Chips de boniato picantes: una receta que te encantará

12 Marzo, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Anna Vilarrasa
Boniato, papa dulce, camote o batata. Un alimento económico y muy versátil en la cocina cuyo consumo ha aumentado en los últimos años. Conocemos una divertida forma de introducirlos en la dieta.

Con esta receta de chips de boniato picantes tenemos un sustituto de las patatas fritas para comer en múltiples ocasiones. Son una buena opción para la merienda, el aperitivo o un acompañamiento ideal de la clásica hamburguesa.

El boniato es un tubérculo otoñal que se come casi siempre asado para disfrutar de su dulzor y textura cremosa. Pero como demuestra esta receta, existen más formas de prepararlo y poder introducirlo en la alimentación habitual.

Los chips de boniato picantes son originales y llamativos por su color. Pueden sustituir sin problema a las patatas fritas. Se cuecen al horno o en la sartén y el aderezo final abre un mundo infinito de posibilidades al gusto de cada uno.

Las propiedades del boniato

El boniato (Ipomea batata) es una planta cultivada por su raíz comestible. Es originaria de Latinoamérica, donde ya se consumía en la época precolombina. De allí pasó a Europa y hoy en día se conoce en muchos países alrededor del mundo.

Asado, en puré, frito, tostado como el pan o para cocinar brownies. Basta una ojeada a las redes sociales para ver cómo se ha innovado en el uso del boniato en la cocina. Pero además, se trata de un alimento saludable y con unos beneficios destacables. 

Gran parte de su composición nutricional es agua. Luego destacan los carbohidratos complejos (entre los que sobresale el almidón) y la fibra. El aporte de grasas y proteínas es pequeño, aunque tienen metionina, un aminoácido esencial escaso en alimentos vegetales. 

Su color anaranjado devela la presencia de betacarotenos que actúan como precursores de la vitamina A. Además, contienen otras vitaminas (como la C y algunas de grupo B) y minerales como el cobre, el hierro, el potasio y el manganeso.

Efecto antioxidante

Los radicales libres están relacionados con la aparición de algunos problemas de salud como la enfermedad cardiovascular y ciertos tipos de cáncer. Cuanto más vivo es el color del boniato (naranja, rojo o violeta), más betacarotenos y otros pigmentos antioxidantes contiene.

Fuente de energía duradera

Por su aporte principal de carbohidratos de absorción lenta es fuente de energía de mediano plazo. Como tal, es adecuado para niños en edad de crecimiento, estudiantes, deportistas o personas convalecientes.

Boniato asado.
El boniato tiene una expansión gastronómica llamativa, pues cada vez aparecen nuevas recetas con el producto.

Precursor de la vitamina A

La vitamina A tiene como principal forma activa el retinol, que se encuentra solo en alimentos de origen animal. Pero algunos vegetales aportan carotenos que el cuerpo transforma en retinol con la misma actividad y eficacia.

Esta es importante para el desarrollo de una visión normal y para evitar la ceguera nocturna. Además, es necesaria para mantener los tejidos y la piel sana.

Mejor salud intestinal

Por un lado, colabora en la regulación del tránsito intestinal por la fibra. Asimismo, aquella que no es digerida llega al colon intacta, para ser degradada por las bacterias intestinales. Como resultado, aparecen los ácidos grasos de cadena corta.

Además también se ha relacionado la ingesta de fibra con una menor incidencia de enfermedad cardiovascular y algunos tipos de cáncer.

Lee más: Fibra soluble y fibra insoluble: ¿cómo se diferencian?

Diabetes tipo 2

Algunos estudios vinculan la ingesta de boniato con una mejor regulación de la glucemia en sangre en diabéticos tipo 2. Sin embargo, por el momento no existe suficiente evidencia para usarlos como tratamiento dietético y mejora del control de la patología.

Receta de chips de boniato picantes

Conociendo sus beneficios, avancemos ahora a la primera receta, más clásica. Veamos sus ingredientes y el paso a paso.

Ingredientes necesarios

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • 1/4 de cucharadita de cayena en polvo.
  • 2 cucharadas de sirope de agave.
  • 3 boniatos grandes.
  • Sal y pimienta.

Paso a paso para elaborar los chips de boniato

  1. Antes de empezar, encender el horno y calentar a 230 grados centígrados. Después preparar una bandeja y cubrir con papel vegetal.
  2. A continuación lavar, pelar y cortar los boniatos en rodajas de medio centímetro. Colocar encima de la bandeja. 
  3. Mezclar en un cuenco pequeño el aceite, el sirope de agave y la pimienta de cayena. Untar las rodajas de boniato con el aliño y salpimentar al gusto.
  4. Asar los boniatos 8 minutos. Pasado este tiempo dar la vuelta y pincelar con el resto de la mezcla de aceite y sirope. Volver a introducir en el horno unos 7 u 8 minutos más, hasta que estén en el punto ideal de cocción: tiernos en el centro y crujientes por fuera. 
  5. En este momento ya están listos para servir. 

