Clopidogrel: usos y efectos secundarios

El clopidogrel inhibe el complejo más importante para el fibrinógeno: el complejo glicoproteico GIIb/IIIa. La inactivación de este factor impide la unión del fibrinógeno a las plaquetas y, en definitiva, la agregación plaquetaria. Conoce más sobre él en este artículo.
Clopidogrel: usos y efectos secundarios
María Vijande

Escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande el 18 mayo, 2021.

Última actualización: 18 mayo, 2021

El clopidogrel es un medicamento anticoagulante, es decir, que ayuda a la prevención de la formación de coágulos de sangre y, en definitiva, a que se obstruyan las arterias.

De esta forma, el clopidogrel está indicado, principalmente, para prevenir coágulos sanguíneos después de que un paciente haya sufrido un ataque cardiaco o un accidente cardiovascular reciente. También se utiliza en personas que tienen algún problema en el corazón o en los vasos sanguíneos.

La dosis recomendada de este medicamento es de 75 miligramos una vez al día. Además, el tratamiento se debe iniciar con una dosis única de carga de 300 miligramos en el caso de que el paciente tenga un síndrome coronario agudo, excepto las personas que tengan más de 75 años con infarto agudo de miocardio y elevación del segmento ST.

¿Cómo y por qué se forman los coágulos?

Coagulación intravascular diseminada por erliquiosis.
La formación de coágulos en diferentes partes del organismo al mismo tiempo es peligrosa y lleva a cuadros mortales.

Los coágulos sanguíneos son masas que se presentan cuando la sangre se endurece, pasando de líquida a sólida. Dependiendo de dónde se forme el coágulo, se llamará trombo o émbolo.

La hemostasia es un proceso que mantiene la integridad de un sistema circulatorio cerrado y de alta presión después de un daño vascular. Hay dos tipo de hemostasia:

  • Primaria: engloba todos los procesos de formación del tapón plaquetario a través de la adhesión, activación, secreción y agregación de las plaquetas.
  • Secundaria: involucra la activación del sistema enzimático de coagulación, el cual tiene el objetivo de sintetizar trombina y fibrina para conseguir estabilizar el coágulo.

Una vez formado el coágulo, tiene lugar el proceso de la fibrinólisis. Durante este proceso, una vez se ha reparado el daño tisular, diferentes sistemas trabajan para tratar de remover los restos del coágulo.

Cuando estos sistemas de hemostasia y fibrinólisis se encuentran alterados es cuando aparecen los estados patológicos como las hemorragias o las trombosis, lo que conduce a las enfermedades cardiovasculares. Por otra parte, hay situaciones y factores que favorecen la formación de los coágulos, tales como:

  • Obesidad.
  • Sedentarismo.
  • Factores genéticos.
  • Después de una cirugía.
  • Personas que sufren cáncer.
  • Durante y después de un embarazo.
  • Enfermedades del hígado o del riñón.

Como medidas de prevención, es fundamental tener una vida activa, adoptar hábitos de vida saludables y evitar sustancias nocivas para el organismo, como el tabaco y el alcohol.

¿Cómo ejerce su efecto el clopidogrel en el organismo?

Para poder desencadenar su efecto anticoagulante, el clopidogrel tiene que activarse en el hígado. Es decir, primero se ha de metabolizar para generar la sustanciar realmente activa. Una vez formado el metabolito, esté inhibe de forma selectiva e irreversible la agregación plaquetaria.

Lo hace inhibiendo el complejo más importante para el fibrinógeno: el complejo glicoproteico GIIb/IIIa. La inactivación de este factor impide la unión del fibrinógeno a las plaquetas y, en definitiva, la agregación plaquetaria.

Como el metabolito del clopidogrel modifica de forma irreversible el receptor plaquetario, las plaquetas que se han expuesto a este medicamento van a estar alteradas de por vida. También inhibe la agregación plaquetaria inducida por otros agonistas.

Efectos adversos del clopidogrel

Al igual que todos los que están comercializados, este fármaco no está exento de producir efectos adversos. Entendemos efectos adversos como todos aquellos eventos indeseados y no intencionados que se pueden esperar en el tratamiento con un medicamento.

En este sentido, la tolerancia global de este medicamento que se ha observado en los ensayos clínicos y en los estudios realizados es buena. No obstante, la reacción adversa más característica de este tipo de medicamento son las hemorragias.

Hemorragia subdural o subaracnoidea

Las hemorragias notificadas se han observado, principalmente, durante el primer mes de tratamiento. En comparación con otros medicamentos como el ácido acetilsalicílico, el clopidogrel produce menos hemorragias gastrointestinales y dispepsia.

Sin embargo, aumenta el riesgo de sufrir diarrea y erupción cutánea. Otras reacciones adversas que se pueden producir bajo el tratamiento con este anticoagulante son los siguientes:

  • Púrpura.
  • Equimosis.
  • Hematoma.
  • Epistaxis.
  • Neutropenia.

Además, es importante tener en cuenta que el tratamiento concomitante de clopidogrel y ácido acetilsalicílico aumenta de forma considerable el riesgo a sufrir hemorragias, en comparación con la monoterapia.

¿Qué debes tener en cuenta sobre el consumo de clopidogrel?

En conclusión, el clopidogrel es un medicamento que se suele administrar con ácido acetilsalicílico para evitar la formación de coágulos en pacientes que han tenido un episodio cardiovascular. Si te lo han recetado, atiende a las indicaciones del profesional y, ante cualquier dudes en comentárselas. Bajo ninguna circunstancia tomes medidas sin consultar con el profesional, pues podría ser peligroso.

Además, es importante la supervisión médica para controlar los efectos adversos de este medicamento, sobre todo si se administra en combinación con otros anticoagulantes, ya que las hemorragias que pueden desencadenar son graves.

Recuerda que adoptar (y mantener) unos hábitos de vida saludables es la mejor forma de prevención de cualquier enfermedad. Y en caso de tener alguna duda (sobre el consumo de un medicamento o cualquier otro aspecto relacionado con tu salud), consulta siempre con el profesional sanitario.

Te podría interesar...
Un nuevo culpable de las enfermedades cardiovasculares
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Un nuevo culpable de las enfermedades cardiovasculares

Un estudio asegura haber encontrado otro gen culpable de las enfermedades cardiovasculares, el gen Tet2. ¿Quieres saber más? ¡Descúbrelo!



  • Bhatt, D. L., Fox, K. A. A., Hacke, W., Berger, P. B., Black, H. R., Boden, W. E., … Topol, E. J. (2006). Clopidogrel and aspirin versus aspirin alone for the prevention of atherothrombotic events. New England Journal of Medicine. https://doi.org/10.1056/NEJMoa060989
  • Dewilde, W. J. M., Oirbans, T., Verheugt, F. W. A., Kelder, J. C., De Smet, B. J. G. L., Herrman, J. P., … Ten Berg, J. M. (2013). Use of clopidogrel with or without aspirin in patients taking oral anticoagulant therapy and undergoing percutaneous coronary intervention: An open-label, randomised, controlled trial. The Lancet. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(12)62177-1
  • Wang, Y., Wang, Y., Zhao, X., Liu, L., Wang, D., Wang, C., … Johnston, S. C. (2013). Clopidogrel with aspirin in acute minor stroke or transient ischemic attack. New England Journal of Medicine. https://doi.org/10.1056/NEJMoa1215340