8 causas del dolor de mamas en hombres

La causa principal del dolor de mamas en los hombres es la ginecomastia. Los traumatismos en el área y las infecciones también pueden provocar este síntoma.
8 causas del dolor de mamas en hombres
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 03 junio, 2024

El dolor de mamas en hombres es una condición poco habitual, cuyas causas son variadas. Suelen estar relacionadas con afecciones benignas y transitorias. No obstante, es un síntoma que no debe pasarse por alto, pues algunas de ellas requieren evaluación y tratamiento.

Los hombres tienen mucho menos tejido mamario que las mujeres, de allí que las dolencias suelen ser menos incidente. Aunque no es común, también es posible que esta afección sea una señal de cáncer de mama. Por ello, lo conveniente, en cualquier caso, es valorar los síntomas con los que se acompaña y buscar la opinión médica.

A continuación, te explicamos las principales causas del dolor de mamas en hombres y qué hacer en caso de que aparezca. ¡Sigue leyendo!

¿Qué causa el dolor de mamas en hombres?

Las causas del dolor de mamas en los hombres suelen estar relacionadas con alteraciones del tejido mamario o con lesiones a nivel muscular. La intensidad y los síntomas con los que se acompaña dependerán del origen. Los más habituales son inflamación en la tetilla, sensibilidad en el área, rigidez a la palpación, cambios en la piel del pezón, bultos, entre otros.

Veamos a detalle algunas condiciones que pueden provocar dolor de mamas en hombres.

1. Traumatismo mamario

Las lesiones suelen ser uno de los motivos más frecuentes del dolor de mamas en los hombres. Estos golpes pueden producirse de manera accidental o al realizar algún ejercicio que afecte el pecho, lo cual podría generar la molestia. La gravedad dependerá de las características del traumatismo. En esos casos, lo más recomendable es aplicarse una compresa fría en la zona afectada. Si el dolor no cede o es tan intenso que impide realizar las actividades cotidianas, lo indicado es solicitar atención médica.

2. Pezón del corredor

Se le otorga el nombre de pezón del corredor a una afección que se produce por el roce de la piel con la camiseta, cuando se trota o se corre por un tiempo considerable. El efecto de esto es una irritación en los pezones que causa dolor en la tetilla, escozor, ardor, inflamación y sangrado. Resulta conveniente utilizar una camiseta ajustada o pegada al cuerpo si se va a correr por varias horas. Esto evita la fricción y protege los pezones. También se puede poner un adhesivo en esta zona al hacer ejercicio.


Conoce más sobre El pezón del corredor


3. Quistes de inclusión epidérmica en la mama

Un quiste de inclusión epidérmica en la mama es una lesión cutánea benigna que suele aparecer como consecuencia de la obstrucción u oclusión de los folículos pilosos y traumatismo de la piel, debido a picadura de insectos o por una intervención quirúrgica.

El síntoma característico de este tipo de quiste es la presencia de una masa o una bolita en la zona. Puede provocar dolor en la mama a la palpación. De presentarse, lo más indicado es consultar con el médico para que evalúe este hallazgo. De no tratarse, los quistes epidérmicos podrían romperse de forma espontánea o provocar abscesos.

4. Ginecomastia

La ginecomastia es el trastorno benigno más prevalente en hombres, al punto de que al menos el 30% de los varones se verán afectados por este problema durante su vida. En esta afección, los senos crecen y se ven más grandes de lo normal. Aquello obedece a un incremento del tejido mamario y puede tener lugar en uno o ambos pechos.

Por lo general, esta condición, va acompañada de sensibilidad y dolor en la mama. Muchas veces incluye la presencia de un pequeño bulto debajo del pezón. Esta debe ser tratada por un médico. La ginecomastia es también frecuente durante la adolescencia, debido a que esta etapa es producto de los cambios hormonales. Otras causas de esta condición son las siguientes:

  • Insuficiencia renal.
  • Deficiencia de testosterona.
  • Quimioterapia para el cáncer.
  • Enfermedad hepática crónica.
  • Radioterapia para el cáncer de testículo.
  • Efecto secundario de algunos medicamentos.
  • Exposición a hormonas estrógenos o esteroides anabólicos.

Una afección relacionada, la pseudoginecomastia, se manifiesta como depósito de grasa sin proliferación glandular y ocurre con mayor frecuencia en personas obesas. No suele desencadenar dolor en la mama.

