7 cosas que puedan aprender los niños de la Navidad

Diciembre trae más que jornadas de fiestas y regalos. Aprovecha estos días para compartir con los niños, jugar, enseñar tradiciones y promover valores.
7 cosas que puedan aprender los niños de la Navidad
Elena Sanz

Revisado y aprobado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 16 diciembre, 2022

¿Hay cosas que los niños puedan aprender de la Navidad? Sí, la gratitud es una de ellas; la salud, la familia, los amigos y, por qué no, también los regalos, son motivos para agradecer. Durante esta temporada es propicio fomentar el aprendizaje en la infancia.

Otras maneras de enseñar en las fechas decembrinas tienen que ver con actividades didácticas. Hacer manualidades, entender el significado de la Nochebuena y escuchar canciones tradicionales son algunos ejemplos.

Aprovecha que las emociones están a flote para nutrir los conocimientos, compartir con la familia y demostrar a los niños que la esencia de las Navidades trasciende lo material.



Cosas que los niños pueden aprender de la Navidad

A medida que los niños crecen, ganan mayor consciencia de lo que representa la Navidad. Lo común es que asocien la celebración con la llegada de Papá Noel y de los Reyes Magos.

Mientras arriba el 25 de diciembre y, más tarde, el 6 de enero, utiliza el ínterin para que lleven a cabo tareas divertidas y pedagógicas, aparte de cultivar en ellos valores y virtudes. Proponemos enseñanzas como las siguientes.

1. Ronda de agradecimientos

Ya hablamos de la gratitud, un valor aplicable en cualquier momento. Pero en Navidad es bueno destacar que lo más importante para agradecer no son los regalos, sino el esfuerzo y la ilusión con la que se lograron los obsequios, así como la buena salud, estar en familia y pasarla bien.

En Nochebuena, sugiere una dinámica en la que cada niño y el resto de los presentes manifiesten las razones para dar las gracias.

Con relación al agradecimiento, diversos estudios coinciden en que se trata de una actitud que ayuda a las personas a ser más felices, a mejorar sus relaciones y ser más positivas. Aviva este atributo desde la infancia y colabora con la crianza de un adulto feliz.

Gratitud por Navidad en una niña.
La gratitud va más allá de los regalos. Agradecemos lo bueno de la vida, sobre todo lo inmaterial.

2. Ejercicios de consciencia

El último mes del año se presta para crear un balance de las travesuras, los avances en la escuela y el comportamiento en casa, acciones de peso para plantearse propósitos de Año Nuevo.

Explica a los niños en qué consiste un ejercicio de consciencia, con ejemplos sencillos. Recordar un día en el que no se haya portado tan bien o qué tan responsable fue, son aspectos que puede incluir en su recuento.

A partir de sus experiencias se propone lo que debe cambiar, mejorar o fortalecer en el periodo por venir. Esta herramienta es útil para toda la vida y es una de las tantas cosas que pueden aprender de la Navidad.

3. Donar y compartir

Los Programas KITS reseñan que demostrarles a los niños la importancia de compartir, motiva a que lo hagan mayor frecuencia. Plantea el uso de frases como las que mencionamos a continuación:

  • «¡Compartir es divertido!».
  • «Compartir te hace sentir bien».
  • «Cuando compartes, haces sentir bien a otros».
  • «Compartir es una buena manera de ser un amigo».
  • «Cuando compartimos, es más probable que otros compartan con nosotros».

¿De qué modo hacerlo? Anima a los niños a incluir a sus amigos en las cartas a Papá Noel y a los Reyes Magos. Igualmente, revisen juntos si hay juguetes en buen estado que ya no utilicen y dónenlos a quienes les haga falta.

4. Juegos para desarrollar el pensamiento

Trabalenguas, chistes y adivinanzas amenizan las fiestas navideñas, sobre todo si permites a los niños exponer sus ideas. A través de estas dinámicas enriquecen el vocabulario, aplican la lógica y desarrollan el pensamiento.

En un juego con adivinanzas o acertijos navideños para niños, los participantes dan pistas y aguardan a que el contrincante las solucione. Procura que el reto contenga palabras o personajes alusivos a las fiestas; por ejemplo:

  • «¿Quién será, quién vendrá, todo vestido de rojo en su trineo por Navidad?».
  • «Es redonda, con platillos de oro y plata. Sonará por Navidad y la golpeas sin parar».
  • «Somos pequeñas y redondas, y te daremos suerte si con la medianoche te comes doce».

5. Lecturas navideñas

Las historias alusivas a la temporada son entretenidas y educativas. Los cuentos de Navidad resultan una gran ayuda para aprender tradiciones y saber cuál es el sentido y el espíritu de la celebración.

El origen de la Corona de Adviento, el nacimiento del Niño Jesús, la leyenda de los Reyes Magos y cientos de relatos contemporáneos conforman un exquisito menú de cuentos infantiles apropiados para las fiestas.

Educared acota que la lectura potencia la imaginación, contribuye al aprendizaje, favorece la concentración y es divertida. Por su parte, la Fundación Salud Infantil dice que animar a la lectura diaria es conveniente para que se convierta en una actividad normal y habitual.

No dejes que diciembre sea la excepción e invita a los niños a leer. Puedes comprar los libros, solicitarlos en bibliotecas o buscar en internet; las opciones abundan.

6. Canciones tradicionales

Los villancicos son característicos de las navidades. Si los niños detallan estas canciones, comprenderán la historia de la Navidad, ya que todas las letras hacen referencia a los hechos.

Descarga listas de reproducción con canciones de esta temporada exclusiva para niños. Si dominan la lectura, entonarlas en karaoke será entretenido.

Canciones de Navidad para cantar con niños.
Las canciones navideñas nos pueden enseñar valores y tradiciones.

7. Manualidades

La revista Para el Aula resalta a las manualidades como un estimulante para las destrezas del aprendizaje infantil, capaces de determinar habilidades motoras finas y gruesas, a la par de permitirles a los niños proponer nuevas situaciones para crear.

Entre las cosas que los niños pueden aprender en Navidad está la fabricación de adornos para colgarlos en el árbol o ubicarlos en cualquier sala de la casa. Usen material reciclado y dejen volar la imaginación.

Con paletas de helado, pintura y brillantina diseñen hermosos mini pinos. Busquen ramas secas y armen coronas, rellenen medias y confeccionen coquetos muñecos de nieve. Hay muchas ideas para hacer decoraciones con los niños.



Importancia de la Navidad en la infancia

Es un error dejar pasar la oportunidad que ofrece la Navidad para contribuir con la educación infantil. El arte, la música y la historia son materias con las que, a través de dinámicas lúdicas, fortaleces la cultura y la celebración de diciembre.

Además, la convivencia durante las fiestas navideñas afianza el apego, ya que suelen ser días en los que las emociones están a flor de piel. Asimismo, diciembre llega cargado de nostalgia y de alegría, sentimientos primordiales en la formación de recuerdos que los niños atesoran a lo largo de la vida.

Te podría interesar...
7 decoraciones navideñas para hacer con los hijos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 decoraciones navideñas para hacer con los hijos

Hacer decoraciones navideñas con los niños es un buen pasatiempo con el que se divierten, aprenden, crean recuerdos y cultivan una tradición.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.