Otra forma de cocinar chips de boniato picantes

Vamos con la segunda opción de esta receta que añade algunos ingredientes más. Veamos.

Ingredientes para hacerlos en la sartén

  • 500 gramos de boniato.
  • 2 cucharadas de postre de orégano.
  • 1 cucharada de café de ajo en polvo.
  • 1/2 cucharada de café de pimentón picante.
  • 1 cucharada de café de pimentón de la Vera.
  • Sal.
  • 1/2 cucharada de café de pimenta blanca y 1/2 de jengibre en polvo.
  • Aceite de oliva.

Cómo prepararlos

  1. Pelar y cortar los boniatos en rodajas muy finas. Para ello es recomendable usar una mandolina, con el fin de obtener un corte perfecto.
  2. Poner a calentar el aceite en una sartén o en la freidora. Cuando esté bien caliente freír los chips de boniato. 
  3. Mientras tanto, preparar la mezcla de especias para sazonar. Unirlas todas en un mortero y picar. 
  4. Cuando el boniato está en el punto de crujiente deseado retirar del fuego. Dejar escurrir para eliminar el exceso de aceite y sazonar al gusto con las especias. 
  5. Antes de consumir dejar enfriar.
Chips de boniato para tentempié.
Para reemplazar los snacks poco saludables, unos chips de boniato son ideales y admiten diversas preparaciones para todos los gustos.

Más recetas: Cómo hacer chips de berenjena y otros vegetales

Últimas consideraciones para preparar chips de boniato picantes

Cualquiera de las 2 formas de preparar estos chips de boniato picantes son sencillas y rápidas de hacer. Con solo cortar, cocer y aderezar ya es suficiente. Pocos ingredientes y pocos utensilios.

A la hora de elegirlos hay que optar por los que tienen la piel sin golpes o magulladuras y son firmes al tacto. Se conservan bien en un ambiente fresco y oscuro y no es necesario meterlos en el refrigerador.

Para conseguir unos boniatos fritos bien elaborados es preferible usar aceite de oliva virgen, ya que aguanta mejor las altas temperaturas. Es necesario vigilar que no llegue a humear o quemarse y no es recomendable reutilizarlo.

Usar una mandolina para conseguir un buen corte es de mucha utilidad. Aunque es más cómodo y seguro, si no se dispone de una, tan solo un cuchillo bien afilado y un poco más de paciencia.

Los chips de boniato son un snack diferente para comer solos o mojados en algunas salsas (humus, babaganoush o dip de yogur). También se pueden servir como acompañante de una ración de carne o pescado. Incluso para dar un toque crujiente a una ensalada.

El boniato es un alimento de fácil digestión y sabor agradable. La mayoría de personas lo toleran bien y puede ser introducido en la dieta sin problema. Solo es necesario vigilar en caso de padecer cálculos renales o facilidad para formarlos, debido a su alto contenido en oxalatos.

  • Casal S, et al. Olive oil stability under deep-frying conditions. Food and chemical toxicology. Octubre 2010. 48 (19):2972-2979.
  • Cusumano C, Zamudio N. Manual técnico para el cultivo de batata (camote o boniato) en la provincia de Tucumán (Argentina). Programa Nacional hortalizas, flores y aromáticas. 2013.
  • Lattimer JM, Haub MD. Effects of dietary fiber and its components on metabolic health. Nutrients. Diciembre 2010. 2(12):1266-1289.
  • Noonan S.C, Savage G. P. Oxalate content of foods and its effect on humans. Asia Pacific Journal of Clinical Nutrition. Marzo 1999. 8(1):64-74.
  • Office of Dietary Supplements. Vitamin A. National Institutes of Health. Febrero 2020.
  • Peng Ooi Ch, Seng Cheong L. Sweet potato for type 2 diabetes mellitus. The Cochrane database of systematic reviews. Septiembre 2013. 2013(9):CD009128. 2015. 135(1):67-76.
  • SEDCA (Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación). Vitamina A. Junio 2019.
  • Sugiura M. [β-Cryptoxanthin and the risk for lifestyle-related disease: findings from recent nutritional epidemiologic studies]. Journal of the Pharmaceutical Society of Japan. 2015. 135(1):67-76.
  • Tanaka M, et al. Functional components in sweetpotato and their genetic improvement. Japanese Society Of Breeding. Enero 2017. 67(1): 52–61.
  • Topping D.L, Clifton P.M. Short-chain fatty acids and human colonic function: roles of resistant starch and nonstarch polysaccharides. Physiological reviews. Julio 2001. 81(3):1031-64.