15 consejos para la limpieza de tu casa en verano

Poner el hogar en orden requiere de una buena planificación y de la participación de todos los miembros de la familia. Para cada quien, hay una tarea. ¡Haz la limpieza de tu casa en verano de la mejor manera!
15 consejos para la limpieza de tu casa en verano
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 09 julio, 2021.

Escrito por Andrea de los Angeles Salas Suarez, 09 julio, 2021

Última actualización: 09 julio, 2021

Todos soñamos con un ambiente pulcro, aunque en la práctica no siempre podemos dedicarnos como queremos a las labores domésticas. Lo cierto es que la limpieza de tu casa en verano es ideal, pues cuentas con un clima agradable, un sol resplandeciente para secar lo necesario y un tiempo de vacaciones.

¿Qué limpiar o por dónde comenzar? Tal vez son algunas de las preguntas que te haces. La buena noticia es que encontrarás las respuestas en este artículo con 15 consejos prácticos para que esta misión resulte un éxito.

1. Haz una lista de limpieza de tu casa en verano

La buena organización es fundamental para que el resultado sea el esperado. Por esto, comienza por hacer una lista detallada con todo aquello que quieres recoger, desechar y asear.

Toma en cuenta que hay áreas y objetos que limpias de forma frecuente, por lo que no implicarán tanto trabajo ni esfuerzo. Mientras que hay otras demasiado engorrosas o escondidas que suelen quedar por fuera; son estas en las que más debes enfocarte.

Anota el tiempo estimado que invertirás en cada zona y los días que tienes destinados. Haz una especie de calendario con metas reales, considerando las otras ocupaciones que tengas.

En tu listado no pueden faltar los utensilios y productos de limpieza, como escoba, pala, lampazo, balde y jabón.

2. Ventila tu casa

En estaciones como el invierno, las puertas y ventanas permanecen cerradas casi en todo momento. En consecuencia, es usual que aparezca humedad y malos olores. Por esta razón, es muy importante que permitas que el aire natural circule por todas las áreas por un par de horas.



3. Limpia las paredes y el techo

No solo es necesario barrer el piso. Las paredes y el techo también son receptoras de polvo. ¡No puedes ignorarlos! Basta con pasar una escoba por todas las superficies.

4. Organiza los armarios y los cajones

Si en los quehaceres diarios sientes flojera de adentrarte en los clósets y cajones, ¡descuida!, no eres el único. Pero llegó la hora de atenderlos a profundidad.

De este modo, saca todo, verifica el estado de las cosas y aparta lo que ya no utilizarás. Quita la suciedad de la madera, de los accesorios, de las gavetas, del piso y de los costados. Limpia muy bien todas las superficies, recordando ventilarlas.

Mujer limpiando un armario.
Organizar y limpiar los armarios son tareas que esquivamos, pero que podemos abordar con paciencia en verano.

5. Lava las alfombras y las moquetas

Estas piezas textiles tienden a acumular muchísimo polvo y mugre. Recógelas, sacúdelas o aspíralas, límpialas y sácalas el sol.

En este orden de ideas, es fundamental que consideres el tipo de material que estás tratando: fibras naturales, sintéticas o mixtas. Lo mejor es frotarlas con productos especiales. En caso de ser muy delicadas, contrata a una empresa o trabajador especializado.

6. Mueve todos los muebles

En el mantenimiento diario del hogar nos dedicamos a remover el polvo más notorio. Durante la limpieza de tu casa en verano debes mover los muebles, las sillas, las mesas, las peinadoras, los estantes y los escritorios.

Si el peso es muy grande, pide ayuda, pero no dejes de hacerlo. Te sorprenderás de la suciedad que encontrarás detrás y debajo del mobiliario.

7. No olvides los tomacorrientes y los interruptores

¿Alguna vez limpiaste los tomacorrientes? Pues la mayoría no lo hace. Estas piezas acumulan residuos pegajosos, manchas e incluso grasa, especialmente si se encuentran en la cocina.

Algunos tomacorrientes pueden estar escondidos detrás de algún estante o de la cama. Sin embargo, asegúrate de no usar un trapo muy mojado porque el agua podría entrar en contacto con la corriente y causar un accidente. Humedécelo con el limpiador y pasa otro paño seco de inmediato.

8. Limpia los rodapiés

Los rodapiés también son receptores de impurezas y sus manchas lo confirman. Límpialos sin interrupciones, por zona, para que ninguno se te pase por alto.

Dependiendo del material, escoge el mejor producto. Si se trata de cerámica, te servirá el jabón, pero si están elaborados de madera usa un limpiador especial adecuado.

9. Pule los cristales

Los cristales de las ventanas y algunas puertas se ensucian con las lluvias. Por su parte, los que corresponden a las mesas del comedor y los estantes suelen empañarse con las manos o llenarse de comida.

Puedes pasar un trapo con algo de desinfectante o limpiavidrios para asearlos. Fabrica uno casero con agua y vinagre blanco.

Hay quienes optan por limpiarlos con agua, bicarbonato y limón. Después sécalos muy bien con la ayuda de una bayeta de algodón o papel periódico.



