¿Cómo podemos conseguir el bienestar personal?

El bienestar personal puede ofrecernos esa calma y tranquilidad que podemos denominar «felicidad». Pero debemos trabajar para conseguir esto.
¿Cómo podemos conseguir el bienestar personal?
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 08 febrero, 2022

¿Qué es el bienestar personal? ¿De qué manera podemos sentirnos bien cada día? Nuestras emociones suelen llevar la voz cantante; por eso, no hay dos días iguales. Podemos encontrarnos muy activos y animados un día, y mañana ya no tanto. Nuestras relaciones personales, el trabajo y también el tiempo pueden influir mucho en nuestras emociones.

A veces, parece que no podemos tener pleno control sobre ellas o, al menos, gestionarlas de tal manera que no terminen arruinándonos un día maravilloso. Pero, antes de empezar, es fundamental que quede muy claro que aquí no existen trucos. Solamente mucho trabajo, pues no lograremos conseguir el bienestar personal de la noche a la mañana. Requerirá de un proceso.

¿Por qué es importante el bienestar personal?

El bienestar personal es fundamental para nosotros porque nos hace sentir con ganas, felices, animados y satisfechos. No importa que haya ocurrido algo que nos haya desestabilizado emocionalmente porque vamos a saber qué hacer para recuperar ese bienestar personal. ¿Qué es lo que nos brinda? Calma, paz y tranquilidad. La felicidad es otra cosa, aunque esto nos puede hacer sentir muy felices.



Ahora bien, disfrutar del bienestar no quiere decir que no vayan a surgir conflictos y problemas. Estos van a seguir apareciendo en nuestra vida porque forman parte de ella. El coche que se nos estropea y hay que llevarlo al taller, un compañero de trabajo que no está colaborando en una tarea o una tristeza que nos aborda porque ha pasado algo con una persona que nos ha dolido mucho.

Tranquilidad gracias a la coherencia cardíaca.
El bienestar personal nos hace sentir felices.

Sin embargo, a pesar de todas estas circunstancias inesperadas es posible seguir teniendo bienestar personal. ¿Cómo se consigue esto? Pues adoptando una serie de hábitos en nuestro día a día que nos permitirán conocernos mejor, respirar en aquellas situaciones que nos pueden sacar de quicio y mantenernos centrados y equilibrados incluso en los momentos más caóticos.

5 consejos para conseguir el bienestar personal

Hay muchos consejos para conseguir el bienestar personal que nos va a traer mucha paz y tranquilidad. No obstante, para que funcionen es indispensable llevarlos a la práctica a diario. Esto nos permitirá adquirir ciertos hábitos positivos que llevaremos a cabo de manera automática con el paso del tiempo. Vamos a ver cuáles son estos consejos.

1. Cuidar la mente y el cuerpo

Muchas personas se enfocan mucho en cuidar el cuerpo, pero ¿qué ocurre con la mente? Tras haber pasado por una pandemia hay mucha ansiedad, estrés y miedo que nos afecta a diario. Por lo tanto, además de practicar ejercicio físico y alimentarnos lo mejor posible, es importante acudir a un profesional de la salud mental para que nos ayude a cuidar nuestra mente. Esto se consigue al:

  • Gestionar mejor nuestras emociones.
  • Cuidar de nuestras relaciones.
  • Aprender a relativizar los problemas.
  • Parar los pensamientos rumiantes.



2. Disfrutar del presente

Quizá nos hemos encontrado en varias ocasiones pensando «ya iré de viaje», «ya empezaré a caminar un poco más por la naturaleza» o «ya haré eso que tanto me gusta».

La vida no espera, por lo que una adecuada gestión del tiempo es vital para disfrutar ahora, no mañana ni pasado. El día tiene 24 horas y siempre podemos sacar un rato para hacer algo que nos gusta.

Soñar con gatos puede relacionarse con la relajación
Disfrutar del presente es vital para el bienestar personal.

3. Vivir sin prisas

Nos encontramos en una sociedad en la que parece que hay que ir corriendo a todos lados y hacer muchas cosas. Pero ¿y si nos detuviésemos para no hacer nada por unos minutos? Meditar o hacer yoga, disfrutar de la lectura, sentarnos en un parque y observar nuestro entorno. Nos hemos olvidado de vivir y estamos siempre haciendo algo. Probemos a parar para mejorar nuestro bienestar.

4. Descansar bien

Desde la Clínica Universidad de Navarra (CUN) nos informan de que «dormir bien es fundamental para un buen estado de salud». Irnos a la cama a la misma hora y dormir las que nos hagan falta (que pueden ser 6 u 8 horas) es imprescindible. Tendremos más ganas de afrontar el día, ser más productivos y tener tiempo libre para vivir sin tener que correr.

5. Cuidar nuestras relaciones

Esto tiene mucho que ver con el punto 2 en el que hablábamos de no postergar las cosas que realmente nos importan. Las relaciones personales nos enriquecen, nos hacen sentir bien y nos permiten reforzar vínculos. Por lo tanto, no las dejemos para otro día y démosles la prioridad que merecen. Hacerlo nos ayudará a disfrutar más de nuestro bienestar personal.

Lograr el bienestar personal: una prioridad

No es difícil tener bienestar personal, pero sí es verdad que hay que tener muy claras las prioridades y gestionar adecuadamente el tiempo. Dejar para mañana tareas del trabajo puede restarnos tiempo para nosotros mismos o a las personas que queremos. Nuestra vida debe tener un equilibrio donde comer bien y hacer ejercicio sean cosas que hagamos casi automáticamente.

Al igual que nos lavamos los dientes cada día después de comer, todos los consejos mencionados no deberían dar lugar a dudas ni a la posibilidad siquiera de pasarlos por alto. Cuidar de nuestro bienestar personal es ahora más importante que nunca y nadie lo va a hacer por nosotros.

Te podría interesar...
10 hábitos que transformarán tu vida para siempre
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
10 hábitos que transformarán tu vida para siempre

Los hábitos que transformarán tu vida para siempre son aquellos que apuntan a aspectos que en verdad son relevantes y que inciden de manera visible...



  • Gable, S. L., & Haidt, J. (2005). What (and why) is positive psychology?. Review of general psychology, 9(2), 103-110.
  • Linley, PA, y Joseph, S. (2004). Cambio positivo después del trauma y la adversidad: una revisión. Journal of Traumatic Stress: publicación oficial de la Sociedad Internacional de Estudios de Estrés Traumático, 17 (1), 11-21.
  • Seligman, ME y Csikszentmihalyi, M. (2000). Psicología positiva: una introducción (Vol. 55, No. 1, p. 5). Asociación Americana de Psicología.
  • Vázquez, C., & Hervás, G. (2009). La ciencia del bienestar. Alianza.
  • Vázquez, C., Hervás, G., Rahona, J. J., & Gómez, D. (2009). Bienestar psicológico y salud: Aportaciones desde la Psicología Positiva. Anuario de Psicología Clínica y de la Salud, 5(1), 15-28.