Cistitis y relaciones sexuales

La cistitis es la inflamación urinaria causada por una infección. Son varios los factores que pueden originarla; entre ellos, figura la influencia de las relaciones sexuales. Te presentamos algunas medidas de prevención.
Cistitis y relaciones sexuales
Maricela Jiménez López

Revisado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 05 febrero, 2021.

Escrito por Carolina Betancourth, 02 febrero, 2018

Última actualización: 05 febrero, 2021

Una gran cantidad de mujeres sufren de cistitis después de tener relaciones sexuales con sus parejas. No es un problema grave, ni tampoco le ocurre a todas, pero su aparición produce cierto sentimiento de preocupación.

Esta enfermedad, que también se produce por otros factores, ocurre cuando la vejiga se inflama debido al crecimiento excesivo de bacterias en sus paredes. El contacto sexual, al facilitar la entrada de gérmenes hacia la vejiga, se ha convertido en una de las causas principales en casos recurrentes de infección. Te contamos más a continuación.

¿Qué es la cistitis?

Cistitis es el término médico con el que se hace referencia a la inflamación de la vejiga urinaria. Según una publicación de la Clínica Mayo, es una condición que ocurre cuando ciertas bacterias entran a las vías urinarias a través de la uretra y se multiplican.

Si bien ataca tanto a hombres como a mujeres, estas últimas son las más afectadas debido a su uretra corta. Desde allí, los microorganismos consiguen transportarse con más facilidad hacia el interior y ocasionan la infección.

Síntomas de cistitis

Los síntomas de la cistitis pueden variar en cada paciente, dependiendo de la severidad con la que se presenten. De acuerdo con información de National Health Services, sus manifestaciones clínicas incluyen  lo siguiente:

  • Necesidad urgente de orinar, que se presenta con frecuencia y en pocas cantidades.
  • Dolor o ardor al expulsar la orina.
  • Orina turbia y con olor fuerte.
  • Molestias en la región pélvica.
  • Sentimiento de decaimiento y cansancio.
  • Sangre en la orina.

Razones por las que el sexo puede provocar cistitis

Un gran número de mujeres sufre “cistitis poscoital” de manera recurrente. Las características propias del aparato reproductor femenino son el motivo por el que suele desarrollarse este tipo de infección. La cercanía del orificio vaginal y el ano, sumada a la uretra corta, permite que muchas bacterias pasen hacia las partes internas del sistema urinario.

pareja-sexo

Las relaciones sexuales con penetración vaginal pueden acabar en casos de cistitis, ya que, como lo indica un artículo de Harvard Medical School, la fricción durante el sexo suele irritar la abertura de la uretra. Cuando el coito es repetido e intenso, se puede generar una inflamación de la mucosa, lo que vuelve a estas áreas susceptibles al ataque de bacterias.

Adicional a esto, si no se tienen las precauciones necesarias, puede darse un caso de contaminación fecal en la zona íntima y urinaria, debido al contacto del miembro masculino con la zona rectal de la mujer. Por eso, es importante usar un nuevo preservativo al pasar del sexo anal al vaginal.

¿Cómo prevenir la cistitis al tener relaciones sexuales?

beber-agua

Para no tener que sufrir los molestos síntomas de la cistitis después de un encuentro íntimo con la pareja, las siguientes medidas preventivas pueden ayudar a disminuir significativamente el riesgo.

  • Incrementar el consumo de agua a no menos de 6 vasos al día.
  • Orinar antes y después del coito.
  • Lavar el miembro masculino antes de tener sexo vaginal si antes se practicó sexo anal.
  • Evitar las duchas vaginales.
  • Utilizar jabón neutro para lavar la zona genital después de la relación sexual.
  • Limpiar la zona íntima de adelante hacia atrás, para evitar el paso de bacterias desde el ano hasta el orificio vaginal.
  • Evitar el uso de lubricantes con base aceitosa, ya que pueden convertirse en foco de bacterias.
  • Utilizar ropa interior de algodón que no sea muy ajustada.
  • Consumir frutas y vegetales en mayor cantidad.
  • Tener cuidado al utilizar juguetes sexuales. Es aconsejable verificar sus materiales y seguir las indicaciones de limpieza.

Otras razones por las que se desarrolla la cistitis

Además de las relaciones sexuales, existen muchos factores que pueden hacer que se desarrolle una infección urinaria. Es importante aprender a reconocer qué podría estar causando esta afección para actuar de manera efectiva. A continuación, detallamos algunos de ellos.

Uso de anticonceptivos

Los anticonceptivos, tanto los de barrera como los orales, pueden producir una alteración sobre la flora vaginal y uretral. Esto favorece el ataque de los microorganismos infecciosos, que consiguen ingresar a la zona.

Como lo plantea un artículo publicado en la revista Farmacia Profesional, las hormonas que contienen las pastillas anticonceptivas y el uso de diafragmas y espermicidas, son factores que favorecen la aparición de infecciones urinarias.

Una mala higiene íntima

No tener buenos hábitos de higiene íntima puede influir en la aparición de infecciones. Esto se debe a que la flora vaginal sufre una alteración en su pH que, al dejar el área desprotegida, permite el ataque de los gérmenes.

Aguantar las ganas de orinar

Aunque no hay evidencia científica que respalde esta información, se dice que las mujeres que orinar después del coito ayuda a prevenir el riesgo de cistitis. Al parecer, esto se debe a que retener la orina contribuye al crecimiento de las bacterias que se alojan en la vejiga.

Para finalizar, vale la pena mencionar que sufrir esta infección después del sexo puede ser una razón para dejar de disfrutarlo con plenitud. Por eso, si el problema es recurrente, es primordial solicitar una revisión ginecológica para determinar cuál es el tratamiento más apropiado.