Clordiazepóxido: qué es y cuáles son sus efectos secundarios

El clordiazepóxido es un fármaco de la familia de las benzodiacepinas, usado como ansiolítico. Sigue leyendo y conoce cuáles son sus contraindicaciones y efectos secundarios.
Clordiazepóxido: qué es y cuáles son sus efectos secundarios
Franciele Rohor de Souza

Revisado y aprobado por la farmacéutica Franciele Rohor de Souza.

Última actualización: 04 diciembre, 2021

El clordiazepóxido pertenece a la familia de las benzodiacepinas. Es usado solo o como compuesto en diversos fármacos conocidos comercialmente con variedad de nombres, como Huberplex ®, Librium ®, Mitran ®, Librax ®, entre otros.

Es un agente ansiolítico que ayuda reducir la actividad eléctrica del cerebro. Por ende, se usa en el tratamiento de la ansiedad, el insomnio y para aliviar los síntomas derivados de la abstinencia al alcohol y otras sustancias adictivas.

A continuación conoceremos, con más detalle, qué es el clordiazepóxido, cuáles son sus características generales, para qué está indicado, cómo se usa, así como contraindicaciones y efectos secundarios. Se aclara que la intención de este artículo es solo informativa.

¿Qué es el clordiazepóxido?

El clordiazepóxido forma parte de la familia de las benzodiacepinas. De hecho, fue la primera que se descubrió, estudió y sintetizó dentro de este grupo. Aunque su hallazgo fue causal. Su fórmula es C16H14N3Cl.

Además de ingrediente activo, los medicamentos que contienen clordiazepóxido incluyen algunos excipientes. Entre estos se tienen a la lactosa, la sacarosa, el almidón de trigo, el talco, el dióxido de titanio o de silicio, el edetato de disodio, el estearato de magnesio, la polividona, la crospovidona, los copolímeros (metacrílico), la cera de abejas y algunos colorantes.

Su vida media es de 6 a 24 horas, aunque sus metabolitos pueden permanecer en el organismo por varios días. Esto varía con algunos factores, como la edad o si la persona padece insuficiencia hepática. El clordiazepóxido se elimina a través de la orina y las heces.

¿Para qué se recomienda el clordiazepóxido?

El clordiazepóxido es un medicamento que ayuda a reducir la actividad eléctrica anormal en el cerebro. Se usa como ansiolítico, antiespasmódico y antidepresivo.

En tal sentido, se recomienda para el tratamiento de trastornos relacionados con la ansiedad y la depresión. Asimismo, para la disminución de síntomas como el insomnio, la agitación o incluso en personas con síndrome de abstinencia por alcohol.

También se usa para tratar espasmos musculares de diverso origen, para el síndrome de intestino irritable y en el abordaje sintomático de otras afecciones relacionadas con el tracto gastrointestinal (gastritis, duodenitis, discinesia biliar) o urogenital (enuresis nocturna y vejiga irritable).

Clodiazepóxido es un ansiolítico.
El uso como ansiolítico es el más difundido de este fármaco, aunque tiene aplicaciones secundarias en diversas patologías.


¿Cómo se usa?

El clordiazepóxido se administra por vía oral, al igual que otras benzodiazepinas. Por lo general, viene en comprimidos recubiertos que van desde los 5 hasta los 25 milígramos (mg), dependiendo de la marca.

Se recomienda consumir la dosis mínima con la que se puedan controlar los síntomas. Para la ansiedad, el insomnio y los espamos musculares se sugieren de 10 a 30 mg, de preferencia dividiendo la toma en varias dosis, entre media hora y una hora antes de las comidas.

En el alivio sintomático por síndrome de ansiedad, la dosis puede ser más alta (de 25 a 100 mg/día), dividida en varias tomas y esperando un promedio de 4 horas para la siguiente dosis. Pero las personas con insuficiencia hepática, renal o respiratoria crónica no deben exceder los 5 a 10 mg/día.

Lo mismo se sugiere para pacientes debilitados y adultos mayores, quienes deben iniciar con dosis bajas, ya que pueden sufrir efectos anticolinérgicos. Es oportuno acotar que el clordiazepóxido no está indicado para niños menores de 12 años.

Por otro lado, no se recomienda para tratamientos por un período prolongado. A lo sumo, no se deben sobrepasar las 4 semanas. Y asimismo, al momento de suspender debe retirarse gradualmente.

Interacciones del clordiazepóxido

Este es un producto de uso delicado, que solo debe ser administrado bajo estricta supervisión médica. Se debe evaluar cuidadosamente y usar con suma precaución en pacientes con antecedentes de alcoholismo o adicción a las drogas.

En general, el clordiazepóxido interactúa con diversos fármacos:

  • Neurolépticos.
  • Antiepilépticos.
  • Opiáceos.
  • Barbitúricos.
  • Otros ansiolíticos.
  • Antidepresivos.
  • Antihistamínicos sedantes.
  • Relajantes musculares.
  • Ácido valproico.

La interacción con los fármacos antes mencionados puede provocar diversas reacciones, desde convulsiones hasta arritmias. Además, el uso concomitante con antiepilépticos hace más evidentes los efectos adversos y la toxicidad. Por ejemplo, medicamentos antiparkinsonianos aumentan los efectos anticolinérgicos; y con antitiroideos se incrementa el riesgo de agranulocitosis.

