6 consejos para acertar al comprar ropa de segunda mano

Comprar ropa de segunda mano es una moda que no debería pasar nunca. Son amplios los beneficios para el medioambiente y la economía.
6 consejos para acertar al comprar ropa de segunda mano

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 19 marzo, 2021

Última actualización: 19 marzo, 2021

Comprar ropa de segunda mano es bueno desde diferentes puntos de vista. En términos ambientales, contribuye a reducir y disminuir el desperdicio textil, así como el desecho de prendas que aún son útiles.

De igual forma, muchas personas pueden acceder a prendas de calidad a precios asequibles. A ello se suma que la economía ha encontrado en este nicho una alternativa para mantenerse a flote.

La compra de ropa de segunda mano se ha popularizado gracias al concepto de sostenibilidad que se hace cada vez más necesario en el mundo. Hace referencia a la capacidad de satisfacer nuestras necesidades sin comprometer los recursos que puedan necesitar las generaciones venideras.

Así las cosas, encontramos en la actualidad múltiples emprendimientos dedicados a recuperar la ropa de segunda mano para venderla en las mejores condiciones y precios. A estos se les han sumado marcas reconocidas, que han apostado por extender el ciclo de vida útil de las prendas que comercializan.

4 razones por las que debes comprar ropa de segunda mano

Sabemos que hay muchas dudas sobre por qué deberíamos alargar el ciclo de vida de las prendas de vestir. Aquí te dejamos 4 razones para despejar esas insquietudes.

1. Prendas únicas y soñadas

¡Entrar a un negocio de ropa de segunda mano es como entrar a una tienda de tesoros! Con el crecimiento de este mercado puedes encontrar prendas de moda y marca a precios increíbles.

Ahora bien, si eres de las personas que ama lo vintage, creerás que estás soñando. En estos almacenes hay prendas invaluables y que ya no se consiguen en primera línea, así que tómate tu tiempo para escoger.

Moda vintage en una tienda de segunda mano.
La ropa vintage suele ser la estrella de las tiendas de segunda mano, por lo que si es tu estilo, te encantarán.

2. Apoyas la economía local

La mayoría de tiendas de ropa de segunda mano son emprendimientos pequeños. Es decir, personas que soñaron con hacer empresa y están en proceso de crecimiento. Por ello, cuando compras en este tipo de lugares estás apoyando el crecimiento de la economía local.

En estas tiendas se suelen encontrar personas atentas y dispuestas a asesorarte. En su mayoría, son vendedores con amplios conocimientos en moda y marcas que pueden enriquecer tu proceso y también tu sabiduría en cuanto a moda y estilo se refiere.

3. Liberas el tráfico en los vertederos

Al comprar ropa de segunda mano libertas el tráfico en los vertederos de muchas maneras. Primero, al darle una nuevo chance a la ropa que está en buenas condiciones, evitas que termine saturando estos espacios de disposición de residuos.

Segundo, estarás comprando ropa que, en su mayoría, fue pensada para durar, es decir, se hizo con materias primas de calidad. Esto evita que adquieras ropa económica y de mala calidad que termina en la basura con pocos usos.

4. Cuidas los recursos ambientales

No porque lo dejemos al final quiere decir que sea menos importante. El consumo sostenible de ropa evita la explotación de recursos naturales como el algodón, el agua, la tierra y distintas fibras naturales para fabricar más y más prendas.

El principal factor de contaminación está en el proceso de teñido de los textiles, sean de origen natural o artificial. Estas últimas, de hecho, son más difíciles de teñir y suelen necesitar una gran cantidad de metales pesados y tóxicos. Estos componentes requieren, a su vez, de grandes cantidades de agua.

Consejos para acertar al comprar ropa de segunda mano

Seguro ya tienes claro por qué comprar ropa de segunda mano y por ello deseas saber cómo enriquecer tu proceso. Pues bien, aquí te tenemos unos 6 consejos que te ayudarán a elegir las mejores prendas de segunda.

