeaxantina: estas son dos sustancias antioxidantes ayudan a prevenir las manchas en la piel. Protegen de los efectos negativos provocados por la luz solar.
Kiwi para la piel.
El kiwi es una fruta que suele gustar al paladar. Así que no es difícil incorporarla a la dieta.

Beneficios específicos

Además de lo anterior, una investigación realizada en 2009 señaló que otro de los beneficios del kiwi para la piel es el de ayudar a tratar los síntomas de eccema. Esta afección provoca manchas rojas y picor.

Otros beneficios son los siguientes:

  • Ayuda a reducir el acné: esto se debe a su alto contenido de vitamina C.
  • Previene y combate arrugas: el kiwi está lleno de antioxidantes y estos ayudan a contrarrestar los radicales libres.
  • Aclaramiento de la piel: otro de los beneficios del kiwi es el de proteger la piel de los rayos solares que causan manchas, por lo que contribuye a uniformar el tono, que es lo que se conoce como aclarar.
  • Reparación de tejidos: este fruto ayuda a reparar los tejidos después de una herida, gracias a su alto contenido de potasio.
  • Crecimiento del cabello: el alto contenido de vitamina E resulta ideal para promover el crecimiento del cabello. También fortalece el cuero cabelludo y evita la caída del pelo.


Posibles riesgos

El único riesgo conocido frente al kiwi es la posibilidad de que genere una reacción alérgica. Algunas personas presentan alergia a una enzima presente en ese fruto, conocida como actidina. Esta también se encuentra presente en la piña y la papaya.

Lo más común es que una persona alérgica al kiwi presente erupciones y urticaria tras entrar en contacto con el fruto. En casos graves puede presentarse anafilaxia. Por lo tanto, si alguien nota alguna reacción extraña al consumir la fruta, debe abandonarla.

El kiwi no es recomendable para las personas que presentan cálculos renales o insuficiencia renal, por su alto contenido de potasio. Cualquier reacción adversa debe consultarse con el médico.

Problemas renales contraindican kiwi.
Esta fruta no es recomendable para pacientes renales, que podrían ver alterada su filtración.

Consejos y recomendaciones finales

Hay poca o ninguna evidencia de que los beneficios del kiwi puedan obtenerse por aplicar la fruta directamente sobre la piel.

Sin embargo, este fruto forma parte de diversas mascarillas. Se lo combina con yogur natural y harina de avena para formar una pasta y aplicarla sobre el rostro. Se la mantiene por 10 minutos para que actúe.

En teoría, esto le otorga mayor firmeza a la piel y estimula la producción de colágeno. También se puede aplicar sobre el cuero cabelludo.

Se cree que los mayores beneficios del kiwi para la piel se obtienen del consumo directo del fruto, como parte de una dieta balanceada. Es posible que algunos productos cosméticos elaborados a base de kiwi también sean eficaces, pero no hay evidencia científica que respalde esta afirmación.

Te podría interesar...
Beneficios secretos que no sabías sobre el kiwi
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Beneficios secretos que no sabías sobre el kiwi

El kiwi es un fruta deliciosa, rica en vitaminas, fibra y minerales. Por ello tiene varias propiedades beneficiosas para la salud.



  • Stonehouse W, Gammon CS, Beck KL, Conlon CA, von Hurst PR, Kruger R. Kiwifruit: our daily prescription for health. Can J Physiol Pharmacol. 2013 Jun;91(6):442-7. doi: 10.1139/cjpp-2012-0303. Epub 2013 May 15. PMID: 23746068.
  • Souyoul SA, Saussy KP, Lupo MP. Nutraceuticals: A Review. Dermatol Ther (Heidelb). 2018 Mar;8(1):5-16. doi: 10.1007/s13555-018-0221-x. Epub 2018 Feb 6. PMID: 29411317; PMCID: PMC5825326.
  • Díaz Flores, J. (2009). Optimización de extracción y análisis de la capacidad antioxidante de la piel de kiwi.