5. Absceso mamario

El absceso mamario subareolar en el hombre aparece por la invasión de microorganismos en la mama, resultante de traumatismos que crean una vía de entrada de estos gérmenes, como la perforación del pezón. Esta inusual condición es la causa del 1 % y el 3 % de todos los trastornos mamarios documentados. Aparece una masa dolorosa en la región subareolar. La tetilla puede estar inflamada, enrojecida y caliente al tacto. También puede presentarse fiebre y escalofríos. Si se experimenta esta sintomatología, es indispensable consultar con el médico. Lo más probable es que requiera un tratamiento con antibióticos y antiinflamatorios.

6. Fibroadenoma

El fibroadenoma es un tumor benigno de la mama. No se convierte en cáncer y muy rara vez se presenta en hombres, según menciona una publicación de Clinical Case Reports. Esto se debe a que los fibroadenomas tienen receptores de estrógeno y progesterona. Aunque se desconoce a ciencia cierta su origen en hombres, pareciera estar relacionados con desequilibrios hormonales y algunos medicamentos.

Esta condición se caracteriza por la presencia de un nódulo redondo de bordes definidos. Cuando los fibroadenomas son grandes, pueden provocar dolor en la mama. Ante todo, es importante la evaluación médica si se sospecha de su existencia.

7. Cáncer de mama

El cáncer solo produce dolor de mamas en los hombres cuando está muy avanzado. Es habitual que la mama también se vea enrojecida, hinchada y más caliente de lo normal. Puede acompañarse además, de cambios en la piel de la mama y secreción por el pezón.

Solo el 0,5 – 1 % del total de los cánceres de mama corresponden a varones. Aun así, por la gravedad, es muy importante estar atentos a cualquier bulto que aparezca en la zona y consultarlo con el médico.

8. Contractura muscular

Es posible que el dolor de la mama en hombres tenga un origen muscular. Esto es más frecuente en aquellos hombres que practican deportes, como el levantamiento de pesas, donde puede verse afectado el músculo pectoral mayor. Suele aparecer tras una tensión excesiva en el músculo contraído.

El tratamiento específico de esta contractura o lesión depende de la gravedad, el nivel de actividad del paciente y las necesidades de la vida diaria. Por lo general, suele tratarse con reposo del lado afectado y analgésicos locales y orales.

¿Qué hacer ante el dolor de mamas en hombres?

En principio, el dolor de mamas en los hombres debería ceder con el uso de terapia de frío y calor sobre la zona o con la ingesta de un analgésico de venta libre. Si esto no ocurre y además hay otros síntomas, como enrojecimiento o inflamación, lo indicado es acudir al médico.

Un dolor de mamas en los hombres que no cede puede estar asociado a una infección o a otra condición de salud que demande abordaje especializado. El médico puede indicar pruebas de diagnóstico, incluidas la mamografía, la ecografía y la resonancia magnética para determinar el origen del mismo y el tratamiento adecuado.



La importancia del autoexamen en el hombre

Es recomendable hacer un autoexamen cuando aparece el dolor de mamas en los hombres. Esto es aún más relevante si hay casos de cáncer de mama en la familia o si se están tomando medicamentos que provocan modificaciones hormonales.

El cáncer de mama es muy raro en los hombres, sin embargo, cuando hay dolor u otro síntoma poco habitual, vale la pena hacerse el autoexamen. Las oportunidades de tratamiento mejoran de manera notable con una detección temprana.

La manera más sencilla de hacer este autoexamen es la siguiente:

  1. Acostarse y poner una almohada pequeña debajo del hombro izquierdo, mientras que ese mismo brazo se coloca debajo de la cabeza.
  2. Con las yemas de los tres dedos medios de la mano derecha, hacer círculos pequeños en torno a la mama y a las axilas.
  3. Presionar primero de forma ligera, luego un poco más intensa y después muy profunda. El objetivo es detectar cualquier protuberancia.
  4. Repetir esas mismas acciones, ahora en el lado derecho y usa la mano izquierda.

Dolor de mamas en hombres, un síntoma poco habitual

Aunque no es frecuente que los hombres se quejen de malestar en este tejido, es posible que se desencadene por condiciones transitorias e inofensivas. En la mayoría de los casos, el dolor desaparece tras un tratamiento con analgésicos. Si el malestar se hace persistente y parece empeorar con los días, lo indicado es consultar con un profesional. Un tratamiento temprano limita el riesgo de complicaciones.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.