1. Procura tener tiempo y paciencia

Como ya lo mencionamos antes, para comprar ropa de segunda hay que vestirse primero de paciencia. Sea que hagas tus comprar a través de alguna plataforma virtual o en tienda presencial, es mejor si vas con tiempo para buscar.

Estos mercados suelen albergar grandes cantidades de ropa. Por eso, si quieres elegir las joyas de la corona, tendrás que buscar, buscar y buscar. De esta forma, evitarás llevarte a casa algo con lo que no estás del todo cómoda.

2. Abre tu mente y no dejes que nada te aleje de las prendas

Estas tiendas de segunda suelen tener prendas vintage y muy, muy vintage. Por esta razón, debes tener una mente abierta. Si te ha gustado la prende, desvístete de prejuicios como “¿estará muy pasada de moda?”.

Lo importante aquí es ayudar al planeta, mientras obtienes esas prendas únicas que ya no se consiguen en tiendas de primera.

3. Recuerda que siempre es mejor comprar en compañía

Uno de los consejos que te damos, en especial cuando compras en tiendas físicas, es ir acompañada. Una buena amiga puede ayudarte a buscar las prendas más preciadas y contribuirá a decidir si es para ti o no.

Además, así podrás enamorar a más personas de la ropa de segunda y la voz se correrá entre los tuyos.

4. Revisa muy bien tus prendas

Aunque las tiendas de segunda suelen tener unos protocolos de aceptación y cuidado de la ropa destacables, no está de más que revises muy bien la ropa que vas a llevarte a casa. Fíjate en que los botones estén en buen estado, al igual que las cremalleras y pasadores.

Revisa la entrepierna de los pantalones; si están muy desgatadas y tienes piernas gruesas, puede que no sean la mejor opción. Fíjate en que no tenga manchas o descocidos graves.

Revisar las prendas en una tienda de segunda mano.
La revisación de las prendas se impone para no tener que volver a hacer una devolución o cambio.

5. Pruébate todo lo que elegiste

¡Esto es muy importante! No te lleves a casa prendas al ojo. Aprovecha que estás en compañía y toma en cuenta una segunda opinión.

No lleves prendas que no puedan quedarte; de seguro te dará pereza regresar a hacer el cambio. A los meses, terminará en la basura. Habrás perdido tiempo y negado la oportunidad a otra persona de alargar la vida útil de ese atuendo.

6. Lava la ropa antes de usarla

Lavar la ropa, nueva o usada, es fundamental. Al igual que tú, muchas personas han tocado las prendas y se las han medido. Así evitas contagios de diferentes microorganismos.

De hecho, los Centers for Disease Control and Prevention han señalado que la mejor manera de lavar la ropa, con fines de desinfección, es usar el modo más caliente en la lavadora y el ciclo de secado.

Comprar ropa de segunda mano es un mundo por descubrir

Como puedes darte cuenta, comprar ropa de segunda mano tiene grandes beneficios. Todos quedamos contentos, en especial nuestro planeta.

Como último consejo, te decimos que te dejes seducir por este espacio lleno de tesoros. Anímate a vender o intercambiar tu ropa y contribuye al crecimiento del mercado.

Te podría interesar...
5 consejos para personalizar la ropa
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 consejos para personalizar la ropa

Si buscas marcar la diferencia, personalizar la ropa es una buena opción. Descubre 5 consejos para hacerlo y no morir en el intento.



  • Cleaning and Disinfecting Your Home. Centers for Disease Control and Prevention. 2021.
  • Manual para el consumo responsable de ropa y complementos. Gobierno de Aragón.
  • Zarta Ávila, P. (2018). La sustentabilidad o sostenibilidad: un concepto poderoso para la humanidad. Tabula Rasa, (28), 409-423. Doi: https://doi.org/10.25058/20112742.n28.18