10. Desmonta las cortinas y demás textiles

En un abrir y cerrar de ojos, las cortinas quedan plagadas de polvo, al igual que otras piezas textiles, como los manteles o los tapetes. Por esta razón, lavarlos debe ser una de tus metas.

Haz lo mismo con la ropa de la cama y aprovecha la oportunidad para lavar las almohadas. Lo indicado es cada tres meses. Asimismo, si tienes un sofá de tela combina vinagre con bicarbonato para asearlo.

11. Desinfecta los colchones

La cama es uno de los sitios en los que pasamos mayor cantidad de horas. No te imaginas la infinidad de ácaros, polvo y bacterias que están alojados en el colchón.

Por ello, es una regla asearlo dos veces al año, hasta que cumpla una década, a fin de garantizar tanto la salud como el descanso. El punto de partida es eliminar las manchas y el producto a utilizar varía en función de su origen:

  • Sudor: añade jugo de limón o un preparado de una parte de vinagre y cuatro de agua.
  • Vómito y orina: el limón tiene propiedades antisépticas. Al igual que rociar bicarbonato en polvo.
  • Sangre: el agua oxigenada es la más conveniente para remover los rastros de sangre. Solo debes aplicar un poco y, al ver las burbujas, retirar con un paño blanco.
  • Humedad: este tipo de manchas puede originarse por agua derramada o sudor. Para deshacerte de ellas hace falta sacar el colchón o pasarle un secador. Luego esparce una pequeña porción de disolvente y enjuágalo con agua tibia o caliente.

12. Desempolva las lámparas

¿No se te había cruzado por la mente? Pues incluye este objetivo en tu lista. Para lograrlo consigue una escalera y pasa un plumero con sumo cuidado.

13. Combate la suciedad de los baños y la cocina

Estas son las áreas de la casa que más se ensucian. La humedad, las bacterias, la grasa, los desperdicios y los malos olores están ahí casi siempre.

Desinféctalos con cloro o una mezcla natural a base de vinagre y esmérate con cada uno de sus accesorios. Cabe resaltar que debes usar dos bayetas únicamente para el inodoro; una para la parte de afuera y otra para la parte de adentro.

14. Lava los filtros de los acondicionadores de aire

Al finalizar la jornada, saca los filtros de los acondicionadores de aire de la casa o las rejillas y lávalos. Restriega las consolas o los ductos de aire con un trapo húmedo. Estos equipos acumulan polvo y suciedad.

15. Saca la basura de la vivienda

No querrás que todo tu esfuerzo se vea afectado por el pésimo olor de la basura. Los residuos del domicilio se deben clasificar, separar y depositar en un contenedor adecuado, como bien lo señala el libro “Limpieza doméstica”. Así tu casa quedará libre de basura innecesaria. Solo espera que el servicio de recolección la retire.

Consejos para distribuir las tareas del hogar durante el verano

El trabajo de la limpieza de tu casa en verano no puede ser de una sola persona. Las labores se comparten en familia y, de forma muy amorosa, cada integrante tendrá un rol en su espacio o según sus posibilidades.

Partiendo de la edad de los hijos, se les asignarán sus funciones:

  • 2 y 3 años: tender el mantel sobre la mesa y ordenar los juguetes en su dormitorio.
  • 4 y 5 años: colaborar para organizar la compra de comida y segmentar la ropa para lavar por colores.
  • 6, 7 y 8 años: aspirar, barrer el jardín, sacar de las papeleras la basura y secar y acomodar los platos.
  • Adolescentes: todo lo anterior y limpiar la habitación donde duermen.
Familia participa en la limpieza de la casa en verano.
Todos tienen una función en la agenda de limpieza. Es hora de participar y colaborar.

Apunta por una limpieza ecológica de tu casa en verano

Muchos de los artículos de limpieza del hogar son considerados tóxicos. La huella de la industria química se evidencia en las diferentes sustancias peligrosas que son liberadas al medioambiente en grandes cantidades. Las mismas se encuentran en el aire, el agua, el suelo y los alimentos, como advierte ONU Medio Ambiente.

En consecuencia, te invitamos a incorporar en tus prácticas de higiene productos naturales, ecológicos y biodegradables que te darán excelentes resultados. Además de la tranquilidad de estar contribuyendo con el bienestar del planeta entero.

Te podría interesar...
7 puntos claves para una limpieza óptima de tu hogar
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 puntos claves para una limpieza óptima de tu hogar

Una limpieza óptima del hogar impide la propagación de gérmenes y bacterias. Es un asunto de higiene y salud que no debes descuidar.



  • González M, Jurado T. ¿Cuándo se implican los hombres en las tareas domésticas?: un análisis de la Encuesta de Empleo del Tiempo. Rev Pano Soc. 2009: 65-81.
  • Solera M. Limpieza doméstica: Procedimientos y operaciones de limpieza en domicilios particulares. 1. ° edición. España: Editorial Ideaspropias; 2014.
  • Medina J, Escudero C, Moreno P, Payva J. Propuesta de servicios de limpieza a domicilio con productos ecológicos. Lima: Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas; 2017.