Si la persona está tomando clordiazepóxido y tiene que someterse a una cirugía, debe informar al médico. Este fármaco puede interactuar con la anestesia.

A su vez, el efecto sedante del clordiazepóxido es potenciado por el alcohol, así como por inhibidores del citocromo P450. Por otra parte, en los pacientes bajo tratamiento con antihipertensivos, bloqueadores de receptores beta y anticoagulantes, se desconoce la naturaleza y el alcance de las interacciones.



Contraindicaciones

Antes de comenzar a tomar este medicamento, hay que informar al médico si se es alérgico a las benzodiacepinas. En general, el clordiazepóxido está contraindicado en los siguientes casos:

  • Niños.
  • Mujeres embarazadas.
  • Personas con hipersensibilidad a las benzodiacepinas.
  • Miastenia gravis.
  • Apnea del sueño.
  • Epilepsia.
  • Insuficiencia respiratoria severa o insuficiencia hepática moderada a severa.
  • Glaucoma de ángulo cerrado,
  • Hipertrofia prostática.
  • Hipertiroidismo.
  • Trastorno bipolar:
  • Alcoholismo.

Este medicamento contiene almidón de trigo. Sin embargo, los niveles de gluten son bajos (0,1 microgramos por comprimido). Por tanto, no se considera probable que cause problemas a personas con enfermedad celíaca.

También contiene lactosa y sacarosa. Los pacientes con intolerancias hereditarias a estas sustancias, con deficiencias de lactasa o sacarasa-isomaltasa o con problemas de absorción de glucosa o galactosa, no deben consumir el medicamento.

Paciente celíaca puede tomar clodiazepóxido.
Los pacientes celíacos pueden consumir el fármaco porque el contenido de gluten es mínimo.

Efectos secundarios del clordiazepóxido

Los efectos secundarios del clordiazepóxido pueden presentarse por la interacción con otros fármacos, por el uso prolongado o por sí solos. Los más comunes son los siguientes:

  • Temblor.
  • Mareos.
  • Náuseas y vómitos.
  • Somnolencia.
  • Ataxia y  vértigo.
  • Debilidad muscular.
  • Disminución de la concentración y confusión.
  • Delirio y alucinaciones.
  • Resequedad en la boca.
  • Hipotensión.
  • Visión borrosa.

Adicción

Uno de los mayores riesgos del consumo de clordiazepóxido es que podría resultar adictivo, si bien el potencial de dependencia es bajo si se utiliza por períodos cortos. Pero se puede incrementar cuando las dosis son altas o el tratamiento se mantiene en el tiempo.

Al igual que sucede en otras adicciones, cuando se suspende el tratamiento se presentan síntomas de abstinencia. Por ello, se recomienda no consumir una dosis mayor ni más frecuente que lo que el médico indique. Tampoco se debe dejar de tomar repentinamente y sin autorización.

Situaciones de emergencia

Se debe llamar al médico o a servicios de emergencias si se manifiestan síntomas como zumbido en los oídos, ansiedad incontrolada, pérdida de memoria, temblores, espasmos, taquicardia, hormigueo en brazos y piernas, alucinaciones o deseos suicidas mientras se consume el fármaco.

Si se omite una dosis hay que esperar la hora de la siguiente y tomar la que corresponda. Es decir, no se debe duplicar ni tomar de más en compensación.

Los síntomas de sobredosificación con benzodiacepinas incluyen somnolencia, confusión y aletargamiento. En casos más graves puede haber ataxia, hipotensión y dificultad respiratoria.

En casos de ocurrir dicha sobredosis, si la atención es inmediata (antes de una hora), se puede inducir el vómito y realizar lavado gástrico, administrando carbón activado. El antídoto común es el flumazenilo.

Te podría interesar...
¿Qué son los síntomas extrapiramidales y qué los causa?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué son los síntomas extrapiramidales y qué los causa?

Los síntomas extrapiramidales son efectos que aparecen con el tratamiento antipsicótico. Te explicamos cuáles son y cómo se tratan.



  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. [en línea]. España: Ficha técnica Huberplex. 2021. [Fecha de acceso: 27-11-2021]. https://cima.aemps.es/cima/pdfs/es/ft/37620/37620_ft.pdf
  • Banchero P, Giachetto G. Agranulocitosis inducida por medicamentos. Arch. Pediatr. Urug.  2002;  73(2): 74-77.
  • López-Álvarez J, Zea Sevilla M, Ortiz L, et al. Efecto de los fármacos anticolinérgicos en el rendimiento cognitivo de las personas mayores. Revista de Psiquiatría  y Salud Mental. 2015; 8(1): 35-43.
  • Luna M, Hamana Z, Colmenares Y, Maestre C. Ansiedad y Depresión. AVFT. 2001;  20(2): 111-122.
  • Martín P, Hernández V, Rodriguez R, et al. Cierre angular agudo bilateral inducido por benzodiazepinas. Rev Cub Oftal. 2013; 26(3): 500-507.
  • Morillas Cunill R, Planas Vila R. Prescripción de fármacos en la insuficiencia hepática. FMC. 2010; 17(6): 427-34.