Conmovedora historia de un niño que logró encontrar su hogar tras 25 años extraviado

La vida de Saroo parece de película, pues con 5 años de edad se perdió cuando regresaba a casa y no pudo encontrar a su familia sino 25 años después. Descubre qué ocurrió en todo ese tiempo.
Conmovedora historia de un niño que logró encontrar su hogar tras 25 años extraviado

Escrito por Génesis Romero

Última actualización: 24 octubre, 2022

La conmovedora historia de Saroo es el reflejo de la dura vida que han tenido algunos niños en el mundo. En este caso, era muy pequeño cuando se perdió  y logró encontrar su hogar después de 25 años. Para ese momento, claramente habían pasado muchas cosas.

Su vivencia fue tan asombrosa que parecía el guion de una película. Con tan solo 5 años se encontró solo y perdido. Se quedó en la calle y sobrevivió a los peores peligros . Desgarrador, ¿cierto? Aunque ya nos adelantamos un poco y revelamos que el final es feliz: después de 25 años, por fin logró encontrar su hogar.

La conmovedora historia de Saroo

Conmovedora historia de Saroo

Saroo trabajaba con su hermano mayor como barrendero de trenes en la India . Fue alrededor de este escenario donde ocurrió el momento que le daría un giro brusco a su vida.

“Era muy tarde, de noche. Bajamos del tren y estaba tan cansado que me senté en una estación y terminé quedándome dormido. Pensé que mi hermano iba a volver para despertarme, pero cuando abrí los ojos ya no estaba a la vista. Vi un tren delante de mí y creí que tal vez estaba en ese tren. Así que decidí subirme, supuse que encontraría a mi hermano”.

Luego de esto, Saroo no pudo conseguir a su hermano en los vagones. Como seguía muy cansado, se volvió a dormir y pasaron 14 horas más hasta despertarse. En ese momento, se dio cuenta de que se encontraba en la ciudad de Calcuta .

“Estaba absolutamente asustado. No sabía dónde estaba. Empecé a buscar gente y a hacer preguntas. Era un lugar muy aterrador. No creo que ningún padre o madre querría que su hijo de cinco años deambule solo por los barrios marginales y las estaciones de tren de Calcuta”.

Saroo estaba solo y perdido, pues no sabía cómo llegar a casa. Tampoco recibió ayuda de nadie y no tuvo más remedio que convertirse en uno de los miles de niños que pedían limosna en las calles .

A pesar de su corta edad, ya conocía un poco sobre los peligros de la vida. Esto era así debido a su experiencia trabajando en las vías con su hermano. Además, mientras vivió en la calle se volvió cada vez más astuto, desconfiando incluso de un hombre que le prometía techo, comida y ayuda para llegar a casa.

Solo y perdido

Dado que vivía en situación de vulnerabilidad, Saroo terminó en un orfanato. Allí fue adoptado por los Brierley, una familia de Tasmania.

Frente a este panorama, el niño aclara que aceptó el hecho de que estaba perdido y que no podía encontrar el camino de regreso a casa. Por eso, le terminó gustando la idea de ir a Australia.

Transcurrieron muchos años en los que el niño tuvo una vida llena de amor y tranquilidad en su nuevo hogar . Sin embargo, Saroo extrañaba a su familia biológica y quería hacerles saber que estaba bien. El problema era que al ser analfabeto cuando se perdió, ni siquiera podía recordar el nombre de su ciudad natal.

Por suerte, la vida moderna nos ofrece varias herramientas de localización útiles como Google Earth. A través de estas facilidades, Saroo comenzó a buscar su ciudad, tratando de activar su memoria visual infantil . Relató su estrategia para acercarse al lugar correcto:

“Multipliqué el tiempo que pasé en el tren, unas 14 horas, por la velocidad de los trenes indios, y llegué a una distancia aproximada de unos 1200 kilómetros”.

Luego dibujó un círculo en el centro de la ciudad de Calcuta, con el radio alrededor de la distancia que había encontrado en sus cálculos. Afortunadamente, esta estrategia funcionó, pues encontró el lugar que estaba buscando: Khandwa.

“Cuando lo encontré, empujé la computadora y explotó, simplemente apareció. Visité virtualmente la cascada donde solía jugar”.

La conmovedora historia de este chico nuevamente tuvo un giro inesperado. Al descubrir el lugar donde vivía antes, hizo las maletas y se fue a su antiguo hogar . Saroo deseaba con fervor y emoción volver a ver a su familia. Y cuanto más se acercaba, más recuerdos surgían.

Cuando Saroo encontró su hogar…

Saroo se dirigió al barrio de Ganesh Talai . “Cuando llegué a la puerta, vi una cerradura. Parecía viejo y en mal estado, como si nadie hubiera vivido allí durante mucho tiempo”, cuenta.

Con gran ansiedad, comenzó a preguntar por los miembros de su familia entre los vecinos. Al principio, no fue fácil conseguir una respuesta, pero el joven no había llegado tan lejos para darse por vencido. Saroo insistió con sus preguntas hasta que alguien se ofreció a llevarlo con su madre.

“Me sentí entumecido y pensé: ¿Estoy escuchando lo que creo que estoy escuchando?”.

La emoción de Saroo era indescriptible, ya que después de una historia tan conmovedora y dura, estaba volviendo a sus orígenes . Esperó mucho para poder entrar en contacto con su vida y su memoria de niño.

El deseo de volver a ver a su madre biológica se intensificó tanto como cuando tenía 5 años y se dio cuenta de que estaba totalmente perdido.

“La última vez que la vi tenía 34 años y era una dama hermosa. Había olvidado que el peso de la edad la afectaría. Pero la estructura facial seguía allí, la reconocí y dije: ‘Sí, eres mi madre’. Me tomó de la mano y me llevó a su casa. Ella no podía decirme nada. Creo que ella estaba tan entumecida como yo. Le costó entender que su hijo, después de 25 años, había reaparecido como un fantasma”.

la conmovedora historia de Saroo

Finalmente, madre e hijo se encontraron y, cuando pudieron calmarse, se pusieron al día sobre todo lo que había sucedido. Para ella, la vida tampoco había sido fácil. Su hijo menor se perdió y el mayor fue encontrado muerto en las vías del tren un mes después de la desaparición de Saroo.

Una historia conmovedora con un final feliz

Tras el reencuentro, Saroo supo que su madre nunca perdió la esperanza de volver a encontrarlo . Además, un adivino le había dicho que algún día los dos se volverían a ver.

En esta conmovedora historia, tanto Saroo como su madre siempre se pensaron. Cada uno tenía presente aquel amor y conservaban la esperanza de volver a encontrarse.

“Me quitó el peso de encima. Ahora duermo mucho mejor”

Sin lugar a dudas, algunas historias son tan asombrosas que parecen el guion de una película. En este caso, el relato fue tan impactante que llamó la atención de Hollywood.

Así fue como hicieron una película llamada Lion: A Journey Home , una adaptación de todo lo que sucedió en la vida de Saroo. Una gran vivencia inmortalizada con un filme que ahora da el ejemplo de resiliencia y amor.

Te podría interesar...
Padre ejemplar con Síndrome de Down luchó para que su hijo ingresara a la universidad
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Padre ejemplar con Síndrome de Down luchó para que su hijo ingresara a la universidad

Un padre ejemplar se esfuerza por darle el mejor futuro a sus hijos y les brinda el amor que tanto necesitan para enfrentarse a la vida.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.